Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 14 de mayo de 2016

Barei, otra decepción con su 'Say Yay'


La final de Eurovisión, en imágenes








  • La española busca remontar los adversos pronósticos en una final de Eurovisión con favoritismo ruso y ucraniano, y con Australia y Francia como otros posibles candidatos al triunfo

  • La música 'dance' y una explosión visual inicial abren una gala que ha contado con la presencia de Justin Timberlake

La representante española en la final de Eurovisión, Barei, ha hecho vibrar a Europa con su interpretación en el Globen de Estocolmo, donde busca remontar los adversos pronósticos en una edición del festival con favoritismo ruso y ucraniano, y con Australia y Francia como otros posibles candidatos al triunfo.

El "funky" pegadizo de 'Say Yay!' y una buena puesta en escena son las armas de la madrileña para tratar de conquistar Europa.
La gala ha comenzado a ritmo de música 'dance' y con una explosión de luces y efectos visuales para el desfile de los participantes.
Petra Mede y Mans Zelmerlow, brillante ganador de la última edición del festival, han ejercido como maestros de ceremonia de la final, que ha contado con la destacada presencia de Justin Timberlake antes de las decisivas votaciones.
Bélgica, uno de los fundadores del festival, República Checa, Países Bajos y Azerbaiyán han sido los encargados de abrir la gala. Este último país con la actuación de la espectacular Samra, una de las mujeres de la noche, que ha interpretado un tema protesta contra las exigencias de la vida moderna.
Uno de los momentos más esperados de la noche ha llegado con la intervención del francés Amir, un soplo de aire fresco para una de las potencias del festival, que acumula fracasos en los últimos años y que este año aspira a la vistoria final de la mano de 'J'ai cherché', elegida como lacanción favorita de los seguidores del festival.
Por su parte, Australia no ha decepcionado a todos aquellos que la sitúan entre las favoritas con la potente balada 'Sound of silence'. El país oceánico desembarcó el año pasado en Eurovisión como país invitado y en esta edición vuelve a competir con una candidatura aún más potente que la de 2015, la de la joven cantante de origen surcoreano Dami Im.
España ha actuado en decimonovena posición, antes que Letonia y después de Rusia, favorita indiscutible en las apuestas desde hace semanas gracias a los espectaculares efectos visuales que adornan la interpretación del 'You are the only one', de Sergey Lazarev, un alarde de despliegue tecnológico.
El favoritismo de Lazarev se podría ver amenazado por la animadversión de la comunidad gay -cuyo voto pesa bastante- hacia Rusia, a causa de las leyes que prohíben la propaganda homosexual en ese país, y por la tendencia al alza de otras candidaturas, entre ellas Ucrania.
La tensión entre ambos países a causa del conflicto bélico en Ucrania se ha trasladado en los últimos años al festival y Kiev ha concursado en Estocolmo con un tema que tiene como trasfondo las deportaciones de los tártaros de Crimea -península ucraniana anexionada por Rusia en 2014- durante el estalinismo e interpretado por la tártara Jamala.
Según el portal Oddschecker, que recopila información de una veintena de casas de apuestas, Barei acabaría decimoséptima, un puesto que mejoraría el número 21 logrado el año pasado en Viena por Edurne, pero lejos del décimo lugar, el mejor puesto alcanzado por España (en tres ocasiones) 
Publicar un comentario