Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 19 de octubre de 2017

Messi vine a España para jugar a fútbol. Con su actitud, el Presi, Piqué y otros fanáticos independentistas me están obligando a marcharme.



 A Leo Messi, le aterra el principio de la realidad independentista. En un tono poco conciliador asegura estar cansado  de los comentarios políticos/independentistas de Piqué, que no solo afectan al defensa del Barcelona, sino que también repercuten en el resto del equipo.

Aguantar los más de 20 partidos que. al FC Barcelona,  le restan para finalizar la temporada, fuera de casa,  todos con pitadas monumentales e incluso agresiones a la entrada y salida de los campos son inaguantables. Es más, la directiva debe llegar a un acuerdo con la federación y abandonar la competición. Pero lejos de buscar una solución avivan más el fuego.

Messi tiene miedo de ser odiado en el resto de España por los comentarios de Piqué y directivos, por eso le ha pedido que paren, que deje de hacerlos, por el bien suyo, de sus compañeros y hasta de la institución a la que representa.

​​Leo Messi tiene miedo de ser odiado en el resto de España por los comentarios de su compañero, por eso le ha pedido que pare, que deje de hacerlos, por el bien suyo, de sus compañeros y hasta de la institución a la que representa.

El odio político nos tiene aterrorizados a nosotros y a nuestras familias. Estamos encerrados en nuestra propia cárcel y eso, lejos de ser cómodo para jugar a fútbol es temerario.
Publicar un comentario