domingo, 18 de noviembre de 2018

Albert Rivera, un socialista mediocre, sin principios y más falso que un billete de 30 euros; terminará con la España honrada que porta el PP.


Blog de Juan Pardo

En cualquier país civilizado defender  la unión de la Nación y la Constitución sería progresismo. Pero de este término se apropió Felipe González y ahí está. Hoy en día, la corrupción ha llegado a tal extremo que comprar el poder que otorgan los votos a otro partido entra dentro de la definición de progresista.  Cs empezó con dinero del PSOE, VOX cacarea con dinero socialista y ahí están, dañando a personas de buena fe.

Albert Rivera es un dirigente político mediocre, un tipo sin moral ni convicciones, un entusiasta del camaleonismo político dependiendo de las circunstancias, alguien que sin demostrar nada en la vida privada pretende ahora redimir al país desde la esfera pública. Rivera maneja un discurso simplista lleno de lugares comunes y cargado de rancios tópicos neoliberales. Utiliza nuevas técnicas de comunicación y marketing político que le hacen parecer un político “de centro”, “moderado” y “progresista”. Representa el recambio natural de un Sistema que necesita caras nuevas para continuar su implacable proceso para la devastación moral y la reversión demográfica de Europa. Su invitación a participar en las reuniones del club Bilderberg, confirman cuál es su papel en esta comedia. Sólo la complicidad de los grandes medios de comunicación y de unos periodistas totalmente prostituidos han hecho posible el ascenso político de este personaje.

La poca o nula fiabilidad del personaje se pone una vez más de manifiesto al apoyar la ley socialista que castigaría con hasta dos años de cárcel a quien hable bien de la España de Franco. O endureciendo ahora su posición sobre la prisión permanente revisable luego de .declararse no partidario de la misma y mantener que es el Constitucional el que tendrá que determinar si es compatible con la Constitución.


Lo de este farsante supera todo lo imaginable. Es posible encontrar en Rajoy algún atisbo de sinceridad y nobleza, algún gesto dictado por los estertores de una conciencia antaño recta, la coherencia al menos de no estar cada día mudando de ideas. Todo ello es inimaginable en Rivera, un personaje de ficción lleno de trampas y mentiras, más falso que un billete de 30 euros.

Dijo que la regeneración política solo podrían traerla las personas que habían nacido en democracia. Jóvenes como él, por así decirlo. Nada de atenerse a criterios de razón, de eficacia o de sentido político, sino solo de edad mental. Hay muchas posibilidades de que estando en la edad siniestra de la juventud y militando en la perversión banal del adanismo uno proyecte alguna fe en ese vidrioso concepto de la regeneración. El reset regeneracionista es la pura reacción. Más que del Ibex, se corre el riesgo de acabar siendo el vacuo partido de El Corte Inglés.

Albert Rivera representa las dudosas virtudes del político camaleónico que es capaz de encomendarse a Dios y al diablo al mismo tiempo. Tal vez la que contaremos a continuación no sea más que una anécdota, aunque muy reveladora a la hora de mostrarnos la escasísima fiabilidad de un político que, de entrada, nos engaña hasta sobre cuáles son sus aficiones. Recapitulemos.

Rivera fue entrevistado en el programa ‘La Sexta Noche’ sobre varios temas de actualidad política y una de las declaraciones que provocaron más polémica fue cuando dijo: “No me gustan los toros”.

Su asombroso pronunciamiento no tuvo en cuenta el rigor delator de las hemerotecas, que nos recuerdan cómo en 2010 hizo campaña activa contra el cierre de La Monumental de Barcelona y la prohibición de los toros en Cataluña, y que han sido muchos los festejos a los que ha acudido y se ha dejado fotografiar.

Pero no se trata solo de fotos en plazas de toros, sino que Albert Rivera defendió con vehemencia la Fiesta Nacional en el Parlament cuando se debatía la ley que suponía el fin de la tauromaquia en Cataluña. Por aquel entonces, Rivera llegó a decir que “primero serán los toros, mañana la pesca y luego la caza”, y calificó el toreo de “tradición” española.

Una de las fotografías, en la que se veía a Rivera sacado a hombros de la Monumental de Barcelona acompañando al diestro Serafín Marín, llegó a ser portada de varios diarios de difusión nacional.

Rivera contrapone a su raquitismo intelectual el pose de un político circunspecto, correcto, aseado, que parece haber encandilado a un sector de la opinión española, por fortuna mucho menor de lo que auguran las encuestas.

Ciudadanos es la exégesis actual del viejo y fracasado CDS creado por Adolfo Suárez tras hacer añicos el proyecto de Unión de Centro Democrático. Como buen titalevitas (débil con los poderosos y altanero con los débiles), Rivera dice que no admitirá a individuos que hayan militado en alguna organización falangista (tal vez se sienta avergonzado de su propia madre quien, en plena transición española, parece que perteneció a la izquierdista Falange Auténtica, por aquel entonces lideraba por un melenudo y barbudo falangista llamado Pedro Conde), aunque luego no tuviera empacho alguno en presentar como candidato a la Alcaldía de Dos Hermanas a Manuel Varela, un ex concejal del Partido Popular que presuntamente transfirió dinero de la cuenta del grupo municipal del PP a la suya propia.

Su vista de águila con el ojo ajeno se convierte en ceguera con el propio. El último informe del Tribunal de Cuentas ha detectado falsedad de sus cuentas en el Senado y el PP prevé explotarlo. El PP reactivó este jueves la comisión anticorrupción que puso en marcha en el la Cámara Alta, donde goza de mayoría absoluta,

Tampoco parece que le causara grandes contradicciones morales la elección, como asesor en el Parlamento Europeo, de Jordi Cañas, ex portavoz de Ciudadanos en el Parlament catalán e imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por haber defraudado 429.000 euros a la Hacienda Pública.

El pulcro Rivera tampoco previó las andanzas de José Salvador Murgui, concejal de Ciudadanos en Casinos, un municipio de Valencia, denunciado por estafa tras apropiarse presuntamente del dinero que pedía a sus vecinos para destinarlo a unas monjas de Guatemala que trabajan con niñas huérfanas. El asunto se investiga en un juzgado de Llíria.

Albert Rivera fichó a concejales imputados e investigados en Arcos de la Frontera (Cádiz)ya juzgados y condenado. El Alcalde y concejales de Arroyomolinos (Madrid) . José María Fernández, alcalde de Espartinas (Sevilla, uno de los cuatro que Ciudadanos tuvo en Andalucía, dimitió tras ser imputado por prevaricación. en la tramitación de un contrato para personas en situación de exclusión social de la Junta de Andalucía. Ángel Ferrer (La Nucía) está imputado “por robo de agua, por defraudar en el pago del IBI de sus locales y por la sentencia firme de derribo de una edificación ilegal de su propiedad”.
En Benidorm, agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) detuvieron a un concejal de Ciudadanos en el marco de una operación iniciada tras hacerse públicas unas grabaciones en las que supuestamente el edil ofreció a varios empresarios algunas acciones de su cargo político a cambio de que estos se publicitasen en la televisión que dirigía….

