Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 5 de mayo de 2016

La Sultana andaluza, Susana Díaz favorece y protege a su maridísimo contra los ERES-UGT -Caerán los dos-

El marido de Susana Díaz trabaja para un grupo que es socio de una firma de la Junta.
La vida laboral del marido de Susana Díaz puede y debe complicar la campaña del PSOE y la de ella misma: diez años trabajando para el IFES (Instituto de Formación de UGT), incluidos cursos con sombras de irregularidad, si en 10 años que trabajó para UGT e incluso de profesor de “cursos raros” –los cursos no se daban y se cobraban-. Hoy es empleado/socio de una empresa que solo tiene un ámbito de trabajo y un socio, CANAL SUR, medio participado al 100% por la Juan de Andalucía.  Nunca supero el principio de igualdad mérito y capacidad, nunca se examinó de nada ni para nada.
Susana Díaz no sólo tiene la difícil papeleta de defender la judicializada gestión de sus antecesores, Griñán y Manolo Chaves, que han acabado en el banquillo. Ella tiene un punto vulnerable, por el momento sin ningún reproche penal pero sí estético, que la oposición sin duda explotará en esta campaña: el currículum de su esposo discurre a la sombra de trabajos que han dependido de subvenciones o contratos de sus respectivos patronos con la Junta de Andalucía. Desde 2013, tras trabajar una década en el IFES (Instituto de Formación y Estudios Sociales de UGT), enfangado en los cursos de formación que precisamente sirvieron para pagar su nómina, trabaja para el grupo ZZJ, que tiene como cliente preferente a la cadena comunitaria, a la que factura millones e incluso es socio de la empresa que la controla, Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones.

José María Moriche que antes trabajó en diferentes ortopedias, a partir de 2003 y hasta 2012 prestó servicios al IFES (Instituto de Formación y Estudios Sociales) como auxiliar administrativo de UGT y que como es de dominio público (Caso ERES) recibió  fondos de la Consejería de Empleo de la Junta que sirvieron para pagar su alta nómina.
 
La lozana andaluza fue nombrada consejera de Presidencia el 7 de mayo de 2012, y lo ocupó hasta el 7 de septiembre de 2013, paso previo a la presidencia andaluza. En 2013, cuando Díaz ya era consejera de Presidencia, bajo cuya competencia estaba la televisión andaluza, su esposo fichó -abril de 2013- por una filial propiedad 100% de la firma ZZJ, productora de referencia de Canal Sur. Esto no es una insidia de la oposición, sino que lo dice lZZJ: “Es de destacar el durísimo 2013 que ha tenido que superar Canal Sur, el cual ha ido trasladando a sus proveedores fuertes recortes de contratación”.

De modo que de miles de empresas sevillanas, el maridísimo de la presidenta fue a escoger un grupo empresarial cuya facturación dependía directamente del área competencial de su esposa ¿Casualidad?. Y ello con un currículum a la cartera que presenta como elementos concretos técnico en radiodiagnóstico y técnico intermedio en prevención de riesgos.


"¿Si la excusa es que Moriche gana poco, cuál es el mínimo para que sea reprochable que un pariente directo de un cargo político como un consejero o presidente de Andalucía trabaje en un contratista de la Junta? Por más que haya muchas empresas en Sevilla vinculadas con la Junta, Moriche puede hallar miles de trabajos sin tal dependencia".

La versión de fuentes de la dirección de la firma es la siguiente: "Moriche presentó su solicitud como cualquier otro. En su petición ponía que estaba casado, pero no con quién, no decía que estaba casado con Susana Díaz. Sólo después, el director de personal dijo, porque es trianero como Moriche, oye, ¿sabéis quién es Moriche?, el marido de Susana, no jodas, pues sí". Aseguran que hubo un proceso de selección. La empresa no precisa cuáles fueron sus méritos frente a los contrincantes.

Desde la empresa afirman que de haber sabido quién era no lo habrían fichado por los problemas mediáticos que arroja, y recordaron que cuando Susana Díaz ascendió a la presidencia le preguntaron si "podría compatilizar su trabajo con el de primera dama" y Moriche dijo que sí, que quería mantener su vida privada. En la empresa afirman que es un trabajador especialmente cumplidor porque por su situación se "siente vigilado".

Por otro lado  sostienen que Moriche en modo alguno ha beneficiado a la empresa: ha brindado más sombras que contratos a la firma. Y aseguran que en 2008 llegaron a facturar a la Junta 13,3 millones, pero desde que está Moriche han pasado de 5 millones en 2013 a 3,3 millones en 2014.

La cuesta abajo arrancó precisa mente en 2008, su mejor año, cuando fichó como director general de la radiotelevisión andaluza el que era director general de ZZJ, Pablo Carrasco. Les redujo año a año la facturación. Por eso algunos miembros de la empresa creen que se intentó usar a Moriche como tarjeta de visita para frenar tal caída.

 En todo caso, otras fuentes de dicha firma corrigen la versión oficial de su fichaje: "En pleno proceso de saneamiento, nos preguntamos la necesidad de fichar a una persona con escasa cualificación y nos dijeron que era imprescindible para las buena marcha del negocio".

