Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 11 de junio de 2018

Solo Núñez Feijóo puede llevar al PP a la mayoría absoluta. La mediocre e inepta oposición, bien lo sabe.


Blog de Juan Pardo

A Mariano Rajoy, todo un caballero dentro y fuera de la política, con marrullerías, con jueces imparciales e incluso con terroristas hacinados que se hacen pasar por populistas o independentistas, le “tocó” la hora de abandonar y abandonó su liderazgo al frente del PP. Pero los números forman parte de la historia política de España. Con los impedimentos, anteriormente mencionados, deja el PP siendo el partido más votado (137) y con súper mayoría en el senado.  

Como todo en la vida llega la hora de la renovación y ahí debe estar la lógica y el sentido común que de haber convocado elecciones anticipadas, el sabio compostelano, todo hubiesen sido arrebatos y malos procederes. El PP llega a las municipales y autonómicas sin el lastre de la corrupción –ya amortizado-. Pero hay que elegir liderazgo total en el partido y pienso que, en estos momentos, solo Núñez Feijóo puede desbancar a esa mediocre e inepta oposición.  

Cualquier militante del PP deduce que los papeles de Bárcenas, o la Gürtel, Púnica y Lezo, seguirían siendo la espada de Damocles y así, así no se vuelve a movilizar el Partido Popular.  Seguro que sobre las bases del partido seguirá volando el “fantasma de Aznar” y los pataleos práctica totalidad de los medios de comunicación –se terminaron las subvenciones, hasta ABC está de un rojo subido que entierra sus 115 años de historia-. Pero la realidad dice que Aznar deberá abandonar este escudo y los medios ser más objetivos si quieren publicidad que, en definitiva, son sus únicos medios legales de financiación.

María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, podría ganar el control del partido. Pero, políticamente, está amortizada; por tanto volveríamos a lo mismo de mismo. Soraya Sáenz, más de mismo con el hándicap de haber colocado a su marido,  Iván Rosa Vallejo, en telefónica con un sueldo estratosférico. Si, el mismo día colocó el PSOE, en la misma empresa y con el mismo sueldo a la mujer de Eduardo Madina, Paloma Villa. Pero entraríamos en el comparativo de la Gürtel y los EREs. Para los socialistas hasta lo malo es bueno y para los populares hasta lo bueno es malo.

Sin luar a dudas, la lucha interna que Soraya y Cospedal han abierto, las ha
Cospedal sufrió en carne propia las hostilidades de Luis Bárcenas cuando, tras asumir la secretaría general en el Congreso de Valencia, quiso cortarle las alas ante la sospecha de que su buena sintonía con Francisco Correa escondía algo más que una mera relación profesional. El ex tesorero contaba entonces con fuertes apoyos en la organización: Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, etc. Desde el primer día chocaron. Hubo desplantes, malos modos y guerra sucia. Pero cuando Bárcenas fue imputado por primera vez (julio de 2009), Cospedal vio la oportunidad para proponer su destitución de un puesto tan comprometido como la llevanza de las cuentas del partido. Oficialmente, el tesorero dejó su cargo en abril de 2010.


Publicar un comentario