La ejemplaridad de que presumen Albert Rivera y su partido sigue tropezando con la realidad, aunque esta vez en tierra gallegas. La cabeza de lista de Ciudadanos por la provincia de Pontevedra y concejala en esta ciudad, María Rey, fue denunciada en 2014 por falsear una tarjeta de discapacidad y así poder aparcar en las zonas reservadas para este colectivo. Durante al menos cuatro meses, la candidata se aprovechó de esta circunstancia para estacionar su vehículo en el centro de la capital pontevedresa, hasta que un dispositivo de la Policía Local, alertado por una denuncia ciudadana, descubrió el engaño y sancionó la situación,

Y no sólo de los concejales y alcaldes del partido naranja se nutren estos casos de fermentación ética. El politólogo Javier Nart sigue ejerciendo como eurodiputado de Ciudadanos pese a serle descubierta una cuenta secreta en Suiza (según él, como dicen todos, fruto de una herencia de su padre) y cuyos fondos bancarios eran administrados, curiosamente, por Fèlix Millet, el acusado de saquear las arcas del Palau de la Música de Barcelona.

Algunos pueden sentirse inclinados a calificar los anteriores como hechos de escasa sustancia en comparación con los grandes casos de corrupción que han proliferado a la sombra de socialistas y populares. Pero piense el lector que si hemos podido seleccionar una colección de escándalos en un partido con una muy limitada presencia en las instituciones españolas, sobre todo en ayuntamientos de localidades medianas y con escasos presupuestos, qué les estaríamos contando ahora si Ciudadanos tuviese el control de grandes ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas. Lo de considerar la falta de ética como un signo distintivo de algunos partidos y no como algo consustancial de la sociedad en la que vivimos, es un argumento que no cuela.

Además de todas estas “anécdotas” que tienen como protagonistas a representantes de un partido político que dice abogar por una regeneración ética de la vida pública, Ciudadanos fue amonestado en 2008 y 2010 por el máximo órgano fiscalizador del Estado por “menoscabar la transparencia al presentar sus cuentas fuera de tiempo y forma”.

Y si esto les parece poco, añadiremos otro dato: en los años 2012 y 2013, la formación liderada por Albert Rivera no ofreció a la Sindicatura de Cuentas la información requerida sobre donaciones y créditos. Significa que fue cuando empezó a recibir dinero del PSOE

El partido Ciudadanos, en definitiva, no tiene ideología ni doctrina; su discurso es el fruto de la ambigüedad y la tibieza. Ya hemos visto la legendaria capacidad de su líder de sostener una cosa hoy y mañana la contraria, lo que le hace acreedor del certero refrán castellano: “límpiate que vas de huevo”.

Un personaje con tan débiles pertrechos morales y con unas convicciones ideológicas tan escurridizas no podría ser tomado en serio en ninguna otra sociedad que no estuviese tan moralmente corrompida como la española. Lo que propone no puede ser creíble a la luz de los hechos. Hoy puede defender la fiesta brava y aparecer mañana como un feroz antitaurino. Puede jurar en arameo que no apoyará la candidatura de Pedro Sánchez y mantener a la semana siguiente un incestuoso concubinato con el líder socialista. Puede ir de progre con Susana Díaz y de cantamañanas con Cifuentes. Puede pactar con el PP en Málaga capital y con Podemos en Torremolinos, a tan sólo doce kilómetros. Puede criticar la inmersión lingüística en Cataluña y defender al mismo tiempo el marco autonómico que la hace posible. En definitiva, puede cambiar de opinión al dictado de quienes lo financian y promocionan.

En un debate televisivo, Albert Rivera citó a Kant como uno de sus principales referentes intelectuales, soltando al mismo tiempo un rimbombante y aprendido discurso sobre el filósofo prusiano. Todo iba bien hasta que el conductor del debate le pidió que nombrara un título de algún trabajo que hubiera leído de Kant.

Rivera demoró su réplica y tuvo que caer rendido ante la evidencia: no había leído nunca a Kant “en un título concreto”.



Albert Rivera es también el dirigente en cuya manufactura se encuentran ciertos conductos –singulares y colectivos- del Atlantismo. No todos, pero sí son muy importantes.

No fue por mera voluntad de gastar dinero en espacios periodísticos internacionales la publicación y difusión del artículo apologeta de Albert Rivera escrito por el argentino globalista Pierpolo Barbieri en el Times del mes de abril de 2015. En la gacetilla, Barbieri habla de un Albert Rivera que plantea una lucha contra la corrupción política y administrativa, buscando reformar lo reformable y manteniendo los cimientos de la España post-franquista.


Pero regresando a Albert Rivera, constatamos que también el New York Times, medio masónico e internacionalista, valora al referente de C´s como inteligente, honesto y necesario para aplicar la agenda económica liberal. Ya que su esquema político-económico lo sitúa “entre las políticas de austeridad del Gobierno conservador de Mariano Rajoy y sus oponentes, los socialistas”.

El apoyo a Rivera por parte de un sector del Atlantismo también se ve reflejado por la influyente publicación The Economist, para la cual C´s es “una respuesta más constructiva” plasmando “un partido liberal en un país donde el liberalismo nunca ha sido fuerte” y enfatizando que su conductor estrella es joven pero está acompañado por asesores que comprenden las reformas que el Atlantismo pide para España y que están dispuestos a ejecutarlas.

No fue un error de los organizadores de la última reunión de Bilderberg la invitación que le efectuaron al líder de Ciudadanos para que asistiera a dicho evento. Por razón estratégica, prefirió no acudir y en su representación envío al responsable económico de su organización, Luis Garicano.

Otro aspecto a tener en cuenta son los millones de euros empleados para que C´s pueda afrontar competitivamente las diferentes elecciones, financiación seguramente proveniente en gran parte del exterior. Ningún ser humano que conozca bien las maquinarias partidocráticas y la naturaleza de las faenas preelectorales y electorales de agrupaciones de la magnitud de C´s puede creerse el relato de la autofinanciación por parte de afiliados. Si no cuenta con pruebas concretas, al menos por sagacidad y por derecho puede poner en tela de juicio la versión oficial de la autofinanciación.

En 2016, informes periodísticos señalaban que los otanistas y belicistas de Rivera y C´s habrían recibido aportaciones de contratistas militares de los EE.UU en la campaña 2009.

Resulta inobjetable el sustento mediático atlantista/ internacionalista que tiene Albert Rivera, un títere del sistema globalista que se comporta como tal en todas las ocasiones. La de hoy era una de ellas.


La última estafa de Ciudadanos ha sido Cataluña. Ayudado por los grandes de la comunicación de masas para construir un relato de firmeza contra el separatismo frente a la tibieza del PP. En agosto de 2017, el presidente de Ciudadanos se mostró convencido de que no se aplicaría el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

El líder de la formación naranja dijo, en un foro de debate en Madrid, que trabajaba para que no haya que aplicar el artículo 155 de la Constitución. En su opinión, eso sería darle un titular “fantástico” a los nacionalistas: “ni se lo vamos a dar, ni lo vamos a aplicar”.

Si esto es lo que en medios liberales se nos presenta a los españoles como la esperanza de cambio y la única alternativa real y efectiva al PP de Mariano Rajoy, apelemos entonces a la expresión más castiza para responder a la indecente proposición: “Virgencita, virgencita, que me quede donde estoy”.

sábado, 17 de noviembre de 2018

La corrupción e ineficacia de sus ministros, su mujer y su necedad en política, obligan a que Pedro Sánchez adelante las elecciones al 3-02-19


Blog de Juan Pardo

El Presidente del Gobierno del Reino de España, en Guatemala admite que como consecuencia de la postura incívica de los independentistas catalanes y la falta de aprobación de los PGE, las turbulencias se han disparado y, posiblemente, haya adelanto de las elecciones. Aunque en realidad es porque  su mujer, Begoña Gómez  va a ser procesada, de inmediato, por un tribunal de EEUU, asunto relacionado por el caso Grupo Inmark (Oxfam).

