jueves, 26 de abril de 2018

¿Quién no tiene un mal vídeo, real o virtual, en su vida? Cristina Cifuentes, a la líder más quimérica del PP se lo han hecho viral.


Blog de Juan Pardo.

  
Los populares estamos a la espera del informe documentado y referente al Fake doctorado de Pedro Sánchez: Así como el de su  esposa, Begoña Gómez, líder de Inmark Europa, que trabaja para Oxfam (ONGs) desde hace más de 12 años imputada por acoso laboral/sexual, fraude fiscal, estafa….Si no es de recibo que Manuel Chaves declare (Juicio de los EREs): Yo, solo firmaba como Presidente de la Junta de Andalucía, cada consejería repartía el dinero que les correspondía de acuerdo a su lógica razón. Pero tampoco lo puedo asegurar….Yo que soy menos que nadie y más de 20 millones de españoles sabíamos los tejemanejes de las ONGs dominadas por Begoña Gómez (se han esfumado más de 350 millones de euros) y el líder Socialista, Pedro Sánchez, los desconocía.

Los populares que no somos ardillas, pero si “ardillosos” a la hora de argumentar publicaciones sin pregoneros en el Congreso de Diputados, tenemos las mejores fuentes de información, por algo en toda la UE no hay ni un solo gobierno socialista. A los gobernantes que viven de la información aportada por barriobajeros o gente de mal vivir con forma literata de populistas, se les denomina políticos de ideología alimentada por la ira, por la envidia, por saber  poner el cazo en el momento oportuno, por no moverse en las fotos…. Este es el caso de Cs cuyo comandante en Jefe, Albert Rivera vendió el voto de sus diputados en Andalucía a la sultana, Susana Díaz –mejor dicho a Gaspar Zarrías- por la módica cantidad de 9 millones de Euros.
Si lo de Cifuentes es quimérico, que lo es. ¿Qué calificativo merece el “dueño” de Cs en la Comunidad Valenciana que no fue al funeral de su hija (accidente, 18) por que un juez la obligó a pagar 150 euros/mes de manutención a su madre y anterior esposa de dicho e inmaculado, virrey de Valencia? Dice ser pedagogo cuando, en realidad, es demagogo.  
     
A lo que vamos. Jamás he comprendido los logros que aportó Cristina Cifuentes, como para que el PP le otorgase el suficiente poder dominante como para administrar la Comunidad de Madrid. Porque, más allá de acumular todos los manidos que exige la política del hoy en día.  -iba de mujer, agnóstica, rubia, proabortista, inflexible, ambiciosa, moderna y se mejunjeaba la cara con cremas de dudosa procedencia, era la líder más artificial de Europa. Sus calificaciones eran de  cero o N/P en atractivo. Tan estereotipada era que todos los que necesitaban definir un liderazgo alternativo en las filas del PP, para chamuscar a Rajoy, acabaron citando su nombre, y convirtiendo en oráculo lo que nunca pasó de ser una fake news light. Hoy por hoy, hasta una monda pelada, tan vana e inusual como Cifuentes, sirve para llenar miles de páginas y tertulias en las que se trata de esculpir un efigie, para que los populares desencantados bailen a su alrededor la danza ceremonial de la fuego.

La Cifuentes era una líder de humo, una muñeca hinchable, una estatua populista destinada a ser quemada en las próximas fallas valencianas. Tampoco entiendo cómo y por qué ha sido indultada tantos y tantos años. ¡Tanto y tanto que nos queda por hacer y, hoy, el problema de muchos españoles es saber la marca de los tarritos que Cristina restó a esa cuestionado tienda¡

Ya lo dijo Machado: Nueve de cada diez españoles embisten y solo uno, a veces, piensa. 

Blog de Juan Pardo
juanpardo15@gmail.com
https://blogdejuanpardo.blogspot.com.es/
Publicar un comentario