viernes, 22 de junio de 2018

Pedro Sánchez, un indolente español que beneficia a Cataluña.


Blog de Juan Pardo

Los más de 1.000 millones de € donados por el ejecutivo de Pedro Sánchez a la república catalana, para inversiones en procesos separatistas, sencillamente, le delatan. VOTO CAUTIVO: Se denomina así al caudal electoral propio, fijo, estable, con que cuentan los diversos partidos políticos; el voto de sus afiliados y militantes, que van a respaldar a ese partido bajo prácticamente cualquier circunstancia. Voto a cambio de favoritismo o dinero, aún es delito.

Pedro Sánchez y su elitista por prosaico consejo de ministras  ha configurado la reforma de la financiación autonómica a la catalana, algo que no le impedirá privilegiar al ejecutivo que preside el independentista Quim Torra y su séquito. A este paso, ¿Cuánto le va a costar a los españoles la torpeza del falso doctor en económicas,  Sánchez Castejón? Amén de lo cuantitativo, que ya de por sí es muy grave, también está el aspecto cualitativo.

No es de recibo, por mucho que le apoyaran los separatistas catalanes al presidente sin cartera del Gobierno de España y mucho menos que este, esté  dispuesto a conceder hasta lo que no tiene a los que intentaron subvertir la legalidad vigente en España. Más, si cabe, cuando su Gobierno ni siquiera escruta ya las cuentas públicas de la Generalitat a pesar de los evidentes riesgos de prevaricación. Ningún Gobierno, sea del signo que sea, debería permitir una vejación con ultraje y villanía. Gobernar a base de voto cautivo es desgobernar democráticamente. Pero, cierto y verdad es que con 84 diputados “reinar” en La Moncloa, todos incluidos los bellacos socialistas bien sabían que era pan para hoy y hambre para mañana.  

Cuando quedaron bajo la espada de Damocles de los ruines separatistas catalanes y vascos, el actual Gobierno socialista lanzó un mensaje de insolidaridad inequívoco al resto de regionales que, en su gran mayoría, cumplen escrupulosamente con la legalidad vigente. Este tipo de donaciones  causarán daños irreparables. En primer lugar, para el propio Partido Socialista. Comunidades, tradicionalmente, socialistas como Andalucía, Castilla-La Mancha o Extremadura, ligados inequívocamente a  España, no entenderán como comunidad indivisible que Pedro Sánchez conceda este tipo de favores dinerarios a los que, además, intentan aniquilar dicha unión democracia…. Pero  este tipo de regalos se pagan muy caros en todos los ámbitos de la vida. 

 Otros artículos que pueden ser de tu interés:


El doctorado de Pedro Sánchez es falso. Hoy lo ha quitado de su CV. ¿Pedirán el resto de partidos su dimisión?













juanpardo15@gmail.com

Publicar un comentario