Aquella bandera de recuperación con enmienda democrática que enaltecía, Pedro Sánchez, su a su llegada a La Moncloa fue un espejismo propulsor de demagogia aplicada que ha terminado como el Rosario de la Aurora.  El caso de hoy, referente a la ministra de Economía, Nadia Calviño, nunca tenía que haber pasado y tanto ella como la ministra de Justicia, Lola Delgado no tenían que haber aceptado dichos ministerios. Tras las justificadas dimisiones de Màxim Huerta y de Carmen Montón, el Gobierno ha decidido olvidarse de sus promesas de transparencia y ha impuesto el silencio como pauta de comportamiento, lo que le delata más y mejor. El primero que se negó a dar explicaciones fue el propio Sánchez, de cuya fraudulenta tesis los españoles no han podido saber nada, ni cómo se redactó ni cómo se formó el tribunal que le concedió la máxima nota. Como tampoco se pudieron conocer los detalles de la sociedad creada por Pedro Duque para pagar menos impuestos por su chalé, ni por qué se mantuvieron en su puesto La Lola Delgado, a pesar de que quedó demostrado que se reunió varias veces con el corrupto comisario Villarejo, o Borrell, tras conocerse que la CNMV le impuso una multa por usar información privilegiada cuando era consejero de Abengoa.

Y para no dejar en evidencia al que supuestamente era el Gobierno más cualificado de la democracia, Isabel Celaá salió ayer en defensa de la ministra de Economía, Nadia Calviño, y de la secretaria de Estado de Deportes, María José Rienda, pese a que ambas crearon sendas sociedades instrumentales para pagar menos impuestos. La primera cuando se compró una casa; la segunda, según publicó este periódico, a la hora de tributar por sus ingresos sobre derechos de imagen en su etapa de esquiadora profesional. Al igual que han hecho Calviño y Rienda, Celaá se negó a dar más explicaciones y a valorar un comportamiento tributario que, antes de ser presidente, Sánchez consideraba poco ético, tal y como expresó en Telecinco en 2015 en referencia a Monedero: "Es inmoral crear una sociedad interpuesta para tributar la mitad de lo que le correspondería". 

Esa persona, concluyó tajante, "al día siguiente estaría fuera de mi Ejecutiva". Callar ahora es un acto de cinismo que no se merecen los ciudadanos españoles. Quizá por eso Susana Díaz ha intentado marcar distancias con Pedro Sánchez, ante el que perdió en las primarias para ocupar la secretaría general del PSOE y con quien nunca ha mantenido una relación fluida. En la que quizás sea la campaña más personalista de cuantas hayan protagonizado los socialistas andaluces, con una candidata que ha adoptado los métodos populistas de primar su nombre antes que el del partido, Díaz aludirá lo menos posible a la política nacional. Y limitará a solo dos días la presencia del presidente en Andalucía e intentará no coincidir con los ministros que participen en la campaña. Díaz sabe que más que una ayuda, Sánchez y su Gobierno podrían convertirse en un lastre para revalidar su mayoría en las urnas, ya que los votantes andaluces se muestran bastante críticos con la alianza del líder socialista con los independentistas catalanes, de quienes en última instancia depende la aprobación de los Presupuestos. 

En Andalucía, los asuntos relativos a la unidad de España y a la solidaridad interterritorial, cuestionadas discursivamente desde Cataluña, pueden pasar factura a una candidata que nunca ha ocultado sus deseos de dar el salto a la política nacional. Los andaluces, sin embargo, tienen la oportunidad de mostrar su rechazo a un Gobierno que en tan solo seis meses ha dilapidado las expectativas que generó tras el triunfo de la moción de censura contra Rajoy.

Etiquetas:
Junta de Andalucía, Pedro Sánchez, PSOE, Perro Sánchez, Pedro Duque, Màxim Huerta, Nadia Calviño, Begoña Gómez, Isabel Celaá, Susana Díaz, Dolores Delgado, Carmen Montón, Abengoa, Podemos, Corrupción,

viernes, 16 de noviembre de 2018

La gran farsa de VOX, con dinero del PSOE, para restar votos al PP.


Blog de Juan Pardo

Santiago Abascal, un vividor de la política sin escrúpulos ni sentido de la realidad encontró un mecenas socialista, Pedro Sánchez con ganas de destripar al Partido Popular y en buena parte lo consiguieron. Le quitaron la alcaldía de Madrid, la mayoría absoluta al PP de la Comunidad murciana, 8/10 diputados nacionales. Todo eso con 46.000 votos en toda España. En Madrid por 4.000 votos, en Murcia por 412 votos y 4 diputados por ± 50 votos.

Dicen ser la derecha tradicional de España, Franco, a su lado era de izquierdas.  Lo más mediático que tuvo Vox para canalizar el voto desafecto fue al catalán Vidal-Quadras, protagonista unos meses antes de un sonoro incidente a cuenta de sus viajes a Bruselas en clase VIP y suite de fonda. Sabemos cómo terminó dinamitando el voto “disidente” en unas elecciones europeas que certificaron el nacimiento y la defunción electoral de Vox al mismo tiempo. Sacaron menos votos de los que aportaba el mítico Blas Piñar.  

Al percibirse en Génova la inutilidad de Abascal, ya manifestada en sus años ociosos en el parlamento vasco y al frente de fundaciones subvencionadas –una de las fundaciones tenía como ámbito de aplicación “coleccionar sellos de Franco, automáticamente, Esperanza Aguirre le puso el pie en el culo, se hizo lo que se suele en estos casos: soltar lastre. Así fue como Abascal comenzó a perder influencia y presencia. Muchos de los que se acercaron a él huyeron en desbandada. Electoralmente, entre tanto, Abascal y su partidito siguieron avanzando estrepitosamente a paso de cangrejo. En las últimas elecciones vascas obtuvieron poco más de trescientos votos. No se dieron por aludidos.

Pero él sigue, erre que erre, inmune al ridículo y al desaliento. En el fondo lo que revela es su larga condición de mediocre que no concibe ni conoce otra forma de vida que no sea la política. No se le conoce oficio, ni beneficio, ni ocupación laboral alguna, ni ingresos económicos que no procedieran del presupuesto público o, como ahora, de las cuotas de sus afiliados, algunos de ellos no tan pardillos como aparentan. Se trata por tanto de un político profesional, que tiene que ir improvisando a cada paso para acoplar su mercadería al gusto del consumidor y entre tanto poder seguir viviendo sin darle un palo al agua.

Abascal no tiene carisma, no es un personaje notable, su oratoria no imantará nunca pasiones, carece de una mínima formación intelectual, no se recuerda nada que en él haya sido genial. Ni siquiera brillante. Pero Abascal no es ningún tonto. La prueba es que ha vivido de la mamandurria durante años.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Somos insustituibles, porque somos necesarios,

blog de Juan Pardo

Ignorar la posición de alguien por considerarla un simple punto de vista es no considerarla en absoluto. La cuestión no está en tenerlo. Al contrario. El problema consiste en no contemplar el de los demás. Y un modo frecuente y rudimentario de hacerlo consiste precisamente en asentir que es peculiar y propio, para reducirlo a algo carente de interés salvo para cada quién. El diálogo adereza con destreza los diversos componentes,  los recompone,  hasta conformar y configurar otra nueva realidad.

