jueves, 17 de enero de 2019

Rosa María Mateo sustituirá a Errejón en la candidatura de Podemos a la Comunidad de Madrid.


JP Logística

Errejón va a seguir en Podemos mientras mantiene sus planes de impulsar a nivel regional la plataforma Más Madrid junto a Carmena.
Sin embargo, Podemos cree que Errejón se ha situado ya fuera del partido al impulsar un nuevo proyecto.

Iglesias, "tocado y triste" por la maniobra de Errejón: "No doy crédito, siento vergüenza"

El diputado y candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha asegurado este jueves que sigue siendo el candidato de la formación 'morada' y que "no hay contradicción en ir de la mano" a los comicios con la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena.

Errejón se ha expresado así en una entrevista en la Cadena Ser horas después de anunciar que concurrirá a las elecciones autonómicas bajo las siglas de Más Madrid, la plataforma de Carmena.

"No existe la menor contradicción. Los inscritos me hicieron una encomienda y un encargo. Eso no se hace solo con los que están ya convencidos", ha asegurado Errejón para después señalar que desde Podemos "nadie" le ha comunicado que ha dejado de ser el candidato.

Pese a la carta publicada este mismo jueves por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en la que anuncia su intención de competir contra Errejón tras una "maniobra" que le "avergüenza", el hasta el momento candidato de los 'morados' se siente legitimado.

"No sé si lo comparte", ha señalado Errejón, que ha defendido la confluencia con Carmena. "Lo hemos hecho en muchos sitios. Podemos elige candidatos que concurren en plataformas más amplias en otros lados. Yo soy el candidato de Podemos y no hay contradicción en caminar de la mano con Manuela Carmena. Que me informen si hay contradicción", ha añadido.


"Íñigo no es Carmena"
"Deseo suerte a Íñigo en la construcción de su nuevo partido con Manuela, pero Podemos tiene la hoja de ruta que marcaron los inscritos y que se decidió en nuestras asambleas ciudadanas", había asegurado Iglesias en su respuesta a Errejón.

"Cuando las cosas se quieren decir, se dicen claras", le ha respondido el propio Errejón, que ha recordado que "siempre" ha "trabajado en Podemos". El cambio ahora, según ha explicado, es que a Podemos, Izquierda Unida y Equo se le suman las siglas de la plataforma de Carmena.

Para el que fuera uno de los fundadores de Podemos, su anuncio no debería haber cogido por sorpresa a nadie, ya que su intención de confluir junto a la alcaldesa de la capital era pública y notoria. "Uno de mis defectos es que soy previsible. Esta reflexión la he hecho en artículos, en entrevistas y dentro de Podemos. Aquí no hay secreto alguno", ha aseverado.

Por todo esto, Errejón ha defendido que tras "el toque de atención en Andalucía", es "importante tender la mano y hablar a ciudadanos que vienen de lugares diferentes". "No puede ser que sigamos como si nada. A Podemos le fortalece ir con Carmena", ha sostenido, para después remachar: "En la política española sobra la vociferación y la imposición, y hace falta cooperación".

Enigmático y curioso. ¿Por qué poseen grandes huecos los rascacielos de Hong Kong?


Por qué los rascacielos en Hong Kong poseen enormes agujeros en sus estructuras

JP Logística
Es probable que aquellos que nunca hayan estado en Hong Kong no sepan que en casi todos sus rascacielos y edificios hay un agujero que realmente es muy visible en algún lugar de la estructura. ¿Cuál es el motivo de este detalle?
Repulse Bay es un moderno rascacielos de Hong Kong en el que hay apartamentos muy lujosos. El gran agujero que destaca en su fachada ha incrementado su popularidad. Sin embargo, lo mismo ocurre en muchos otros: un montón de los edificios que bordean la costa de Hong Kong cuentan con estos curiosos huecos.

Feng shui y arquitectura

¿Por qué motivo? Hay quien comenta que la razón de ser de estos agujeros es el feng shui, el antiguo método chino para atraer la buena fortuna y la felicidad teniendo en cuenta el entorno en el que vive una persona. Según dicen, los agujeros serían una especie de puerta para dejar pasar a los “dragones espirituales”, los cuales viven en las colinas que se encuentran más allá de los rascacielos. El hecho de bloquear a los dragones el paso hacia el mar podría ser la causa de muchas desgracias.
No obstante, también existen otras razones que no son espirituales. En el caso del Repulse Bay, por ejemplo, esta peculiar forma en la estructura se debe a su estética vanguardista, la cual hace posible que por un lado se vea el mar y por el otro las montañas. Aparte de eso, también es un modo de adaptar una construcción a su entorno e incluso convertirla en un símbolo, al mismo tiempo que los agujeros dejan entrar más luz en el interior del edificio.

edificios barrera
Los “edificios barrera”

A partir del año 1980, en Hong Kong se empezaron a construir grandes rascacielos uno al lado del otro, lo que denominaron “edificios barrera”. En consecuencia, todavía aparecieron más agujeros en el paisaje arquitectónico de la urbe. ¿Con qué finalidad?
Estas construcciones aumentaron porque el gobierno comenzó a priorizarlas, ya que las consideraba como pilares del desarrollo económico del país. Estos edificios se diseñaron pensando en aprovechar al máximo todo el terreno disponible y, de esta forma, obtener mayores beneficios.
Cuando se construyeron muchos edificios de este tipo, los vecinos que vivían junto a ellos empezaron a quejarse porque esos colosos bloqueaban la ventilación y también las vistas. Debido a las protestas continuas, los constructores se sintieron presionados. Pocos años más tarde, se estableció un plan en el que se presentaban directrices determinadas sobre la correcta ventilación y que todas las construcciones financiadas por el gobierno debían cumplir.

Estas nuevas regulaciones propiciaron la existencia de esos huecos en los grandes edificios, que ya pasaron a ser una norma.

Por lo tanto, estos peculiares agujeros existen por razones muy diversas: significan una solución en los espacios muy poblados, son una cuestión de diseño vanguardista, mejoran el feng shui e incluso ceden el paso a los “dragones espirituales”.

miércoles, 16 de enero de 2019

La lozana andaluza, Susana Díaz, víctima de su “tontuna” abandona San Telmo.



