Sigue el blog por eMAIL. Enviar eMAIL

sábado, 9 de junio de 2018

España con un 75% de católicos y su consejo de ministras juran "el cargo" a lo mahometano.



El equipo de Gobierno que, actualmente regenta el Gobierno de España, bajo la tutela de Pedro Sánchez quiere hacer buena la frase de Manuel Azaña: “ Se habrá perdido la guerra, pero España ha dejado de ser católica”, Aun así, la fortaleza del catolicismo se aprecia hasta el punto de que casi el 75% de los españoles se declaran católicos. O sea, España fue, es y será católica.

Muy a pesar de esta enormidad comparativa. Las once ministras, los dos ministr@s y los cuatro ministros han jurado fidelidad a su cargo –ante el Rey de España y en el Palacio de la Zarzuela con ausencia total de símbolos religiosos- Casi todos ellos han utilizado la fórmula «Consejo de Ministras y Ministros». Tres de ellos -Josep Borrell, José Luis Ábalos y Nadia Calviño- se han referido al «Consejo de Ministros».



Precisamente, este sábado, 2 de junio de 2018, 40 años después de la aprobación de una reforma de la Constitución, a propuesta de Zapatero, el Hazaña contemporáneo de España, los nuevos ministros se acogen  a la aconfesionalidad del Estado español, dicha reforma sigue recurrida, por tanto su aplicación no debería ser válida.

El mero hecho de que todos y todas las ministras obedezcan órdenes expresas y tácitas de un Presidente (84) más débil que el pedo de un mosquito, demuestra su falta de personalidad y busca de mamandurria. Por ejemplo, Zapatero –padre del entuerto- pidió Dios y ayuda para casarse, el 27 de enero de 1990, elegante como un príncipe y del brazo de Sonsoles Espinosa, que iba de blanco radiante, se casó "por la Iglesia" en la ermita abulense de Nuestra Señora de Sonsoles. Donde hicieron la comunión sus hijas.

Esta manada de desbocados en busca del euro con futuro ¿gobernarán para el 25% de musulmanes, budistas y qué se yo o como debería ser lo harán para el 75% de los españoles? Para nada creo en las casualidades y mucho menos estando de por medio dicha manada que “revueltos”  con otros siete indecentes partidos han acreditado el actual Gobierno de España.

¿No hay ni un solo católico en el consejo de ministras? Yo, personalmente he visto a Carmen Calvo en la Iglesia de las Angustias y en la Catedral de Granada. Aunque está más diva que ministra está casada mínimo tres veces –la última con uno de sus escoltas, 31 años menor que ella- Estos actos son propios de quienes quieran menos de una ministra que estaba en paro. Le dieron una cátedra por amor al arte –la Junta de Andalucía- Pero ni un solo día ha pasado por la Universidad.


Publicar un comentario