jueves, 12 de julio de 2018

Carmen Calvo: "toqueteo o sexo bajo contrato". Ella vive con su escultural escolta, 31 años menor que ella. ¿Amor, contrato o poder dominante?



El hombre, la mujer y el burro son los únicos animales que tropiezan varias veces en la misma piedra, es de lógica que los políticos y los ciudadanos sigan creyendo que las leyes, además de establecer reglas de conducta susceptibles de ser analizadas y sancionadas en proceso judicial o administrativo, tienen plena capacidad para transformar la realidad, o para cubrir, definir y concretar toda la infinita variedad de normas legales que rigen casos especiales y no es de norma general aplicable a la ciudadanía que rige el buen fin de la continuidad de nuestras vidas.

Para legalizar y reglamentar la pautas limitadoras de nuestras vidas, solo el sentido común y la propia lógica pueden llevar a cabo dicho proceso. Carmen Calvo, Miss congreso en varias ocasiones se ha vestido de estrecha y puritana….y lo mal que lo hace. Culturalmente, Miss Andalucía es catedrática, justamente, por ser política y llevar escoltas

Hoy en día, nos preocupa más aplacar nuestra conciencia que resolver los problemas, tendemos a huir de cualquier metodología seria para evaluar correcta y funcionalmente los resultados de las políticas y las reformas que hacemos a diario, así como los efectos que las nuevas directivas producen sobre los sistemas de control y dirigencia de conflictos. Tengo la impresión de que los conflictos de género -asesinatos machistas, violaciones y abusos- no paran de crecer, y de que aún estamos a años luz de entender cómo se pueden trasladar a la actual cultura del individualismo y la libertad sin límites los criterios de respeto e igualdad que aún brillan por su ausencia en los medios de comunicación. 

Si observáis un poco el fondo de la violencia de género, la España de los españoles es la más baja de los cinco continentes, solo las nuevas culturas que por huevos nos obligan a compartir los políticos golpistas, antes Zapatero, ahora el conserje de Pablo Iglesias, Pedro Sánchez. Con esto no trato de justificar la violencia o la condición sexual, entre otras cosas, porque tuve madre, esposa, hija y una nieta que acaba de cumplir un año y que, para mí, es más que todo.   

La simpleza de la Ministra cordobesa, define a las claras al socialismo oportunista. “Si es si o no es no” de ninguna de las maneras pueden justificar “un polvo”,  ¿solo se puede hacer el amor mediante un contrato previamente registrado?, con onerosas cláusulas de cumplimiento y resolución minuciosamente pactadas y firmadas ante notario, cuando la realidad y la propia Ley indican que hay que dejar que sean los jueces quienes interpreten el buen fin de los casos aportados a la justicia.

Si a la Ministra “cerebro” de esta ruinosa y comprometedora idea, Carmen Calvo casada dos o tres veces y que, públicamente, ahora dice convivir con uno de sus escotas -31 años menor que ella, el anterior 37- y que, además, piensa casarse con él; le planteasen una querella, por ejemplo, su padre. No me cabe la menor duda de que un juez interpretaría que Carmen valiéndose de su poder dominante está violando al muchacho y otros.  

La responsabilidad de un político viciado es tan  inocente como una navaja barbera. Mucho me temo que, salvo que el ‘sí’ se pacte y se documente ante notario, toda su problemática se va a trasladar al mismo sitio donde hoy estamos, que es demostrar si hubo sí, si era un sí real o irónico, y si el consentimiento abarca todo el acto o queda condicionado a hipotéticas veleidades interruptoras. Pero la política actual está pegada al espectáculo de la RRSS. Por tanto, mucho me temo que nadie nos pueda librar Y por eso me temo que nadie nos va librar de una purificación que solo el tiempo y nuestros fracasos serán testigos propios.

Publicar un comentario