La histórica investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla en Andalucía culminó ayer la composición de un Parlamento en el que casi todos los partidos tienen clara su nueva posición. Los diferentes líderes desfilaron por la Cámara enarbolando sendos discursos con los que despejaron cuál será su actitud para con el Ejecutivo y sus principales líneas de actuación en la legislatura. Salvo Susana Díaz. La ya ex inquilina del Palacio de San Telmo se mostró incapaz siquiera de escenificar el papel que le corresponde, al menos por número de escaños: el de líder de la oposición. Porque Díaz se encuentra perdida en su propio laberinto. Tras encabezar un escrache al Parlamento, acudió ayer al mismo para reconocer que "hay una mayoría parlamentaria legítima" y al momento tachar al nuevo Ejecutivo de "gobierno de involución". Las verborreicas contradicciones de la ex presidenta son uno de los síntomas que evidencian su confusión. En un debate de investidura serio, en el que cada formación abordó políticas concretas, la socialista supuso la cuota más demagógica junto a Teresa Rodríguez. La desorientación de Díaz a la hora de centrar sus discursos es comprensible, dado el nerviosismo a flor de piel. Incluso su continuidad en el cargo está en cuestión.

lunes, 14 de enero de 2019

Susana Díaz admite que solo hay 3.500 enchufados en la Junta de Andalucía.


JP Logística

El Gobierno en funciones de la socialista Susana Díaz ha desvelado ahora los secretos que lleva años guardando sobre el sector público andaluz y la conocida como 'administración paralela', compuesta por la tupida red de empresas públicas, fundaciones y agencias que han servido a los socialistas para colocar afines y enchufados. Precisamente el PP y Ciudadanos pretenden poner en marcha una gran auditoría sobre este asunto en cuanto formen el gobierno que finiquitará los 36 años y medio del PSOE en el poder. Después de años de opacidad, la Oficina del Portavoz del Gobierno andaluz ha difundido un documento de 57 páginas en el que se analizan los puntos más polémicos sobre la gigantesca función pública andaluza. 

El informe revela que hay 270.101 empleados a sueldo de la Junta, entre ellos 43.641 adscritos a la Administración general, 96.451 docentes no universitarios, 95.184 en instituciones sanitarias, 7.521 de la administración de justicia y 27.304 en el sector instrumental o 'administración paralela' (el 10,1% del total). Finalmente, en el conglomerado de empresa pública y fundaciones hay más trabajadores de los que inicialmente se creía. Los sindicatos barajaban la cifra de 24.000 empleados y los presupuestos del año 2018 de la Junta de Andalucía recogían que había 23.899 empleados en nómina. Ahora, el Gobierno en funciones de Susana Díaz afirma que en realidad son 27.304, exactamente 3.405 más de los consignados en las cuentas públicas.El documento también detalla que hay 2.137 funcionarios en puestos de libre designación, también conocidos como 'a dedo', en la Administración general, 148 contratos de alta dirección en el sector público instrumental, 239 eventuales y 273 altos cargos. Sumados estos tres últimos resultan los 660 que cesarán de forma automática con el nuevo gobierno, como explicó Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente de la Junta en funciones. Estas cifras han sido el secreto mejor guardado de los sucesivos gobiernos socialistas. El Sindicato Andaluz de Funcionarios tuvo que ir a los tribunales y litigar durante años para que le facilitaran el listado de efectivos reales que había en la Junta. Pretendía poner al descubierto a los posibles enchufados, los privilegios de los que disfrutan y otras situaciones anómalas, como por ejemplo los conocidos como empleados 'fantasma' con nómina de la administración andaluza, pero que nunca acudieron a su puesto. 

Trabajadores 'fantasma'. Ejemplos ya conocidos de trabajadores 'fantasma' son Luis Guerrero, miembro de la ejecutiva del PSOE de Málaga que durante tres años figuró y cobró como director del Centro Andaluz de Flamenco sin pisar el despacho, y el histórico ex alcalde socialista del municipio sevillano de Lebrija, Antonio Torres, que cobró durante 11 años 535.000 euros de una fundación de la Junta sin ir a trabajar. Fue en la polémica Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), ahora objeto de investigación judicial en el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla por los desvíos de fondos públicos en clubes de alterne.Ahora, y a pocos días del desalojo del PSOE del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, Susana Díaz se anticipa y revela las verdaderas cifras sobre la "mastodóntica" -en palabras de Juan Marín, líder de Cs y futuro vicepresidente de la Junta- función pública andaluza que, sin duda, habrían dado munición contra ella y su equipo al nuevo gobierno del PP y Cs. La estrategia es clara y se asemeja a la seguida por el PSOE en los ERE o el pufo de la Faffe. 

Cuando afloren los datos más escandalosos, Díaz podrá decir que fue ella quien los puso sobre la mesa. "Yo denuncié primero", es el mantra que repite en los ERE y la Faffe. Con independencia de la estrategia que inicie Susana Díaz, el gobierno del cambio que impulsan el PP de Juan Manuel Moreno y la formación 'naranja' de Marín pretende poner orden en la función pública andaluza y terminar con los "chiringuitos" que han servido al PSOE para colocar afines y enchufados. Pero antes de eso tienen que saber a qué se enfrentan. El segundo punto de las medidas acordadas días atrás por el PP y Cs para los cien primeros días de gobierno recoge encargar "una auditoría integral" a la Cámara de Cuentas de Andalucía sobre "todo el gasto" de la Junta, "incluidos sueldos, gastos corrientes y transferencias, tanto en la Administración como en el sector público instrumental, con el objetivo de reducir y reorientar el gasto superfluo". El punto 3 de las medidas del futuro bipartito de PP-Cs prevé aprobar un decreto ley para "centralizar la dirección, supervisión y evaluación" de todas las entidades "dispersas" de la 'administración paralela', con el doble objetivo de "eliminar" todos los entes que se consideren "innecesarios" o que se hayan visto "expuestos a la corrupción", así como para garantizar su "despolitización" 

Los casos de corrupción ya conocidos también se abordarán. Las medidas para los cien primeros días incluyen la presentación "conjunta", por parte del PP y Cs, en el Parlamento de Andalucía de la solicitud de creación de una comisión de investigación de la Faffe. "Igualmente estableceremos los mecanismos necesarios para garantizar la recuperación del dinero defraudado con los ERE", dice el punto 7 del acuerdo.Otra medida relacionada con la función pública es que el PP y Cs pretenden aprobar un proyecto de ley de "despolitización" de la Junta de Andalucía que garantice la "profesionalidad, imparcialidad, responsabilidad y honestidad" de todas las personas al servicio de las instituciones públicas andaluzas. Para ello, restringirán el sistema de libre designación, "generalizando el sistema de concurso de méritos para la provisión de puestos de trabajo en la Administración andaluza". También pretenden "definir" una figura de los directivos públicos, de carácter técnico, que serán elegidos siempre por concurso público, abierto y transparente por un período de seis años entre personas con experiencia y formación acreditadas para el desempeño del cargo y estarán sujetos a una evaluación continua de su desempeño. 

