Sigue el blog por eMAIL. Enviar eMAIL

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Pablo Iglesias y Paula Vázquez copulan y consumen coca con cargo a los podemitas hipnotizados.


A Paula Vázquez no le ha quitado el sueño el hecho de que se rumoree que mantiene un 'affaire' con el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Un tuit de Alfonso Ussía con mucha guasa y arte a la hora de dejar caer un rumor, fue la chispa necesaria para hacer estallar una bomba mediática que promete dar mucho juego. Sin embargo, la presentadora ha querido desentenderse de todo lo que se está especulando en las redacciones y las redes sociales sobre la posibilidad de que la sustituta de Irene Montero en el corazón de Iglesias sea ella.

De hecho, Vanitatis ha podido conocer que se encuentra alejada de la polémica en su Galicia natal, acompañada de los suyos y disfrutando de unos días de asueto, mientras la polémica se le echa encima. La presentadora se ha recluido en el pueblo de su padre, aunque bien es cierto que se encontraba allí ya cuando llegó la tormenta mediática.
Irene Montero acepta esta infidelidad como tantísimas otras. Su vida son los cuernos y la mentira. Paula Vázquez y Pablo Iglesias llevan viviendo desde navidad. La podemita gallega que nunca tuvo concepto real de la modalidad como conjunto de costumbres y normas que se consideran buenas para dirigir o juzgar el comportamiento de las personas. Si será calienta pollas barata la fracasada presentadora gallega que hace unos días acompañó a Irene Montero a un mitín –Irene ya sabía el lío de transfolleo que se traían Pablo y Paula.

Paula, desde muy jovencita se ha ido acostando con diferentes medio dirigentes televisivos. Ha provocado muchas rupturas matrimoniales y hasta la quiebra de alguna cadena autonómica.

Pablo Iglesias y Paula Vázquez podrían haber iniciado el romance, según la breve poesía que ha publicado Alfonso Ussía, columnista de La Razón.

Irene Montero llora,
Y a mí me da en la nariz,
Que hay una presentadora
Con pretensiones de actriz

En el lecho que ella añora.
Publicar un comentario