miércoles, 12 de septiembre de 2018

Pedro Sánchez ni fue Jefe de Gabinete en la ONU ni tiene máster por el instituto IESE es un triste plagiador de mala fe.

Blog de Juan ardo

Me entristece cuando veo a gente joven leyendo a Pérez Reverte que, entre otras muchas cosas está condenado, sentencia firme por plagio en su obra (Audiencia Provincial de Madrid). Me ha puesto varias querellas, pero de dos juicios celebrados, dos juicios que ha perdido. Me pedía una indemnización de varios millones de euros por dañar su imagen de escritor más vendido de España, espero que el Supremo sea justo y la misma cantidad que él pedía, ordene que de inmediato se ingrese en la cuenta de CÁRITAS como hago mención especial ya que su reparto es más social y justo. Pérez-Reverte es un plagiador. Aunque sea el negrero que más libros copiados venda en España. Soy consciente de que esto me costará otra querella. 

Pero resulta que ahora el líder político de España, también es PLAGIATOR.  Se considera plagio cuando existan más de 77 coincidencias y no se haga especial mención al verdadero autor del escrito, aunque unas tengan mayor relevancia que otras. O sea, nuestro líder académico y dueño, amo o jefe del Gobierno de España viven del trabajo ajeno. Tengo tres ordenadores -más de dos horas- buscando "textos copiados por Pedro Sánchez  en su mal llamada tesis y no lleva 77, de momento, sobrepasan el 65% de la totalidad del "libro"  «La nueva diplomacia económica española» Mucho va a tener que decir la esposa de Jesús Neira, tristemente fallecido en 2015, Maria Isabel Cepeda. Poco o nada tiene que exponer el dueño de la exministra, Carmen Monzón. 

Decía Churchill que mantener buenas relaciones con un socialista es como enamorarte de un cocodrilo. Cuando abre la boca, nunca “”sabrás”” si intenta sonreír o se prepara para engullirte. Al final, seguro que acabarás devorado.
 
Recuerdo sin nostalgia aquel día que, Pedro Sánchez derrotado por su propio partido se lanzaba a las carreteras españolas en un viejo utilitario con el único y firme propósito de convencer a los españoles que él, solo él, era la solución para el desarrollo del bienestar de pequeños, adolescentes, jóvenes y mayores. De esos viajes con parada y fonda en Beverly Hill, Cancún, Santa Mónica….   hizo su rol nominativo de ministrables, secretarios de Estado y gente de mal vivir dispuestos a perjudicar a España en lo posible y en lo imposible, pero siempre dañando e imposibilitando al pueblo español, hasta el punto de que es aupado al poder por etarras, independentistas y arrogantes que, por dinero, venderían a su propia madre.

Hace poco más de dos meses, Pedro Sánchez presentó a sus ministros (consejo de ministras) con la única y formal pretensión de crispar más si cabe a los españoles de buena fe.

No antes de una semana, ya el partido –las bases y barones- le obligan a dimitir a Maxim Huertas por haber defraudado a la Hacienda Pública en más de 300.000€ cifra que, en realidad, puede ser superior a los 4 millones de euros. Si, así es, no se le han podido contabilizar otros ejercicios y otras empresas por prescripción del delito. En su defensa. Este exministro argumentó que ya había pagado su error y que todos los artistas hacían lo mismo que él. Sencillamente, un defraudador no puede ser ministro. Menudo legado deja a su “sustituto” –todos los artistas hacen lo mismo- Entiendo que obliga al nuevo ministro a suspender todas las ayudas previstas al mundo del circo, revistas y cuenta cuentos del artisteo nacional. Además deberá pasar dicha información a la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que, por cierto, dimitirá en unos días ya que en su CV figuran másteres que no solo es que no haya hecho, sino que ni existen. 

No todos los males hacinan esta epidemia. Pedro Sánchez bate su propio récord tras Màxim el breve -duró seis días-: la nueva delegada del Gobierno extremeña dura 50 minutos. El cargo de delegada del Gobierno en Extremadura iba a ser para Belén Fernández González, fajadora  de Pedro Sánchez para liquidar Fernández Vara. Pero el astuto líder de Extremadura ha puesto en conocimiento de todos los medios que, Belén Fernández, “”colocó”” a su marido, Andrés Licerán y este a toda su familia y amiguetes en Gisvesa que, posterior y después de varias inyecciones de capital por parte de la Junta de Extremadura, sin más, QUEBRÓ dejando una fortuna en delito a acreedores que se vieron obligados a cerrar sus empresas.

Ya decía que mal día lleva Pedro Sánchez y la crecida está por llegar. Hoy, Pedro Sánchez, también –como su famoso por inexistente doctorado- ha borrado de su CV oficial ese logro de ser “jefe de gabinete” del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia durante la Guerra de Kosovo (1999) a petición de, Carlos Westendorp Cabeza, verdadero jefe de gabinete. Pedro Sánchez, solo asistió a una charla en calidad de oyente y en Madrid.

No se debe temer a las balas, sino a la velocidad que toman cuando se disparan. También, hoy, su ministro de Agricultura, Luis Planas resulta que está imputado en una venta ilegal de acciones para el uso de agua en regadíos, además, de aprobar la extracción de la misma, donde dos alcaldes socialistas “”YA”” están procesados. Eso se denomina, por mucho que quiera maquillar el fiscal general, delito societario y prevaricación. No puede ser casualidad que después de llevar cinco años el proceso abierto y, ahora, que la oposición por chivatazo de socialistas andaluces indignados, el fiscal determine que le va a desimputar, el no haber estado procesado se debe a su condición de aforado. Pero el delito está cometido. Si algo le honra al ministro es que puso en conocimiento del Jefe de Gobierno, dicho inconveniente. Pero como su misión no es otra que liquidar a Susana Díaz, nombra Ministros a los dos consejeros sanchistas y ¡Ancha es Castilla¡   




juanpardo15@gmail.com     

Publicar un comentario