Ahora hay 148 directivos en el sector instrumental con contratos de alta dirección y sueldos fuera de convenio. En el documento difundido por el Gobierno de Susana Díaz se precisa el listado de entes de la 'administración paralela' y el número exacto de trabajadores que hay en cada una de ellos. La cifra más abultada es la de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, donde hay 4.868 empleados. La Fundación Andalucía Emprende cuenta con 936; la RTVA, 1.458; y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera, 1.538.Libre designación. El gobierno socialista en funciones justifica que haya 2.137 empleados públicos en puestos de libre designación, también conocidos como 'a dedo', que ocupan funcionarios de la confianza del político de turno. "No se ajusta a la realidad la imagen social que se pretende dar de que se trata de puestos ocupados de manera arbitraria o por personas ajenas al cuerpo de funcionarios", ya que "se procura la cobertura de estos puestos especiales" con los funcionarios "más preparados para cada uno de los perfiles", dice el documento, que destaca cómo este tipo de puestos se han ido reduciendo en los últimos años. En 2016 había 2.425. Se cubren por este sistema tanto puestos de coordinación como las subdirecciones (niveles 30), jefaturas de servicio y puestos de especial responsabilidad (niveles 28, 27 y 26), y también puestos de especial confianza, como los de secretaría de altos cargos (nivel 18). Sin embargo, hay puestos de libre designación hasta en los niveles más bajos del escalafón administrativo, ya que hay 18 puestos 'a dedo' en nivel 16 y 51 en el nivel 17.

Cesantías para 141 altos cargos
El ejercicio de transparencia que ha hecho el Gobierno en funciones de la socialista Susana Díaz, al difundir un informe de 57 páginas sobre la función pública y la extensa red de empresas públicas, fundaciones y otros entes, no es total porque falta por conocer a cuánto ascienden los contratos de alta dirección del sector instrumental o cuánto cobrarán los 141 altos cargos que tienen derecho a cesantías al dejar el cargo. Sin embargo, incluye algunas perlas que el PSOE ha ocultado celosamente durante años, a pesar de que la oposición y los sindicatos han reclamado esta información de forma reiterada y hasta en los tribunales. Estos son los datos más llamativos.

El documento incluye un apartado titulado «concepto de personas asimiladas a altos cargos», en el que detalla que hay 268, de los que 141 «tienen derecho a una asignación económica con motivo del cese» siempre que acrediten como mínimo un año en el «desempeño como personal alto cargo».

Tienen derecho a cesantías Susana Díaz y sus trece consejeros, otros 100 altos cargos adscritos a las viceconsejerías, secretarías generales y técnicas y direcciones generales, 19 de las agencias y 8 de las delegaciones del gobierno de la Junta en las provincias. No aclara qué cantidad percibirán al abandonar sus puestos. Las cesantías son incompatibles con cualquier otro sueldo. Los ex consejeros que sean diputados en el Parlamento andaluz, en teoría, tendrán que elegir entre el sueldo de parlamentario o las cesantías.

La Junta de Andalucía incluye en la Ley de Presupuestos de cada año un artículo para que las retribuciones íntegras anuales de los altos cargos sean inferiores a las de la presidenta de la Junta, con un sueldo de 65.184,20 euros anuales. Sin embargo, los directivos de Canal Sur disfrutan de «un régimen singular» y cobran más que la presidenta. El documento elaborado por la Junta no lo precisa, pero perciben sueldos de hasta 78.522 euros anuales.

El Servicio Andaluz de Empleo (SAE) cuenta con una plantilla formada por 2.020 trabajadores. Esta agencia tuvo que absorber en 2011 al millar de empleados procedente de la polémica Faffe (Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo), entre los que había ex alcaldes socialistas y todo tipo de allegados al PSOE. En el documento elaborado por la Junta destacan las agencias con las plantillas más abultadas y también otros entes con 1, 2, 7 o 9 trabajadores, como la Consorcio Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada con un único empleado, la Fundación Andalucía Olímpica (1), Venture Invernaría (9), el parque tecnológico de Huelva (2) y la Fundación Doñana (7).

La Junta cuenta con una participación mayoritaria en 69 entes, entre los que hay 12 agencias administrativas, 3 agencias de régimen especial, 18 agencias empresariales, 21 sociedades mercantiles, 15 fundaciones y 12 consorcios. No obstante, el inventario de entes de la comunidad incluye otros 144 en los que el Gobierno andaluz tiene participación, pero minoritaria. Figuran en los listados porque existe obligación de suministro de información a efectos de control de déficit en el contexto del Sistema Europeo de Cuentas.

jueves, 10 de enero de 2019

Lo machista, machista es hacer negocio con las feministas.

JP Logística


La primera dama de Podemos, Irene Montero ha estado seis meses de baja postparto. Su sueldo es de 5.900 €/mes *16 pagas. Vigilan su Casoplon seis guardias civiles las 24/7 y 4 policías nacionales de escolta que con descansos, bajas y vacaciones. Irene y Pablo superan el centenar de personas cualificadas en seguridad y a su entera disposición servicio, multiplicado por 388.000 políticos….sería lo justo y razonable. Podemos fue el primer partido en pedir la eliminación de aforados y escoltas.

El último recuento de políticos que hay en España, según el ente del Estado autonómico es de 388.000 políticos en activo si se incluye asesores y cargos de confianza.

Son diputados, senadores, alcaldes, concejales, miembros de los parlamentos autonómicos o de las diputaciones provinciales, de las mancomunidades, de las empresas públicas… y así un larguísimo etcétera. Lo cierto es que no existe ni siquiera ningún informe oficial que cifre cuál es el número exacto de políticos que hay en España cobrando una nómina de la Administración, sea central, autonómica o local.

Irene Montero, entre un mar de lágrimas muestra su descontento con el pacto machista entre  PP, VOX y Cs. La primera dama de Podemos augura tiempos de miedo y llama a que las mujeres acudan en masa a las urnas.

Tras seis meses fuera de la primera línea de la política, Irene Montero regresó, este miércoles, al trabajo, después de haber sido madre de mellizos. En un acto en Madrid, en el que sólo participaron “”mujeres””, la número dos de Podemos cargó contra el acuerdo que minutos antes había cerrado VOX con el PP en Andalucía para apoyar la investidura del popular Juan Manuel Moreno Bonilla.

Su intervención comenzó con un mensaje “a las mujeres andaluzas, a las que están siendo maltratadas y a las que van a volver a casa con miedo porque no saben si alguien las va a violar”. “Después de conocer ese pacto de los trillizos reaccionarios, sabed que no estáis solas, que nosotras os creemos”, dijo la diputada morada.

Montero, que se emocionó en varias ocasiones durante su intervención, alertó de que “vienen tiempos muy difíciles” de “incertidumbre y de miedo”. Y, tras volver a calificar a PP, a Ciudadanos y a VOX como “odiadores profesionales”, aseguró entre lágrimas que “la esperanza siempre vence al miedo”.