¿Cuál es su titulación? Es un misterio que el dueño no desvela, mientras otras fuentes internas apuntan que figura como operario de radiografías.

¿En qué consiste el trabajo del maridísimo? Otro lío: el dueño afirma que maneja como controlador un complejo sistema informático para comprobar las ventas de librerías Beta y así, por ejemplo, saber si merece abrir o no por la tarde. Otras fuentes de la firma aseguran que es un trabajo con escaso contenido real.
 
¿Cuánto gana? Fuentes de la firma afirman que gana unos 2.900 euros brutos mensuales, 500 más que en UGT, pero otras fuentes amplían tal salario, que cifran en unos 50.000 brutos anuales. Ha sido catalogado como auxiliar administrativo, puesto que asegura haber ejercido en UGT y en varias ortopedias.

 La facturación  de ZZJ ese mismo año, 2013, bajó, igualmente, a 1,9.  Ese año los mandos intermedios se bajaron el sueldo un 20%, y los directivos un 10%, redujeron el coste de representación. Querían  ahorrar dos  millones. Habían incurrido en “pérdidas significativas, hasta el punto de tener un fondo de maniobra de 142.942 euros. ¿Qué mejor año para fichar un controlador de existencias que venía de la ortopedia?

Pero ZZJ es algo más que contratista de Canal Sur. Es su empresa "asociada".  Desde 2011 forma parte de Andalucía Digital Multimedia (ADM) Su composición es la siguiente: Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones, S.A. 48% (participada en un 51% por la Agencia IDEA –cuna de los fraudes de los eres-  y en un 49% por la RTVA, dependiente de Susana Díaz); Telefónica de Contenidos, S.A. Unipersonal 24%;  Red de Banda Ancha de Andalucía, S.A.U. 9%; ZZJ, 19%.


En paralelo al  fichaje de Moriche, ZZJ aumentaba su presencia en dicha firma asociada a Canal Sur.  Durante el ejercicio 2013, Unicaja ha vendido la totalidad de sus acciones al accionista ZZJ, S.A. Y llegó al 19%.

ZZJ se garantiza casi un negocio vitalicio con Canal Sur sin necesidad de concurrir: “La actividad de la sociedad está focalizada principalmente en la prestación de servicios audiovisuales a un cliente (Canal Sur), con el que desarrolla la mayor parte de sus operaciones mediante contratos trimestrales renovables, en línea con la periodicidad regular de las parrillas de televisión. Aunque la duración limitada y de corto plazo podría arrojar alguna incertidumbre aparente sobre la continuidad de las operaciones, lo cierto es que  la producción de programas como Andalucía Directo, espacio emblemático de Canal Sur, es realizado por ADM sin interrupción desde hace quince años y constituye la base de su negocio actual”.

Ese año ADM ingresó de Canal Sur 5.3 millones de Canal Sur, 6.5 millones el año anterior. Las transacciones realizadas con partes vinculadas son relativas a determinados servicios audiovisuales prestados y recibidos de las mismas, entre los que destaca la coproducción del programa Andalucía Directo, para Canal Sur Televisión, y la producción y dirección del Programa Tiene Arreglo para la misma cadena.

El seguimiento de los ingresos de ZZJ, algunos también vinculados a Canal Sur, se diversifica entre un árbol de filiales y firmas vinculadas a la firma. Curiosamente, sus filiales muestran la suerte de Moriche dada su renuencia a contratar, ya que tiene firmas con uno o cero empleados.

-Audiodescripciones. Ningún empleado en los dos últimos años. Factura 210.339  euros. Tiene también como cliente a Canal Sur, merced a un contrato global con la FORTA. Su objeto es diverso, desde la facilitación a los sordos del contenido a de televisión, a la propaganda política, imagen, relaciones públicas y promociones comerciales, o la gestión y producción de películas, cortos, anuncios para televisión.

- Qué bien suena. Tiene un empleado. Facturó 305.147 euros. Su objeto es "la creación, grabación y edición de producciones musicales y/o fonográficas de todo tipo. La promoción, distribución y explotación comercial de producciones, imágenes y grabaciones musicales en soporte físico. La contratación de espectáculos y la representación artística".

- Central Creativa Madrid. Cero empleados en los dos últimos años. Ingresó 36.000 euros. Su campo: actividades de postproducción cinematográfica, de vídeo y de programas de televisión

- Ficciona Media. Un solo empleado. 35.276 euros de ingresos. Su objeto es "la gestión, producción, promoción, distribución y explotación de películas, cortos, series, documentales y programas de cine y televisión. La explotación de salas de cine, emisoras de radio, televisión por ondas, cable y por satélite. La explotación de eventos, festivales y promociones. La representación de artistas. El alquiler de material audiovisual. La enseñanza, docencia y formación profesional. La creación, realización y desarrollo de campañas de publicidad, propaganda política, imagen, relaciones públicas y promociones comerciales".




Publicar un comentario