Desde la lejana historia con frecuencia se dice  que se trata de la opinión de otro, como argumento para justificar que, dado que cada quien tiene la suya, es cuestión de limitarnos a dejar constancia de esa diversidad.Cada cual lo ve a su manera y no hay nada que añadir.  Y si nos descuidamos a eso lo llamamos tolerancia. Sería tanto como admitir que nos desenvolvemos entre el máximo común divisor y el mínimo común múltiplo. En cualquier caso, algo común. Se desatendería de ese modo que precisamente lo común no es sin más algo dado, sino asimismo algo procurado, decidido, algo acordado. Se asentaría la posición individual, diciendo que cada uno dispone de la propia, y que no sólo la percepción de los objetos es diferente, sino que también las convicciones, las ideas y los valores nos hacen mirar y ver de un modo determinado. Son perspectivas.

Blog de Juan  Pardo
Añadir leyenda
Si bien de ello puede desprenderse con algunas razones que no hay un modo único y verdadero de proceder, ni un lugar exclusivo en el que situarse, sin embargo hay formas de atender que son más que ver. Contemplar y considerar supone no reducirse al simple constatar lo inmediato y es más un hacer con capacidad de armonizar, de dinamizar y de historizar lo visto. Y para eso se precisa activar el discurrir, a fin de que haya en rigor discurso.

Puestos a deducir con urgencia algo al respecto, semejante perspectivismo no afectaría ni solo, ni tanto, a la diferencia en el mirar, sino a la diferencia en la singularidad irremplazable de cada vida particular. Ortega y Gasset, tan traído sobre este asunto, insiste en que “lo que de la realidad ve mi pupila no lo ve otra”, pero para deducir no sobre la inconsistencia de lo que vemos, sino sobre la contundencia de quienes somos al hacerlo. 

Sin duda, no sólo en Leibniz cada mónada es una perspectiva del universo, también cada palabra, incluso cada sentimiento, y, siendo en sí misma una totalidad, no agota totalidad alguna. Podría entonces pensarse torpemente que la verdadera contemplación consistiría en ir incorporando por adición los distintos elementos hasta lograr una composición total. Pero el perspectivismo de la mirada no supone que cada ver sea parcial porque ve una parte. Para empezar, porque la posición no se reduce a la situación. Incluso aunque nos desplazáramos una y otra vez, la mirada resultante no dejaría de ser una perspectiva. En la contemplación hay algo de dislocación de lo prefijado.
No basta, por tanto, con efectuar una figura con diversos elementos. Son más que ingredientes o componentes. Y sólo lo son en la medida en que se encuentran vertebrados, articulados y armonizados. Pero para ello es preciso reconocer su mutua pertenencia a algo susceptible de ser común. Así que, por ejemplo, si se habla de deconstrucción, no es una simple demolición, sino una suerte de desmontaje para efectuar otra composición. Si se habla de juicio, y de su capacidad de escindir, de discernir, o de separar, es para vincular mejor. Eso supone hacerse cargo de que toda unidad lleva inscrita una separación, una escisión, que es la que cada vez conforma una realidad.
No es cuestión de ampararse en el perspectivismo para entronizar el puro subjetivismo. Y menos aún para, descaradamente, proponer lo individual como camino, a fin de sostener la propia posición fijada, en conflicto y en una lucha de poderes. Incluso para Nietzsche, inteligir es “una cierta relación de los instintos entre sí”. Cabe preguntarnos una y otra vez sobre el sentido y el alcance de esta relación, de toda relación. Pero no hemos de olvidar que algo sólo es en relación. Ni siquiera la mirada, por muy médica o clínica que pretenda ser, escapa, como Foucault nos recuerda, de acabar siendo un discurso, de pronóstico, de diagnóstico o de terapia.

No se reduce del perspectivismo que no hay nada que hacer, que dado que cada cual lo ve a su manera todo es reflejo caleidoscópico, irisaciones de lo inalcanzable. Más bien se desprende que toda palabra y toda mirada son imprescindibles y que la deconstrucción y el juicio convocan a una recomposición, que no se limita a reponer lo ya puesto sino que reactiva la capacidad de componer para procurar, tal vez, algo radicalmente otro.

El perspectivismo no es la fuente de la impotencia, ni de la resignación, ni de la desesperación, sino de la recreación. Conjunta y armoniosa, con la confianza de que procure nuevas formas y posibilidades de vida, semejante recreación no significa elaborar objetos u objetividades al margen de nuestra condición de sujetos. La perspectiva nos une, enlaza y vincula.

Ampararse en el perspectivismo para relativizar las posiciones supone ignorar que estas son determinantes para liberar otros ámbitos y procurar diferentes alternativas, a fin no sólo de montar o de construir otras edificaciones, sino de procurar conformaciones, que no son simples establecimientos.
Preguntado un invidente que con anterioridad pudo ver sobre su recuerdo del color, contestó que es importante, pero que lo más decisivo es tener memoria de la perspectiva. Lo interesante fue en su día apreciar sus efectos. Mediante cajas ópticas y cámaras oscuras se transmitió el paso del tiempo. Y con ello su relieve espacial. Y de eso se trata. La perspectiva da densidad y nos libera de la lectura unidireccional, plana, sin fondo ni forma, y nos confirma los pliegues en los que se desenvuelve cualquier mirada.

Desautorizar la posición de alguien por considerarla un simple punto de vista es no considerarla en absoluto. La cuestión no está en tenerlo. Al contrario. El problema consiste en no contemplar el de los demás. Y un modo frecuente y rudimentario de hacerlo consiste precisamente en asentir que es peculiar y propio, para reducirlo a algo carente de interés salvo para cada quién. El diálogo adereza con destreza los diversos componentes,  los recompone,  hasta conformar y configurar otra nueva realidad. 

martes, 13 de noviembre de 2018

Aznar: "Si en las elecciones andaluzas se golpea con dureza a socialistas podemitas (golpistas). A España volverá el bienestar.




Autor: En las encuestas internas y objetivas de todos los partidos políticos, el Partido Popular se sitúa en Andalucía a 3-4 parlamentarios de la mayoría absoluta 02/12/2019.

VOX, partido financiado por el PSOE no tendrá representación 100% en la Junta de Andalucía, pero restará 4-5 parlamentarios al PP. ¿Quién le financia? Ciudadanos como socio, antes y ahora del PSOE en la Junta y…. apoyaba la negativa que pedía la jueza instructora para esclarecer los “hechos” de los EREs andaluces, lo que ha retrasado el juicio en tres años. ¿Sabéis por qué? Sencillamente porque recibió 9 millones de euros a cambio del apoyo y más de 6.000 analfabetos funcionales de Cs han pasado a ser funcionarios de ámbito estatal, de momento, la mayoría en Andalucía. Como antes de las elecciones publicaré con nombre y apellidos en este blog.

La etapa de Aznar: Las condiciones que heredó, José María Aznar de Felipe González, tras 13 años de Gobierno, fueron catastróficas: 3,8 millones de parados (25,04% de la población activa), 5,7% de déficit público, una deuda de 60 billones de pesetas (360.000 millones de euros) y una Seguridad Social en quiebra, en una legislatura que, además, llegó a la mayor presión fiscal de la democracia (un 36% por las subidas de impuestos).

Posiblemente, los 8 años que gobernó Aznar macaron los mayores índice de crecimiento jamás vividos en España. Al final de su presidencia, el crecimiento era del 2,8% y los parados sumaban poco más de 2 millones (un 10,3%). Se pasó de 12.626.700 de ocupados en el primer trimestre del 96 a 17.865.800 en el segundo trimestre del 2004, o sea, más de 5 millones de parados encontraron trabajo.