“Saben que si las mujeres nos unimos, tenemos el poder. Sabemos mejor que nadie lo que significan que los reaccionarios ganen la partida y por eso tenemos que pararles los pies”, añadió Montero que pidió a “las mujeres jóvenes que demuestren que queréis vivir en una sociedad feminista. Y las abuelas con las nietas a la calle a defender la España feminista”.

 “La gente tiene miedo y ante ese miedo está la respuesta de los odiadores profesionales que nos dicen que la solución está en mirar al vecino y culparle de los problemas, en odiar a las mujeres… pero la gente normal no ha ganado nada enfrentándose al vecino”, según Montero. “La gente hemos ganado las cosas cuando nos hemos enfrentado al poderoso y hemos transformado el miedo en esperanza. Porque la esperanza puede vencer al más terrible de los miedos”.

Y para ello, en el pistoletazo de su particular precampaña electoral, Montero pidió a las mujeres que “llenasen las calles” pero también “las urnas”. “Nos toca a las mujeres liderar la respuesta frente al miedo. Todo se puede cambiar”, terminó su intervención.

miércoles, 9 de enero de 2019

Antes de que se divida España, por suerte, se dividirá el PSOE. ¡A por ellos¡


JP Logística

Sánchez-Page, presidente de Castilla-La Mancha y socialista en curso, advierte a Pedro Sánchez: «Antes de que se divida España se dividirá el PSOE». Esperemos que así sea. ¿Por qué hace esta advertencia García-Page? Porque incluso un socialista puede darse cuenta de que Sánchez está poniendo en peligro la España actual, la España de la Transición. 

La España regida por una Constitución democrática. ¿Qué peligro? Sánchez ha mendigado una reunión con el presidente Torra. Un presidente autonómico con aires de jefe de Estado. Que es, además, un racista malo, o sea, Quim Torra. Dijo, en su artículo La llengua i les besties publicado en El Mon: «Los españoles son bestias carroñeras, víboras, hienas con una tara en el ADN». Torra apoya públicamente a los golpistas catalanistas. Siempre lleva el lazo amarillo -dicen que duerme con él- que simboliza el apoyo a los citados golpistas. Declaró a la prensa: «Los eslovenos lo tuvieron claro. Decidieron determinarse y tirar hacia delante en el camino de la libertad con todas sus consecuencias hasta conseguirlo. Hagamos como ellos». Es decir, reclama para Cataluña la llamada vía eslovena que supuso 78 muertos y cientos de heridos. Aparte del disparate de comparar a Yugoslavia con una democracia como España.

Con este racista/golpista quiere dialogar el doctor Sánchez. Pero Quim Torra Torra no se conforma con cualquier cosa. Quería una cumbre, como si se tratara de dos jefes de Estado. Sánchez ha intentado engañar a la opinión pública haciendo creer que se trataba de una reunión habitual. ¡Qué mentiroso es! Necesita los votos de los separatistas antiespañoles para seguir en la silla presidencial y en el Falcon.  Vacaciones en Doñana. Una buena pensión de expresidente, prebendas presidenciales, etcétera. ¿Y qué quiere dialogar? Dado que el racista Torra quiere -y lo ha dicho públicamente- la independencia de Cataluña a las bravas y también ha dicho que quiere tratar la autodeterminación de Cataluña, ¿qué hay que dialogar? Un presidente digno rechazaría de plano estas exigencias inconstitucionales.

Pero Pedro Sánchez quiere diálogo (falso diálogo) porque el sillón es más importante que la Constitución y que España. Pero su obsesión es dialogar con golpistas, comunistas y separatistas, no con el PP. Y menos con Vox. Miente con el diálogo. ¿Ha dialogado la familia de Laura Luelmo con su asesino? No. Que se aplique la ley.
De un mentiroso se puede esperar cualquier cosa. 

Cuando okupó el sillón presidencial, expulsando a Rajoy, con el apoyo de comunistas, batasunos, y separatistas antiespañoles, dijo que convocaría elecciones «en breve». Mentir es algo habitual en este presidente. Plagió su tesis doctoral. Comportamiento vergonzoso que debería provocar su dimisión. Le da igual. Quiere el poder al precio que sea. ¿Ha sido Sánchez el primer socialista traidor a España y a los españoles? No. Su precedente cercano es Rodríguez Zapatero. En noviembre de 2003, el candidato a la presidencia del Gobierno, Rodríguez Zapatero, visitaba Barcelona para dar ánimos al PSC de cara a las elecciones. Dijo una peligrosa estupidez: «Apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán». Es decir, una manera de apoyar las previsibles reivindicaciones soberanistas. Colaboró, con su progresismo barato, a la dramática situación que ahora vive Cataluña. Zapatero quería que los independentistas estuvieran más cómodos. Ya saben, el encaje para los que desprecian a España. El diálogo socialista con delincuentes golpistas es, realmente, una traición. En un Estado de Derecho.

Zapatero habló con ETA, no para que le dijeran cuándo y cómo entregarían las armas, sino para dialogar. Llegar a acuerdos con los criminales. Pero no con el Partido Popular. En Febrero de 2015 se reunió con el dictador comunista Raúl Castro. Despreciando a la oposición democrática. Igual que ahora Sánchez. Es lo que se puede esperar de tipos así. Ahora apoya a Maduro. Si miramos atrás, en 1974, tras la llegada al poder de Felipe González, el PSOE defendía lo siguiente: «La definitiva solución del problema de las nacionalidades y regiones que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas, que comporta la facultad de que cada nacionalidad y región pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español». Ya mostraban su desprecio por la unidad de España. Y siguen siendo amiguetes de los separatistas. Antes llamados nacionalistas periféricos. Ahora -para los que no están en Babia- separatistas antiespañoles y golpistas. Sánchez y algunos compañeros de viaje -como el comunista Iglesias- quieren, una «España plurinacional». Sosa Wagner contestó duramente a esta suicida estupidez progre en un artículo en El Mundo: España ¿nación de naciones? Entre los que apoyan el gobierno sanchista, está el citado Iglesias, que defiende el derecho de autodeterminación de Cataluña y el País Vasco. A pesar de que ni la Constitución -democrática- española ni la ONU, reconocen el derecho de autodeterminación. Excepto para las colonias.

Esperemos que Sánchez se vea obligado a convocar elecciones generales porque no pueda aprobar los Presupuestos, o por una moción de censura de PP y Cs, o por cualquier otro motivo. Motivos sobran, y no sería necesario perder más tiempo si Sánchez tuviera la decencia de cumplir con su palabra.Este es el panorama del socialismo con talante. En el año 2012, la editorial Planeta publicó el libro de José García-Abad, El hundimiento socialista, en el que se elabora un detallado análisis de la historia del PSOE, desde la Transición hasta la actualidad. Actualidad que confirma (ya desde Rubalcaba) el cataclismo histórico del socialismo en España. Esperemos que Pedro Sánchez haga un favor (involuntario) a España y a los españoles. Que hunda, aún más, al PSOE sanchista. 

