Sigue el blog por eMAIL. Enviar eMAIL

viernes, 27 de abril de 2018

Los trasvases del Río Ebro y las desaladoras de Zapatero y Pedro Sánchez.



Blog de Juan Pardo

Almería exporta más productos hortofrutícolas en 30 días que el resto de España en un año y, Pedro Sánchez sigue con el NO es NO. Igual es como consecuencia de PP, 43%; PSOE, 27%.

En tan solo siete días, el río Ebro ha “donado” al Mediterráneo más agua que precisa la huerta de Europa –Alicante, Murcia y Almería- para el desarrollo y la prosperidad de su agricultura -segunda fuente de ingresos del Erario Público. Ahora viene, Pedro Sánchez con sus desalinizadoras socialistas. 

El socialismo y la izquierda en general, desde que la Historia se escribía con hache, promueven medidas tan vomitivas por ilógicas como costosas para el enriquecimiento corrupto de sus bribones gobernantes.

Según los pregoneros, antes de Zapatero, ahora
de Pedro Sánchez, el déficit hídrico de la zona seca mediterránea se soluciona con plantas desalinizadoras. Cuando, realmente, hasta los países árabes ricos en petróleo obvian esa solución por cara y contaminante.  Una desaladora de media producción consume más energía que una ciudad como Almería.


Pero si algo tenemos claro es que las desalinizadoras se han convertido en un negocio redondo para las grandes corporaciones empresariales, tipo ACSA, la bestia inhumana de la izquierda que, sin embargo, está haciendo el negocio del siglo gracias a esa política contraria a los trasvases. Como siempre y para no ser menos, Pedro Sánchez, prosigue la teoría conspiratoria  de su fabuloso jefe bolivariano. Todo acaba en unas desorbitadas inversiones sujetas a decisiones políticas que, gracias  Dios y al agua, la Audiencia Nacional está investigando. 


Así pues, la política izquierdista en materia de agua consiste en poner fin a los trasvases y recurrir a un sistema alternativo que contamina el medioambiente, contribuye a la desertificación, consume ingentes recursos energéticos, amenaza la supervivencia de centenares de miles de puestos de trabajo ocupados por personas de baja cualificación, constituye el negocio del siglo para las grandes constructoras y se ha convertido en un importante foco de corrupción.

La cuestión, por tanto, es muy sencilla: podemos tener agua buena, barata y ecológica (la de los trasvases) o mala, cara y contaminante (la desalada). Naturalmente, Pedro Sánchez ha elegido lo segundo. Este domingo viene a Murcia. Será una gran ocasión para que explique su postura a los votantes murcianos de su partido. Si es que todavía queda alguno.

Opciones socialistas que alejarían el posible acuerdo, en materia de recursos hídricos, a la izquierda del No es No y la mamandurria comunitaria del…. Si lo dice nuestro dueño, poco o nada podemos hacer.

El PSOE de Aragón pide canales para aliviar las desorbitadas riadas que año tras año inundan sus campos y ciudades. Lógicamente dichos canales irían a pantanos en precario o embalses para las temporadas secas que seguro llegarán. El PSOE nacional por boca de su líder, desaladoras o plantas que liberen de la sal al agua marina. Ahora comprendo aquello del “NO es NO.

El PSOE de Andalucía y Murcia pide que se trasvase el agua que se vierte a la Mar. Zapatero, el mismo día que entró como Jefe de Gobierno, ordenó destruir y así se hizo, toda la canalización que Aznar construyó con el único objeto de trasvasar los sobrantes del Río Ebro a las comunidades en precario índice de reservas de agua.  Aún el ahora, asesor de Maduro, no ha dado ninguna explicación, pero de sobra es conocido que acatando órdenes de su superior, Jordi Pujol. Solo para demostrar que la soberanía de España la ostentaba Cataluña.

Tags/etq:
Desaladoras, osmosis inversa del agua, presión osmótica, plantas desalinizadoras,  recursos hídricos, canalización, solución para las riadas, explotaciones hortofrutícolas de Almería, 
Publicar un comentario