Con Felipe González, el déficit público superó el 5.7%, las cifras de paro superaron el 25% con una subida de impuestos cercana al 40%. Puede, puede que parte de ese crecimiento fuese como consecuencia de la famosa de las Azores. Pedro Sánchez culpa a la fosa de Franco de su desvío presupuestario.  

A pesar de los índices positivos que heredó Zapatero de Aznar, los sindicatos se quejaron de que el empleo era precario a causa de la flexibilidad laboral y de la moderación salarial, pero parece que, si atendemos a las cifras, Zapatero ha recibido la mejor herencia de cualquiera de los otros presidentes del Gobierno, dejando a la vez la peor de todas. La dejaron 2.027.000 de parados y deja 4.937.200. ¿Fruto únicamente de la gravedad de la crisis económica y financiera internacional o también de los errores cometidos. Si Zapatero era “malvado y poco inteligente”, Pedro Sánchez le hará inmaculado.

El Gobierno de Mariano Rajoy se despidió con el mejor balance en materia de empleo. Aunque es cierto que todavía hay más de tres millones de parados, que aún no hemos alcanzado los 20 millones de ocupados que teníamos antes de que estallara la crisis y que la precariedad es la compañera habitual de demasiados trabajadores, lo cierto es que hay 1,1 millones de parados menos que en diciembre de 2011 cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa y 1,6 millones de cotizantes más. O lo que es lo mismo: en estos siete años de Gobierno popular, el paro se ha reducido un 26,46% y la afiliación a la Seguridad Social se ha incrementado un 11,63%.

El expresidente del Gobierno de España y presidente de la fundación FAES, José María Aznar, ha considerado necesario este martes "desarticular el golpe de estado" que se dio y "se da todos los días" en Cataluña y del que ha considerado "responsable de complicidad" al PSOE, pues de lo contrario no se podrá "fortalecer" a la nación española.


 Aznar está bastante preocupado por "el momento más grave de los últimos 40 años", lo que es una "crisis sistémica, no coyuntural" debido a que "no ha habido una institución que no haya resultado dañada". Dentro de todo ello, ha aseverado, "lo más grave es el problema del secesionismo" y el traslado o que se yo de Franco. Seguro que el Caudillo hubiese preferido que lo incinerasen o que subastasen sus huesos para donar la recaudación a la musa de La Moncloa y profesora de la Universidad,  Begoña Gómez. Es curioso con 15 años no se puede optar a ser discentes de la universidad, en cambio, se puede obtener nivel académico, en lo suficiente,  como para ser docente. ¡Manda huevos¡

 Ante este "peligro" que se "agrava cada día" y que "no parece que vaya a poder solucionarse en los próximos tiempos", Aznar ha reconocido que no se podrá abordar "sin asumir graves riesgos" y que resulta "absolutamente indispensable" fortalecer la nación española pues ha añadido que se incluye entre las personas, cansadas de escuchar "insultos, desprecios y vejaciones" a España.

 Para ese fortalecimiento Aznar reclama "desarticular" el "golpe de estado" que se dio y que, en su opinión, "se da todos los días" en Cataluña, pues "los golpistas ocupan las instituciones y condicionan el Gobierno de España", que ha recordado que está formado por un PSOE "minoritario" apoyado por "radicales antisistema y secesionistas".

lunes, 12 de noviembre de 2018

Trump a Macron: ¿Por qué Merkel no entrega a los terroristas españoles? Macron: ”Tampoco entrega a los yihadistas” ¡Ahhh¡

Blog de Juan Pardo

La famosa fotografía, de Waterloo, entre Carles Puigdemont y Arnaldo Otegui, solo tienen una interpretación y un más que evidente mensaje  a los españoles, “España es un Estado totalitario” y nuestra madrina es Angela Merkel.  

El Tribunal de Estrasburgo ha concluido  que la Audiencia Nacional que condenó a Arnaldo Otegi como miembro de una organización terrorista estaba bajo sospecha de parcialidad. Admitiendo que Otegi pertenecía y pertenece  a la banda terrorista ETA. Estima así la demanda del dirigente abertzale y otros cuatro condenados en el caso Bateragune por su intento de reconstruir Batasuna. Pero solo obliga a que el TS revise dos preguntas,

El tribunal europeo Estrasburgo 100% controlado por Alemania no sabe cómo eran aquellos juicios en los que los etarras señalaban con el dedo a abogados de las víctimas y jueces amenazándoles con cortarles el cuello, que se lo pregunten a José María Fuster-Fabra. A la vez los sucesivos Gobiernos españoles nunca han sabido explicar adecuadamente al resto de Europa la mafia organizada que significaba ETA, de ahí sus apoyos en Francia durante décadas. Ni siquiera España tiene porqué avergonzarse como país por la decisión del alto Tribunal de Estrasburgo pues sólo ha recibido seis sentencias condenatorias en su historia. Suiza lleva 10, Francia 12, Portugal 13, Alemania 16 e Italia 31. El problema no es la decisión de Estrasburgo, es olvidar el pasado de los terroristas

Que el president suplente Quim Torra califique como “hombre de paz” a un militante confeso en ETA y que le reciba Puigdemont en Waterloo tras asesinar la banda a 54 personas en Cataluña, da una idea de la catadura humana de estos individuos que tanto daño están haciendo a mi tierra. El último catalán asesinado por ETA en el 2001 fue el Mosso d’Esquadra Santos Santamaría, antes Hipercor, los niños del cuartel de Vic, Ernest Lluch, …Herri Batasuna antes de Hipercor recibía 40.000 votos de Catalunya, tras el atentado, en las europeas, sólo 15.000. Esto también lo han olvidado quienes ahora ocupan la Generalitat.

El 11 de septiembre del pasado año decenas de catalanes se hacían selfies y vitoreaban a Otegui en la manifestación de La Diada, ocupaba un lugar preferente en la marcha y era entrevistado como un héroe en TV3. Para ellos y para el resto sería bueno recordar lo que le hizo Arnaldo Otegui antes de blanquear su pasado. No lo olvida la familia de Luis Abaitúa Palacios, director de la fábrica Michelin en Vitoria.

Una noche de invierno Otegui le encañonó con una pistola y le hizo subir al maletero de su coche. Le quitó el reloj, le tapó con algodones los ojos, le puso unas gafas oscuras y se lo llevó secuestrado a un zulo excavado en el bosque. Era un lugar húmedo de 2,50 metros de largo por 1,50 de ancho y 1,80 de alto. Más parecía una tumba que un zulo. Allí permaneció 10 días secuestrado.

Por la mañana no le trataban del todo mal, por la tarde llegaban los interrogatorios insoportables y por la noche la tortura. Otegui entre otros le obligaba a empuñar un revolver y a apretar el gatillo, a jugar a la ruleta rusa. Para los terroristas era un divertimento, para el empresario una vejación de la que jamás se recuperó. A los 10 días fue liberado por la banda porque la empresa y los trabajadores habían llegado a un acuerdo laboral.

El 11 de septiembre, después de conocer el fallo de Estrasburgo,  cientos de catalanes vitoreaban a Otegui. Cuando solo es un informe que el Tribunal Supremo “ni leerá”. El motivo concreto de la recusación fueron las palabras de Murillo en el juicio por un homenaje al jefe etarra Argala. La magistrada le preguntó directamente si condenaba el terrorismo etarra. Cuando Otegi dijo que no iba a contestar, la juez afirmó: "Ya sabía yo que no me iba a contestar esa pregunta". Por tanto queda a libre criterio e interpretación de la magistrada, de otra forma un juicio podría ser eterno y Otegi es de sobra conocido su espíritu terrorista.