Este PSOE, de Zapatero, Sánchez y similares, no es un partido que sirva a la estabilidad democrática y el progreso de España. Al contrario, se ha convertido en una preocupante desgracia, tan peligrosa como sus falsos dialogantes amigos: separatistas, batasunos, comunistas y golpistas. Los amigos de este PSOE sin escrúpulos.

martes, 8 de enero de 2019

El PP, en mi modesta opinión debe desmarcarse del populismo y presentarse como el partido útil del centro derecha nacional/conservador.

JP Logística

Pablo Casado inició hace medio año la regeneración de un PP del que parte de sus bases se sentían huérfanos ideológicamente. Lo hizo, acertadamente, con un discurso que recuperaba la identidad popular que Rajoy había descuidado. Pero de momento su objetivo -recuperar terreno en el centroderecha/conservador- no se está logrando. Si hoy se celebrasen elecciones, el PP vería fugarse hasta 60 escaños en detrimento de Cs y, sobre todo, de Vox. Unas previsiones que coinciden con la preocupación de varios líderes del partido: "Si hacemos lo de Vox, votarán a Vox". Un recelo que, como publicamos hoy, está acentuando un debate en el seno del PP: destacados miembros consideran que en su intento de reconquistar a los votantes atraídos por la formación de Abascal, Casado está cayendo en una identificación con Vox que en nada beneficiaría al PP.
Sin dejar de lado la colaboración entre ambos partidos, legítima mientras ninguno se salte la legalidad, lo que no pueden permitirse los populares es que una formación de derecha radical los fagocite. Para bloquear tal posibilidad, el PP debe sacar partido también a aquello que lo diferencia de quienes se sitúan en los extremos. Su experiencia de gestión, su defensa del modelo territorial o su rigor a la hora de proponer medidas políticas y económicas son algunas de las credenciales que debe ponerse en valor si quiere desmarcarse del populismo y presentarse como el partido útil del centro derecha nacional.

lunes, 7 de enero de 2019

Albert Rivera, con cara de popular y actos de trilero socialista, amenaza a los andaluces. ¿Qué tiene él más o menos que VOX?



Albert Rivera, con cara de popular y actos de trilero socialista, amenaza a los andaluces y españoles en general.  Tenía 4 alcaldes en Andalucía y no le queda ninguno –todos prevaricación, cohecho y…. –esta me la callo- precisamente, no les instó el partido a dimitir, sino la justicia. El Murcia, el PP, no obtuvo mayoría por menos de 500 votos –sobre más de 800.000; el PSOE plantó 20 querellas al Pte. de la comunidad que dimitió, todas fueron archivadas y la que hizo 21 siendo el fiscal marido de la abogada socialista -incompatibilidad, la admitió a trámite, hace unos meses volvió a ser absuelto, pero ya no es Presidente de la Comunidad autónoma de la Región de Murcia. ¿Quién repara el mal? Bien, los tres diputados murcianos de Cs, los tres están investigados y por delitos temerarios –uno de ellos por venta de documentación de Notaría/registro de la propiedad-.


Posteriormente hizo la marranada contra el alcalde de Granada que, también ha sido absuelto, pero ya no es alcalde. Y…..
Diego Clemente, antes de ser el único diputado nacional por Almería de Ciudadanos está pendiente de juicio por apropiación indebida. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Roquetas de Mar ha admitido a trámite una querella contra el Diputado Nacional ( Ex-concejal del Ayto de Roquetas de Mar), por la formación política de C´s,  Diego Clemente.

La gran mayoría de los españoles se han sorprendido, de nuevo, ante la enésima complicidad de Cs y los golpistas. Para ellos todo es lindo si se trata de masacrar al PP. Para Albert Rivera, los españoles de bien, sumamos CERO.



El Partido Popular con su mayoría en el Senado tiene atado de pies  manos al gobierno golpista de España. Pedro Sánchez envía a Pablo Iglesias para que negocie –por mucho, mucho dinero- con Albert  Rivera – su apoyo a la mesa del Congreso donde se tramitan todas las iniciativas. Con este proceder, la formación liberal permite el desbloqueo de una veintena de leyes que ahora seguirán el trámite parlamentario. No sería peligroso si entre esas leyes no estuviese la  propuesta de PSOE y Podemos para eliminar el veto del Senado al techo de gasto, prerrogativa que impide a Pedro Sánchez acortar los plazos para tratar de aprobar su plan de Presupuestos, muñido con Pablo Iglesias y los separatistas. Unas cuentas irresponsables y lesivas para el ahorro y el empleo que los dirigentes de Ciudadanos han sido los primeros en reprobar. Es cierto que ahora se abre el plazo de enmiendas parciales y que Cs sigue teniendo la llave para prorrogar los plazos y bloquear su aprobación, lo que en la práctica deja las cosas como estaban: al PSOE tratando de convencer a ERC y PdeCAT de que voten a favor de sus cuentas en el verano de 2019. Pero la decisión de romper la unidad de acción con el PP para promover debates políticos en el Congreso peca de un tacticismo electoralista que delata el afán del partido naranja por marcar perfil propio -distanciado del PP- ante el ciclo electoral que se inaugura en Andalucía.



Sean O'Curneen Cañas como Secretario General de la Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa del Comité de las Regiones de la UE y bajo su lema “una oportunidad no se le niega a nadie”, incorporó a Ciudadanos (Cs) al grupo de liberales europeos, ahora se/me pregunta ¿Cuándo un liberal ha pactado con un golpista? Si la semana pasada expulsaron del grupo liberal europeo a JdeCAT (Convergencia catalana o cómo leche se llamen, la exclusión de Cs está al caer. 



Ciudadanos, bajo ningún concepto puede mentir a los españoles. Tiene todo el derecho legal para hacer entramados y pactos sucios con los golpistas. Pero este tipo es más falso que los propios golpistas, ya lo dijo Carolina Punset, la pandemia de drogadictos en Cs terminará con el partido. Ahora lo digo yo: “La negativa para abrir las maletas de Albert Rivera en el aeropuerto de Barcelona no era de ámbito terrorista, se trataba de una cantidad importante de cocaína de gran pureza”. Idéntico protagonizó, Victoria Rosell, diputada de Podemos y juez en excedencia, solo que esta dimitió.

miércoles, 2 de enero de 2019

Encuesta electoral. El 73% de los votantes del PSOE quieren que Pedro Sánchez abandone el partido.

