Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

domingo, 17 de septiembre de 2017

A Puigdemont no le interesa el referéndum, solo quiere ser mártir de Cataluña con sueldo


Es lamentable, sucio, bochornoso que la última sesión del parlamento la salvaran los juristas del parlamento y el comité de garantías, junto a la bravura con rabia contenida del de los parlamentarios de la oposición.  Una cosa es hacer las cosas mal por error y otra bien diferente es proponer una acción –sin explicaciones- donde “pringaban” todos los asistentes. 

Ser jurista en un órgano judicial o de control y vigilancia no es fácil. Mucho menos si los ponentes de esa acción son vilanos, desleales, falsos, hipócritas, traidores; en definitiva estiércol.  Hay que ser una persona con grandes convicciones democráticas para saber enfrentarse a ciertas situaciones complicadas. ¿A qué me refiero? A las ocasiones en que el contenido de las leyes que deben interpretar y aplicar es perjudicial a sus creencias más profundas.

A un miembro de la curia es requerido por el Vaticano para votar en Referéndum en torno al Aborto (Si o no); seguro que votará que no está de acuerdo.  Es evidente que su conciencia religiosa le dice una cosa y la ley otra muy distinta. Justo así querían votar los independentistas. Solo de acuerdo a sus acuerdos, no de acuerdo a su posición de parlamentaria. Piensa, piensa que como no piensas lo que yo  pienso de nada vale lo que tú piensas. ¿Cómo es posible que esto haya ocurrido hace unos días en Cataluña.

En el imperio de la Ley destaca el término “solo” El juez, no puede recibir órdenes de ninguna autoridad, ni política ni judicial, aunque sea de un juez de mayor rango, por ejemplo del Tribunal Supremo. Nadie puede dar órdenes a un juez en su estricta labor jurisdiccional. Él debe decidir el fallo tras haber argumentado en base a las normas aplicables y de acuerdo con los métodos de interpretación admitidos por las leyes y la doctrina jurídica. Sólo se le  debe exigír que el veredicto final sea congruente con esa operación intelectual. ¿Quién es Puigdemont –Un  bachiller- para ordenar a un Juez cuando se hace un referéndum?


Carles Puigdemont no pretende un  referéndum, Puigdemont sólo quiere convertirse en mártir de Cataluña, un nuevo Lluis Companys que proclamó la república catalana para hacer ver que era más catalanista que nadie. La muerte le acechó. 
Publicar un comentario