Luis Abaitúa perdió en ese tiempo 7 kilos de peso. Él y su familia huyeron a dirigir Michelin en Brasil, aunque a los tres años regresaron y vivieron en Valladolid hasta su muerte, pocos años después. Asegura su hijo que jamás se recuperó de la tortura vivida esos días. ETA hizo lo mismo con otro directivo de la misma compañía en Vitoria poco después y terminó, como era habitual en la banda, asesinado con dos tiros en la nuca.

Ese es Otegui. Probablemente participó también en al menos otros tres secuestros, algunos testigos le sitúan en ellos, los de Gabriel Cisneros, Javier Rupérez y Javier Artiach, pero de los tres fue absuelto por falta de pruebas. Cuando le detienen en Francia llevaba encima siete cartas dirigidas a industriales de Pamplona y Vitoria exigiendo el “impuesto revolucionario”.

Por el secuestro de Abaitúa solo fue condenado a seis años de prisión. Este es el “hombre de paz" que hace frente común con Carles Puigdemont y Qim Torra para lograr la independencia de Cataluña. 

domingo, 11 de noviembre de 2018

ETA vuelve con licencia oficial para matar. Gobierno de Navarra (Geroa Bai –ETA-, Bildu –ETA-, Podemos, PSOE e IU –terroristas)



Blog de Juan Pardo

-El PSOE se une  a etarras y terroristas del gobierno de Navarra (Geroa Bai –ETA-, Bildu –ETA-, Podemos, sanchistas e IU –terroristas-

Cuando ETA comunicó el alto el fuego contra los pobladores de España, todos sin distinción de causa ni razón pensamos: “Esto no es un alto el fuego, solo pretendan “dar” lástima atiborrar sus arsenales con dinero público.  Si triste es que te maten más triste es que lo hagan con tus mismas aportaciones y tolerancia.

.Los cinco partidos que gobiernan Navarra -Geroa Bai, Bildu, POSE, Podemos e IU- ha aplicado una política orientada al nacionalismo vasco, lo que se ha traducido tanto en el uso de la ikurriña como como en una legislación destinada a extender el uso del euskera. En este contexto, las elecciones autonómicas de 2019 resultan clave para evitar que Navarra se deslice por la senda soberanista. La intención de Geroa Bai, en línea con la posición del PNV, es ampliar la euskaldización de la comunidad foral. 

Dada la igualdad en apoyos entre el bloque nacionalista y el constitucionalista, los socialistas navarros deberán elegir entre cimentar un Gobierno de base leal a la Constitución o prolongar otro de signo nacionalista. Los enjuagues de Pedro Sánchez con el PNV para mantenerse en La Moncloa y el hecho de que la líder del PSN establezca una raya roja a la hora de alcanzar pactos con el PP y Bildu -como si pudiera establecerse una analogía entre ambas formaciones- no auguran una reacción firme de la dirección del PSOE, como sí ocurrió en 2007, cuando Ferraz obligó a los socialistas navarros a facilitar un Ejecutivo de UPN. Ahora, el desafío secesionista de Cataluña en marcha agrava la coyuntura. Depende de los que ocurra en los próximos comicios, Navarra puede apuntalar o, por el contrario, debilitar el proyecto en común que representa España. Y produce pavor pensar que tal dilema se encuentra en manos de Sánchez.

El fantasma de guerra civil que alumbra el gobierno de Navarra -La hostilidad nacionalista contra los constitucionalistas en Alsasua no sólo evidencia la paz de plomo que ha emergido tras el fin de ETA, sino que es consecuencia de la estrategia separatista del Ejecutivo foral que preside Uxue Barkos. El pentapartito que gobierna Navarra -Geroa Bai, Bildu, PSOE, Podemos e IU- ha aplicado una política orientada al nacionalismo vasco, lo que se ha traducido tanto en el uso de la ikurriña como como en una legislación destinada a extender el uso del euskera. En este contexto, las elecciones autonómicas de 2019 resultan clave para evitar que Navarra se deslice por la senda soberanista. La intención de Geroa Bai, en línea con la posición del PNV, es ampliar la euskaldización de la comunidad foral. Dada la igualdad en apoyos entre el bloque nacionalista y el constitucionalista, los socialistas navarros deberán elegir entre cimentar un Gobierno de base leal a la Constitución o prolongar otro de signo nacionalista. 

Los enjuagues de Pedro Sánchez con el PNV para mantenerse en La Moncloa y el hecho de que la líder del PSN establezca una raya roja a la hora de alcanzar pactos con el PP y Bildu -como si pudiera establecerse una analogía entre ambas formaciones- no auguran una reacción firme de la dirección del PSOE, como sí ocurrió en 2007, cuando Ferraz obligó a los socialistas navarros a facilitar un Ejecutivo de UPN. Ahora, el desafío secesionista de Cataluña en marcha agrava la coyuntura. Depende de los que ocurra en los próximos comicios, Navarra puede apuntalar o, por el contrario, debilitar el proyecto en común que representa España. Y produce pavor pensar que tal dilema se encuentra en manos de Sánchez. ha aplicado una política orientada al nacionalismo vasco, lo que se ha traducido tanto en el uso de la ikurriña como como en una legislación destinada a extender el uso del euskera. En este contexto, las elecciones autonómicas de 2019 resultan clave para evitar que Navarra se deslice por la senda soberanista. 

La intención de Geroa Bai, en línea con la posición del PNV, es ampliar la euskaldización de la comunidad foral. Dada la igualdad en apoyos entre el bloque nacionalista y el constitucionalista, los socialistas navarros deberán elegir entre cimentar un Gobierno de base leal a la Constitución o prolongar otro de signo nacionalista. 

Los enjuagues de Pedro Sánchez con el PNV para mantenerse en La Moncloa y el hecho de que la líder del PSN establezca una raya roja a la hora de alcanzar pactos con el PP y Bildu -como si pudiera establecerse una analogía entre ambas formaciones- no auguran una reacción firme de la dirección del PSOE, como sí ocurrió en 2007, cuando Ferraz obligó a los socialistas navarros a facilitar un Ejecutivo de UPN. Ahora, el desafío secesionista de Cataluña en marcha agrava la coyuntura. 

En consonancia con los resultado de las elecciones en Navarra se adoptará el castigo para a cada más debilitada España, produce pavor pensar que tal dilema se encuentra en manos de Perro Sánchez.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Errejón: “En Venezuela comen tres veces al día”. Zapatero: “En Venezuela hay escasez de alimentos de lo mucho que comen” Califica a estos energúmenos.



A diferencia de mis conciudadanos y muchos amigos españoles que me expresan su inmensa preocupación, a mí, después de tragar grueso por la indignación, me parece estupendo que políticos como Iglesias digan que le da “envidia” los que vivimos en Venezuela o que ¡Chávez es Dios!. Celebro amigos que Errejón exprese que España “necesite mucho” ese “cálido viento” proveniente de Venezuela y que en mi país la cosa marche bien porque hacemos “tres comidas al día”. Trago grueso, pero no me voy a poner a rebatir cifras en mano lo que cualquier español puede ver en un telediario sobre mi país, o los millones que abandonan en gigantescas oleadas el “estado de bienestar chavista” o rebatir que la culpa es de un bloqueo yanqui, cuando es Donald Trump quien paga todo el dinero que tiene Venezuela y que, cuando los chinos no quisieron prestar más, fue Goldman Sachs quien le dio el dinero, entre otras cosas, para pagarle las cuentas a los asesores españoles.