Blog de Juan Pardo


El 81% de los españoles quieren adelanto electoral.

El 73% de los votantes del PSOE quieren que Pedro Sánchez abandone el partido.

El 60% de los votantes de Ciudadanos no le volverán a votar, si antes no deja claro que jamás beneficiará ni apoyará pactos junto a independentistas o Podemos.

Un nuevo actor irrumpe en la escena política y trastoca la función. Nada es lo que parecía, el argumento se disloca y el epílogo ya no es predecible. Se trata de Vox. La derecha radical entraría hoy en el Congreso con una fuerza arrolladora: el 13% del voto y entre 43 y 45 escaños. Su aparición rompe todos los moldes conocidos esbozando para España un horizonte político muy similar al que ha adelantado Andalucía. Los comicios los ganaría el PSOE con un 22,6% de los votos, prácticamente el mismo resultado que obtuvo en las elecciones de 2016. Los socialistas se beneficiarían del descalabro que registran PP y Podemos y del nuevo reparto de restos que ello implica, hasta el punto de que aumentarían entre siete y 11 sus escaños hasta ocupar entre 92 y 96. No obstante, el porcentaje que lograrían, calcado casi milimétricamente al de hace dos años, demuestra que el sanchismo no ha sabido aumentar su base electoral pese a contar con la ventaja que proporciona el altavoz de la Moncloa. Sería pues una victoria pírrica porque no bastaría en ningún caso para abrirle a Sánchez de nuevo la puerta de la Presidencia. Ni siquiera reeditando las alianzas con Podemos, nacionalistas y secesionistas que hicieron triunfar la moción de censura. Este bloque podría sumar un máximo de 167 escaños que representarían al 44,2% de los votantes. El tablero se inclinaría, como en Andalucía, del lado de la derecha. Sólo la suma de fuerzas entre PP, Ciudadanos y Vox ofrecería una mayoría amplia, que incluso podría ser arrolladora si se tienen en cuenta los valores más altos de la pinza de escaños que les pronostica la encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO. Esta combinación de partidos podría sumar entre 179 y 189 diputados, holgadamente por encima de los 176 que marcan la mayoría absoluta. Juntos representarían al 50,9% de los electores. Existe otra fórmula de Gobierno posible, pero a la vista de la guerra que enfrenta a los principales partidos, es muy improbable. Sería un remedo de gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos. Un gran bloque que marginaría a los extremos y los nacionalismos.

El sondeo dibuja un Parlamento más fragmentado aún que el actual, con los tres primeros partidos -PSOE, PP y Cs- a muy corta distancia unos de otros. Especialmente es mínima la diferencia entre populares y naranjas. Apenas cuatro décimas en porcentaje y entre cuatro y ocho escaños de margen a favor de los primeros. Una pequeña sacudida bastaría para propiciar el sorpasso de Rivera sobre Casado. Más aún, una mínima onda expansiva fruto de alguno de los impactantes acontecimientos que salpican la política española o incluso de los rifirrafes propios de una campaña electoral podría trastocar sustancialmente las previsiones de cosecha de escaños de unos y otros. No cabe pues perder de vista nada de lo que suceda en relación con el desafío secesionista catalán, pendiente de un proceso judicial inminente, y que hasta la fecha ha tenido capacidad sobrada de contaminación de toda la vida pública.

Abascal obtendría entre 43 y 45 escaños; el PP de Casado se hunde: lograría entre 70 y 74 parlamentarios

Además de la llegada de Vox, si hay un dato reseñable en el sondeo, ése es el batacazo estratosférico del PP. Su pérdida es espectacular. Podría decirse que la derecha, que hasta ahora y durante décadas han representado los populares, se escinde para dar a luz una nueva fuerza, la liderada por Santiago Abascal.

El PP pasaría del 33% del voto que logró, con Rajoy al frente, en las elecciones de 2016 a sólo el 19,2% si se abrieran hoy las urnas. Su representación en el Congreso sufriría como ninguna otra porque perdería casi la mitad de sus escaños. Frente a los 137 de la actualidad a disponer sólo entre 70 y 74. Se dejaría pues entre 63 y 67 diputados que, en su mayoría, se repartirían entre Vox y Ciudadanos. Los populares parecen así ser víctimas de una pinza que les desangra por la izquierda y por la derecha y con la que inevitablemente tendrán que convivir si quieren seguir jugando en la liga del poder. Sin embargo, es dudoso que una hipotética alianza con Cs y Vox les reservara la Presidencia del Gobierno. El partido naranja sin duda pujaría fuerte para situar en La Moncloa a su líder porque la formación de Rivera, al contrario que la de Casado, mantiene una firme carrera ascendente.

Unidos Podemos perdería el 30% de su representación parlamentaria

Ciudadanos conseguiría atraer a casi un 6% de votantes más que hace dos años y ello le supondría dar un salto olímpico en el Congreso duplicando cómodamente el espacio que ahora ocupa. Así, con el 18,8% de los votos pasaría de sus 32 escaños de hoy a contar con entre 66 y 70. De esta forma, los naranjas pasarían a ser la tercera fuerza de la Cámara y a sólo un paso de arrebatarle a los populares la segunda posición. Además, dejarían muy atrás a Unidos Podemos, el otro partido que junto con el PP más sufriría en las urnas, llegando a perder hasta el 30% de sus representantes. La formación morada conseguiría el 15,8% de las papeletas, más de cinco puntos menos que en 2016, y con ello su grupo parlamentario se quedaría con entre 45 y 47 diputados frente a los 71 actuales. El batacazo de Podemos sin embargo no tiene como principal beneficiario al PSOE como cabría imaginar. O al menos no como único beneficiario. Como hipótesis cabría aventurar que una parte de sus electores, decepcionados, se dirija a la abstención o incluso pase a engordar el otro extremo del arco parlamentario siguiendo un recorrido similar al que han realizado los votantes de extrema izquierda en países europeos vecinos, como es el caso de Francia.

ERC duplicaría su cosecha electoral robándole al PDeCAT la mitad de sus votos

Entre las fuerzas minoritarias sólo cabe reseñar el vuelco de votos en el bloque independentista catalán. Gana ERC, pierde el PDeCAT. Los republicanos catalanes sacan buen rédito de las tensiones internas y el inacabable baile de siglas que padece la fuerza heredera de la antigua CiU, dividida entre moderados y radicales y teledirigida desde Waterloo por el fugado Carles Puigdemont. ERC, liderada en el Congreso por Joan Tardà, vería aumentar su cosecha de votos del 2,6% al 3,6% y sus escaños pasarían de los nueve actuales a moverse entre los 12 y los 14. Por el contrario, el PDeCAT se hundiría: recabaría sólo el 1% de los votos y pasaría a contar sólo con entre 2 y 4 diputados con los que ni siquiera podría formar grupo parlamentario. Los votantes soberanistas parecen encontrar más solidez en el discurso de las huestes de Junqueras. En el escenario vasco, el PNV mantendría intacto su porcentaje electoral y vería incrementar su espacio en el Congreso con un escaño más. Pasaría de cinco a seis.

