Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 13 de mayo de 2016

El Rey, Juan Carlos, tratando de robar bragas, para nada. La única Reina, Doña Sofía dando ejemplo de buen hacer.

Hoy, 14 de mayo de 2016 se cumplen 54 años desde que el entonces Príncipe de España y la hija mayor de los reyes de Grecia se daban el 'sí, quiero' en Atenas ante la mirada de las cabezas reinantes de aquel momento. En estas cinco décadas y cuatro años han cambiado mucho las cosas entre ellos en el terreno sentimental. De ser una pareja que se casaba por amor, han pasado a ser un matrimonio distanciado y mal avenido por parte del Rey Juan Carlos. La mejor y única Reina de España, como siempre,  en su sitio, prudente, servicial y tratando lo mejor para sus hijos.  El peor y segundo Rey de España  buscando bragas por doquier y recreando la vista, ya ni caza elefantes.

Boda de Juan Carlos y Sofía
Así se pudo comprobar en su última aparición pública conjunta en los festejos del 70 cumpleaños de Carlos Gustavo de Suecia. Debido a problemas en la agenda de Don Felipe y Doña Letizia, los Reyes eméritos se vieron 'obligados' a acudir juntos a las celebraciones y las escenas que dejaron hablaban por sí solas. Ni miradas, ni comentarios, ni contacto físico. Se comportaron como dos auténticos desconocidos. Es más, Juan Carlos se mostró mucho más amable con otras mujeres reales como Beatriz de Holanda o Margarita de Dinamarca que con su propia esposa.

Esta actitud evidenció lo que ya es 'vox populi' en España: su matrimonio está acabado. A pesar de que la separación es una palabra que cada vez suena con más fuerza con respecto a la relación de los padres de Felipe VI, de manera oficial no se ha comentado nada acerca del asunto. Desde que Don Juan Carlos abdicó y Don Felipe ascendió al trono, el matrimonio de los Reyes eméritos ha dado un cambio drástico. Antes debían guardar la compostura y hacer el 'papel' de pareja feliz por el bien de la institución. Sin embargo, ahora que todo el peso recae en Felipe y Letizia, se permiten hacer lo que de verdad quieren.
 
Un matrimonio de celebraciones y funerales
Tras la proclamación de Felipe VI, las agendas de los Reyes eméritos se vaciaron casi por completo. Actualmente, presiden tres o cuatro actos al mes y siempre separados. Tan sólo se les puede ver juntos en celebraciones –como la de Suecia– y funerales. En 2014 y 2015 estuvieron en los sepelios de la duquesa de Alba, de la reina Fabiola de los belgas, del príncipe Kardam de Bulgaria y del infante Don Carlos de Borbón Dos Sicilias. A pesar de ser momentos muy emotivos, en ningún momento se ha visto una muestra de cariño entre ellos.

Se desconoce cómo o si llegarán a celebrar este aniversario los Reyes eméritos. En esta ocasión, y a diferencia del año pasado que Don Juan Carlos se encontraba en el Caribe, los dos están en España. Este mismo viernes, Doña Sofía presidió la jura de bandera de la Guardia Real. Asimismo, es muy posible que el próximo domingo veamos al Rey emérito en las competiciones de Formúla 1 de Montmeló (Barcelona). Esta es una de las aficiones favoritas de Don Juan Carlos y ha recorrido medio mundo para ver carreras, así que ahora que las tiene al lado de casa no se las va a perder.


La Reina en la jura de bandera de la Guardia Real
Publicar un comentario