De hecho, amigos, una vez superada la lógica indignación me atrevo a explicar que lo que necesita España es precisamente eso, que no paren de hablar, que no callen como lo hicieron aquí, porque ya en mi país lo hecho, hecho está, pero esas palabras son estupendas para evitar que pasen como lo hizo Chávez, engañando al planeta entero sobre sus verdaderos proyectos e intereses.

Tampoco, y debo ser honesta, los voy a responsabilizar de que estamos así en Venezuela por su culpa, pues a los que les ha ido mal es a ellos por haber aceptado el corrupto y envenenado dinero de Venezuela, del que hoy -como toda buena mafia- no se pueden escapar y están obligados a defender lo indefendible. Tampoco me santigüé el día que nos enteramos que Juan Carlos Monedero había asesorado a Chávez, porque cualquiera que lea sus libros pensaría de inmediato que “a este le va a ir muy mal”, porque a fin de cuentas lo que pretendía Chávez no era otra cosa que implementar sus críticas a la Alemania comunista. Así que Monedero la tenía cruda, pues el destino de sus clientes no era otro que perder toda la legitimidad, cuando incapaces de producir y causándoles pánico a los cuatro gatos que trabajaban, terminaría “paralizado, estancado, carente de movimiento”, mantenido “merced al uso exclusivo de la represión” (Monedero, en 1993)

Pero Monedero dijo lo mismo que todos los anteriores asesores y lo despidieron, teniendo que contratar a otros de menor calado y mayor amplitud, lo que bien vale una explicación. Verán, el asunto que pocos conocen es que la petrochequera convocó primero a los mejores pensadores rusos y de la RDA a partir  del año 99, quienes le explicaron a Chávez que lo que pretendía hacer era una autentica salvajada. ¿Cómo podía una nación que no producía ni un tornillo decir que era el futuro de la revolución? Una cosa es que el venezolano siempre dijera que “no era suizo” pero otra cosa -cercana al insulto- era tratar de decir que una nación cuya mayoría vivía en casas de cartón, sin trabajo y con una educación media equivalente a la de un niño de once años, podía alcanzar lo que no hicieron los industrializados rusos y alemanes. En fin, que el insulto no podía ser más evidente, cuando desde la jungla explicaban implícitamente que les darían una lección a esos idiotas revolucionarios europeos.


Más tarde y frente al portazo en la cara, el gobierno trató de contratar a las mejores mentes de los satélites soviéticos, cortejando entre otros al mismísimo Istvan Mezarosh, quien les contestó públicamente y en televisión que los que hacen socialismo en países sin desarrollo “son unos loquitos (…), fue inconcebible en la URSS o en una nación del tamaño de China. (…) Ese es un pensamiento que lleva al desastre (…), tratar de implementar el socialismo sobre la base de una economía extremadamente atrasada es terrible”.

Finalmente llegaron, por descarte, los comunistas pirenaicos de menor calado, porque una vez descartados a los del sentido común, siempre se puede encontrar en los Pirineos a algún profesor de menor calado francés o español que por algunas pelas -hoy eurillos- defienda las teorías de Idi Amín o Dos Santos de cómo hacer revolución en el Tercer Mundo y le aplauda -como a Amín- los conceptos de guerra económica o que aplaudan la “justa repartición de la riqueza” en Angola, sin importar que posteriormente la hija de Dos Santos termine en la lista de billonarios de la revista Forbes, en señal de cómo terminan en realidad las teorías europeas en el Tercer Mundo y en especial la de las justas reparticiones socialistas.

Pero la suerte, si podemos llamarla así, es que nunca había ocurrido que esos asesores conformaran un partido político, y eso es extraordinariamente beneficioso para España, así que digan todo lo que tengan que decirle a los votantes españoles, porque algo bueno hay que sacar de todo esto. Y es que gracias a Chávez -entre muchas otras cosas y errores – esos mismos asesores pasaron de tener el primer partido en votos (barómetro del CIS), aquel que “lleno de energía transformadora” era una “gigantesca amenaza para barrer al bipartidismo”, a un Frankestein de la política conformado por decenas de piezas de cadáveres políticos. Gracias a Chávez, después de haber sido un partido emergente con concepción propia, originado y apoyado en la indignación de millones de españoles, pasaron a ser una coalición que representa el pasado europeo más obstinado y arcaico. De ser los mas jóvenes, a representar las ideas más viejas.

Repito que hay que celebrar esas palabras y sobre todo la suerte que tiene España, que no es otra que los asesores de Venezuela y de Podemos -me disculpan el sarcasmo- son los mismos

Así que sigan hablando bastante del chavismo, porque es bueno para España; que no se detengan, celebremos y publiquémosle todo lo que tengan que decir de las “bondades” del chavismo y su revolución. Hablen, para que las bases democráticas e independientes de Podemos entiendan bien el concepto de “Chávez es Dios” y luego comparen al ver el estalinismo más recalcitrante en el seno de su partido. Hablen, no se detengan, para que la base industrial y comercial española vea su futuro reflejado en las industrias venezolanas arrasadas y culpadas de hacer la misma guerra económica que señalaban Amín y Dos Santos. Hablen, para que los medios de comunicación españoles sepan el futuro que les depara la “libertad de expresión” que proponen. Hablen para que sepan cómo será exactamente el futuro programa de “respeto a la oposición”.

Que hablen, que no se callen, porque la mera existencia de esas ideas en Podemos ayuda nada menos que a enterrar lo que había mal y rescatar lo mejor de la política española. Porque el español, ese que sueña con un mejor porvenir, que desea con fuerza progresar, no se conforma con hacer solo tres comidas al día, importadas y entregadas por una caja de cartón -pagadas por Trump-. Por eso el extremo de esos asesores parlanchines es precisamente lo que permite descubrir, con auténtica precisión, que parte del cuerpo político es el que proviene el olor de ese “cálido viento” y hace que la aplastante mayoría de los votantes españoles simplemente se tape la nariz.

Repito que hay que celebrar esas palabras y sobre todo la suerte que tiene España, que no es otra que los asesores de Venezuela y de Podemos -me disculpan el sarcasmo- son los mismos.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Tengo muy claro que "el Lobo" no intentó asesinar a Pedro Sánchez. En cambio, no dudo de que los golpistas "van" a por el Lobo y a por los españoles.



Blog de Juan Pardo

Como no podía ser de otra forma, el motivo de dicho y falso intento de asesinato era Franco y el héroe de la salvación nacional era VOX. Esta se le escapó a Villarejo.

Cualquier tropelía contra un aforado, caso de Sánchez, sin más preámbulo es de obligatorio cumplimiento poner los hechos en conocimiento de la Audiencia Nacional, por tanto, Pedro el mártir juega sucio en complot con  Abascal se han abierto de patas o lo que es lo mismo es mentira. VOX es un partido financiado por el PSOE y que aprovechándose de su falso espíritu nacional, tienen como  único objetivo restar votos al PP son capaces de utilizar al mismo Jesús del gran poder.  En las elecciones pasadas quitaron la mayoría absoluta por menos de 500 votos al PP en la comunidad murciana. Estando yo presente, cuando terminó el recuento de votos en Murcia la fiesta  entre socialistas y voxianos nada tenía que envidiarle a la feria de Abril de Sevilla.   Ellos (VOX) no sacaron representación en ninguna de las 17 comunidades que forman el mapa electoral comunitario del reino de España. En Madrid arrebataron la alcaldía al PP con el 0.6%. En las últimas elecciones generales, por aquello de la Ley de restos restaron 80 diputados al PP que de 137 se hubiese pasado a 145 o lo que es lo mismo hubiese obligado a que pactasen todos los partidos con representación (Podemos y Cs incluidos) para que prosperase la moción –imposible- y el 155 estaría domando a los bravos catalanes.