Sondeo electoral. El 73% de los votantes del PSOE quieren que Pedro Sánchez abandone el partido.


Blog de Juan Pardo

El 81% de los españoles quieren adelanto electoral.

El 73% de los votantes del PSOE quieren que Pedro Sánchez abandone el partido.

El 60% de los votantes de Ciudadanos no le volverán a votar, si antes no deja claro que jamás beneficiará ni apoyará pactos junto a independentistas o Podemos.

Un nuevo actor irrumpe en la escena política y trastoca la función. Nada es lo que parecía, el argumento se disloca y el epílogo ya no es predecible. Se trata de Vox. La derecha radical entraría hoy en el Congreso con una fuerza arrolladora: el 13% del voto y entre 43 y 45 escaños. Su aparición rompe todos los moldes conocidos esbozando para España un horizonte político muy similar al que ha adelantado Andalucía. Los comicios los ganaría el PSOE con un 22,6% de los votos, prácticamente el mismo resultado que obtuvo en las elecciones de 2016. Los socialistas se beneficiarían del descalabro que registran PP y Podemos y del nuevo reparto de restos que ello implica, hasta el punto de que aumentarían entre siete y 11 sus escaños hasta ocupar entre 92 y 96. No obstante, el porcentaje que lograrían, calcado casi milimétricamente al de hace dos años, demuestra que el sanchismo no ha sabido aumentar su base electoral pese a contar con la ventaja que proporciona el altavoz de la Moncloa. Sería pues una victoria pírrica porque no bastaría en ningún caso para abrirle a Sánchez de nuevo la puerta de la Presidencia. Ni siquiera reeditando las alianzas con Podemos, nacionalistas y secesionistas que hicieron triunfar la moción de censura. Este bloque podría sumar un máximo de 167 escaños que representarían al 44,2% de los votantes. El tablero se inclinaría, como en Andalucía, del lado de la derecha. Sólo la suma de fuerzas entre PP, Ciudadanos y Vox ofrecería una mayoría amplia, que incluso podría ser arrolladora si se tienen en cuenta los valores más altos de la pinza de escaños que les pronostica la encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO. Esta combinación de partidos podría sumar entre 179 y 189 diputados, holgadamente por encima de los 176 que marcan la mayoría absoluta. Juntos representarían al 50,9% de los electores. Existe otra fórmula de Gobierno posible, pero a la vista de la guerra que enfrenta a los principales partidos, es muy improbable. Sería un remedo de gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos. Un gran bloque que marginaría a los extremos y los nacionalismos.

El sondeo dibuja un Parlamento más fragmentado aún que el actual, con los tres primeros partidos -PSOE, PP y Cs- a muy corta distancia unos de otros. Especialmente es mínima la diferencia entre populares y naranjas. Apenas cuatro décimas en porcentaje y entre cuatro y ocho escaños de margen a favor de los primeros. Una pequeña sacudida bastaría para propiciar el sorpasso de Rivera sobre Casado. Más aún, una mínima onda expansiva fruto de alguno de los impactantes acontecimientos que salpican la política española o incluso de los rifirrafes propios de una campaña electoral podría trastocar sustancialmente las previsiones de cosecha de escaños de unos y otros. No cabe pues perder de vista nada de lo que suceda en relación con el desafío secesionista catalán, pendiente de un proceso judicial inminente, y que hasta la fecha ha tenido capacidad sobrada de contaminación de toda la vida pública.

Abascal obtendría entre 43 y 45 escaños; el PP de Casado se hunde: lograría entre 70 y 74 parlamentarios

Además de la llegada de Vox, si hay un dato reseñable en el sondeo, ése es el batacazo estratosférico del PP. Su pérdida es espectacular. Podría decirse que la derecha, que hasta ahora y durante décadas han representado los populares, se escinde para dar a luz una nueva fuerza, la liderada por Santiago Abascal.
El PP pasaría del 33% del voto que logró, con Rajoy al frente, en las elecciones de 2016 a sólo el 19,2% si se abrieran hoy las urnas. Su representación en el Congreso sufriría como ninguna otra porque perdería casi la mitad de sus escaños. Frente a los 137 de la actualidad a disponer sólo entre 70 y 74. Se dejaría pues entre 63 y 67 diputados que, en su mayoría, se repartirían entre Vox y Ciudadanos. Los populares parecen así ser víctimas de una pinza que les desangra por la izquierda y por la derecha y con la que inevitablemente tendrán que convivir si quieren seguir jugando en la liga del poder. Sin embargo, es dudoso que una hipotética alianza con Cs y Vox les reservara la Presidencia del Gobierno. El partido naranja sin duda pujaría fuerte para situar en La Moncloa a su líder porque la formación de Rivera, al contrario que la de Casado, mantiene una firme carrera ascendente.
Unidos Podemos perdería el 30% de su representación parlamentaria

Ciudadanos conseguiría atraer a casi un 6% de votantes más que hace dos años y ello le supondría dar un salto olímpico en el Congreso duplicando cómodamente el espacio que ahora ocupa. Así, con el 18,8% de los votos pasaría de sus 32 escaños de hoy a contar con entre 66 y 70. De esta forma, los naranjas pasarían a ser la tercera fuerza de la Cámara y a sólo un paso de arrebatarle a los populares la segunda posición. Además, dejarían muy atrás a Unidos Podemos, el otro partido que junto con el PP más sufriría en las urnas, llegando a perder hasta el 30% de sus representantes. La formación morada conseguiría el 15,8% de las papeletas, más de cinco puntos menos que en 2016, y con ello su grupo parlamentario se quedaría con entre 45 y 47 diputados frente a los 71 actuales. El batacazo de Podemos sin embargo no tiene como principal beneficiario al PSOE como cabría imaginar. O al menos no como único beneficiario. Como hipótesis cabría aventurar que una parte de sus electores, decepcionados, se dirija a la abstención o incluso pase a engordar el otro extremo del arco parlamentario siguiendo un recorrido similar al que han realizado los votantes de extrema izquierda en países europeos vecinos, como es el caso de Francia.

ERC duplicaría su cosecha electoral robándole al PDeCAT la mitad de sus votos

Entre las fuerzas minoritarias sólo cabe reseñar el vuelco de votos en el bloque independentista catalán. Gana ERC, pierde el PDeCAT. Los republicanos catalanes sacan buen rédito de las tensiones internas y el inacabable baile de siglas que padece la fuerza heredera de la antigua CiU, dividida entre moderados y radicales y teledirigida desde Waterloo por el fugado Carles Puigdemont. ERC, liderada en el Congreso por Joan Tardà, vería aumentar su cosecha de votos del 2,6% al 3,6% y sus escaños pasarían de los nueve actuales a moverse entre los 12 y los 14. Por el contrario, el PDeCAT se hundiría: recabaría sólo el 1% de los votos y pasaría a contar sólo con entre 2 y 4 diputados con los que ni siquiera podría formar grupo parlamentario. Los votantes soberanistas parecen encontrar más solidez en el discurso de las huestes de Junqueras. En el escenario vasco, el PNV mantendría intacto su porcentaje electoral y vería incrementar su espacio en el Congreso con un escaño más. Pasaría de cinco a seis.

lunes, 31 de diciembre de 2018

El intencionado "timo " de los golpistas y Manuela Carmena a Ana Botella carente de valor jurídico.


Blog de Juan Pardo

Justo el mismo día que tomó posesión de la alcaldía del Ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena de la rama abierta del comunismo prosoviético  con el apoyo incondicional de la banda de melancólicos porcinos  de Carmona a secas, se viene insistiendo en que el anterior equipo de gobierno, encabezado por Ana Botella, produjo un quebranto a las cuentas públicas cuando decidió sacar a la venta 1.800 viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS).

La noticia que estos días está tomando un eco en los medios de comunicación es, totalmente sucia, falsa y carente de valor jurídico. Ahora, una ponente del Tribunal de Cuentas cercana a Manuela Carmena ha firmado una polémica sentencia condenatoria que exige a Botella y su equipo más de 23 millones de euros por haber cerrado dicha transacción por debajo del valor que la firmante de la sentencia considera adecuado y oportuno.

Desde la defensa jurídica de Fermín Oslé, consejero delegado de la EMVS en el momento en que se cerró la operación, consideran que no tiene sentido exigir "responsabilidad contable" con tales argumentos. La sentencia, por tanto, estaría incurriendo en valoraciones subjetivas que poco o nada tienen que ver con la firme aplicación del Derecho.

Para empezar, hay que tener en cuenta de que no hablamos de un daño real y efectivo al patrimonio, sino de un supuesto perjuicio que bien podría enmarcarse en lo que la jurisprudencia denomina "sueños de ganancia", basados en una configuración de los posibles precios de mercado que carecen de rigor alguno.

En este sentido, hay que recordar que la propia Sala de Justicia del Tribunal de Cuentas ha insistido en que no hay que confundir el mero "sueño de ganancia" con un daño emergente real y efectivo. Es más: la jurisprudencia disponible en este sentido considera que "interpretar como daño la diferencia entre un precio hipotético y un precio correctamente abonado puede suponer un enriquecimiento injusto para la Administración Pública".

Tasaciones sin sentido
Así, la defensa de Oslé recuerda que la demanda presentada por el gobierno de Carmena "no se basa en hechos ocurridos sino en hechos hipotéticos, a saber, la eventual posibilidad de haber obtenido un precio mejor en las enajenaciones". Así, el Ayuntamiento suministró al Tribunal de Cuentas un informe de tasación lleno de errores en torno al cual ha girado parte del proceso.

Y es que la evaluación de los inmuebles que encargó Carmena "recoge conclusiones retrospectivas, pues se elaboró en 2015, y deduce sin motivación suficiente los precios del mercado en 2013. Además, el informe se elaboró simplemente tomando como referencia la información aportada por el Ayuntamiento de Carmena, limitándose a hacer comprobaciones muy limitadas desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo".

Hay, de hecho, más nubarrones en el informe de tasación que presentó el consistorio. Por ejemplo, se emitía dicho documento sin aplicar la Orden ECO 805/2003, que recoge el método de referencia para calcular el valor de mercado de un inmueble. Por otro lado, aunque la tasación se basaba en técnicas de muestreo, no permitía conocer los criterios para la selección de la muestra elegida. Para colmo, hablamos de un informe enfocado a la venta individual de los inmuebles, no de una cartera de más de 1.821 residencias.

El informe también tomaba como referencia el valor catastral de los inmuebles, si bien dicho parámetro no se establece para fijar el precio de mercado de las viviendas, sino como base imponible para impuestos como el IBI o la plusvalía municipal. "Traerlo como precio de mercado y hacerlo en 2013 con datos de 2011 carece de sentido", tal y como señaló la defensa de Oslé.

La sentencia de la vergüenza
La propia sentencia del Tribunal de Cuentas tumba las tasaciones aportadas por el equipo de Carmena. Esto pone de manifiesto lo difícil que es evaluar promociones de este tipo, puesto que hablamos de la venta de 1.800 pisos públicos ocupados que solo salieron al mercado para evitar la quiebra de la EMVS.

Pero, como explican fuentes judiciales consultadas por Libre Mercado, lo que hace la sentencia del Tribunal de Cuentas es "descartar esos informes... para luego inventarse su propia forma de tasar las viviendas". Así, "la sentencia equipara el valor máximo de venta establecido por la ley para las viviendas VPO al valor mínimo con el que se deberían vender. En esas condiciones difícilmente podría encontrarse comprador, porque en caso de querer revenderlas no se conseguiría ganancia alguna". Por tanto, "el valor máximo de venta no puede ser aplicable, porque se trataba de viviendas ya ocupadas por inquilinos, lo que les resta gran valor, y se trata de una venta múltiple, lo que descuenta el precio total de la operación".

Para colmo, la ponente de la sentencia no tomó declaración a Botella y sus concejales, de modo que éstos no pudieron defenderse ante esta arbitraria forma de estimar el precio de la operación.

Más errores intencionados
Las mismas fuentes apuntan a Libre Mercado otros errores flagrantes de la sentencia:

- Se ha ignorado en la sentencia el informe del Fiscal y el propio informe de la Sección de Fiscalización del propio Tribunal de Cuentas, que no apreciaron irregularidad contable alguna.
- Aunque se ignoran dichos documentos, sí se toma como referencia un informe de Fiscalización de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, curiosamente realizado por una vocal propuesta por el PSOE.

- Se atribuye responsabilidad al gobierno del Ayuntamiento de Madrid, culpado por la sentencia de no controlar adecuadamente al consejero delegado, pese a que dicha función corresponde al Consejo de Administración de la EMVS. Esto es especialmente llamativo, porque en dicho consejo se sientan representantes de PSOE e Izquierda Unida (hoy Unidos Podemos) que habrían sido condenados si la sentencia tuviese un mínimo de coherencia.

- Nadie ha anulado los actos y acuerdos jurídicos relativos a la venta, por lo que son plenamente válidos y eficaces. Por tanto, es difícil reclamar responsabilidad contable alguna.