¿Cómo es posible que un partido (vox)–por entonces- con menos de 2.000 afiliados y menos de 500 de pago puede afrontar unas elecciones generales, autonómicas y municipales? Ante la evidencia, no hay otra respuesta que “financiación “en B” del PSOE”.
Las redes sociales y los grupos de  Audiencia Nacional, no son la barra del bar ni el máximo exponente de una libertad de expresión que en demasiadas ocasiones se convierte en mala educación. Todo lo que se dice o vuelca en ellas deja una huella tan profunda como las ponzoñosas grabaciones de Villarejo. Y puede provocar alertas. Muchas veces son infundadas o exageradas y devienen en modernas cazas de brujas y en infinitas adaptaciones de ese clásico llamado Pedro y el Lobo. Otras no. Supuestamente fue una dirigente local del partido ultraderechista Vox quién puso a la policía sobre la pista del vigilante y exatleta profranquista que quería «sacrificarse» por España y acabar con la vida de Pedro Sánchez, «ese rojo de mierda». Nadie le dio un chivatazo. Simplemente leyó sus mensajes en un grupo. Nada más y nada menos. El «francotirador» iba en serio y tenía un arsenal. 

Nadie le prestó el apoyo logístico que pedía, pero en Twitter no resulta difícil encontrar a un batallón de simpatizantes. Manuel Murillo estaba solo y no será el Lee Harvey Oswald español, pero su proyecto de magnicidio no puede desligarse de la creciente tensión política de los últimos años. Guerras culturales, bandos, cruzadas, líneas rojas y excesos verbales son perfectos ingredientes para un mal caldo, amargo, peligroso y explosivo.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Josu Zabarte, el carnicero de Mondragon con 17 asesinatos -ETA- representaba al PSOE en Alsasua


Blog de Juan Pardo

"No he asesinado a nadie, solo he ejecutado y no me arrepiento"

Josu Zabarte, 20 atentados, 17 asesinatos, 30 años en prisión
'No me sé el nombre de las víctimas. Son otras cosas las que no me han dejado dormir'


El asesino que acabó con la vida de 17 personas bajo el amparo de la banda terrorista ETA, ha sido una de las caras visibles en la contramanifestación que ha obligado a la Policía Foral y a la Guardia Civil a desplegar un fuerte dispositivo de seguridad.

Josu Zabarte, siempre se ha negado a pedir perdón por sus asesinatos. En varias ocasiones ha asegurado que no se arrepiente de lo que hizo, haciendo alarde de la sangre fría que le llevó a ganarse ese apodo. 


Uno de los ejemplos de su actitud fue cuando persiguió una ambulancia que trasladaba a un policía nacional al que previamente había herido cuando intentaba acabar con su vida. De forma similar actuó con otro agente que se dirigía de la estación del tren a su casa, desarmado. El etarra le disparó en la nuca pero la víctima se arrastró e intentó refugiarse en unos matorrales. En ese momento, el asesino le cogió del cabello y le quitó la vida.

Sus asesinatos comenzaron en 1972, pero pertenecía a la banda terrorista desde los 21 años. El ‘carnicero’ cumplió 29 años de prisión de los 615 a los que había sido condenado.

'Yo no he asesinado a nadie, yo he ejecutado. No me arrepiento'
Josu Zabarte, 20 atentados, 17 asesinatos, 30 años en prisión
'No me sé el nombre de las víctimas. Son otras cosas las que no me han dejado dormir'

'Yo autocrítica haré cuando el otro frente la haga. Todas esas tonterías que dicen de los arrepentidos... Yo no soy católico'
'En Cataluña se han aprovechado de la lucha de Euskadi desde un principio'
'No puedo estar en Sortu ni en Bildu porque rechazan la lucha armada. Yo no puedo cerrar el futuro a generaciones venideras. Pasado mañana, dentro de 20 años, ellos decidirán'

'El camino de la izquierda 'abertzale' tiene que ser ahora la territorialidad y la presión popular'

¿Tú no crees que hay un elemento de psicopatía en vuestra forma de matar a la gente? ¿De verdad no piensas nunca en tus víctimas, ni siquiera en el niño José María Piris? Josu Zabarte, 'Carnicero de Mondragón', no se altera cuando se le hacen esas preguntas. No se arrepiente de sus 17 asesinatos y asume que ahora el pueblo ha dicho no.

No es fácil describir a un etarra. Podría decirse que éste en concreto es un tipo que cultiva una estética muy personal, que es tan largo y enhiesto como un tótem envejecido, que tiene una voz de tenor muy sorprendente, que, aunque se pone tenso cuando se le repite la misma pregunta con contenido incriminatorio, responde; con mayor o menor sarcasmo, a veces con un punto de descarte burlón. Que es coherente: fue y es disciplinado para seguir la estrategia de ETA y no cree que sea creíble ocultarlo. Que se cuida y cuida su imagen incluso con una particular coquetería. Sólo a veces aparenta los 70 años que tiene. Que no bebe más que agua o Coca Cola, aunque el resto de sus colegas esté muy afectado por el alcohol, y que oculta sus nervios consumiendo cigarrillos.

Pero cualquiera de estas descripciones puede ser malinterpretada porque, sobre todo eso, su naturaleza es, crudamente, la de ser el asesino de 17 personas en 20 atentados sin arrepentirse.

La conversación tuvo lugar en dos tandas. Ambas, sobre todo la primera, improvisadas porque la periodista, buscando respuestas con motivo de los tres años del anuncio del cese definitivo de ETA -cómo los han vivido los etarras, cómo analizan la situación actual-, le asaltó en la calle después de seguir su pista durante varios días.

De hecho, él pensó que era una policía e intentó esquivarla. Sin embargo, después, cuando accedió a hablar, no hubo forma de que hiciese caso a uno de sus amigos personales, simpatizante de Bildu, que va con él buena parte del tiempo, que hace más confortable su existencia después de 30 años en prisión y que intenta que no meta la pata con lo que dice. Y que le advierte sobre el carácter de la reportera consultando la información en su móvil. «Aquí pone que es una experta en terrorismo, que es una simpatizante policial...», le irá diciendo para impedir que se confíe. «Ya se lo contaré yo después, déjame hacer mi trabajo», le responderá la periodista.

Zabarte entró en ETA muy joven, fue amnistiado al inicio de la transición democrática pero se volvió a incorporar. Ahora, 30 años más viejo, vive, no está muy claro de qué ni cómo, en la casa de su hermana, con ella y con otro hermano mayor. Pero se resiste a posar como un juguete roto.

«Yo soy un gudari, no necesito demostrar nada. No pretendo que me hagan homenajes, ya me hicieron uno, pero no tengo ninguna ínfula de reconocimiento. De hecho, con las atenciones sufro porque me gusta así: apa, kaixo, epa, bai», asegura aludiendo a la complicidad continua con la que le trata la gente. Responde así cuando se le pregunta si una de las aspiraciones de un etarra no es volver como un héroe que ha derrotado al Estado y que esa condición no la ha podido cumplir. ¿Y de qué vive? Sonríe con cierta sorna. «No necesito mucho, una Coca cola, una comida...».