Sigue el blog por eMAIL. Enviar eMAIL

martes, 26 de septiembre de 2017

Puigdemont es un mal semejante a la peste. Su codicia le ha devorado el cerebro


Resultado de imagen de Mandos del Gobierno Catalán

Carles Puigdemont, ha renunciado este miércoles al sueldo que les correspondería como expresidente catalán porque considera que aún es el presidente de Cataluña, han explicado a Europa Press fuentes cercanas.

Puigdemont no acepta haber sido cesado por el Gobierno en aplicación del artículo 155, por lo que consecuentemente tampoco acepta la condición de expresidente y el sueldo que eso conlleva.

Puigdemont ha tomado esta decisión después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le diera este martes un plazo de diez días hábiles para decidir si solicitaba acogerse al Estatuto de expresidentes de la Generalitat y cobrar así la pensión que le correspondería, que estaría en torno a los 112.000 euros al año.odos y cada uno de los españoles somos portadores de un bicho que nos dice: “posterior al fracaso del referéndum secesionista, habrá un golpe de Estado a la catalana. En cambio. Para los mamelucos que regentan el Gobierno de Cataluña, todo será un éxito con carácter de legalidad.  

Para que nos vayamos haciendo una pequeña idea. Si el Puigdemont dice, aunque sean inventadas, una cifra de participación y un porcentaje de voto, a continuación declara la independencia de Cataluña. Un golpe de Estado con papeletas y sobres falsos es legítimo hasta que tribunales internacionales digan lo contrario. Pero más a su favor, si un solo miembro de dichos tribunales dice que las elecciones han sido válidas, las elecciones son válidas.

La avaricia es una alteración del cableado cerebral que convierte a los hombres débiles en elementos peligrosos para convivir con la sociedad portadora de valores humanos, moralidad y decencia. Razón más que de sobra para que nuestro sistema judicial actúe en prevención de nuestros derechos e integridad  física. Pero si hoy, cualquier tribunal e incluso el fiscal general inhabilita a toda la piara de políticos y altos cargos de la Generalitat –solo por desobediencia y cautelarmente- ya no tendría validez todo lo que cacareen el día 1-O. Es más cuando o haya tumulto irían  directos a la cárcel, donde hasta las bestias se amansan.

Científicamente está comprobado  que la codicia propia devora el cerebro ajeno. Cuando este carece de responsabilidad para conducirlo a la peligrosa selva de la corrupción, fraude o estafa. ¿Qué elemento externo dopa al cerebro de los corruptos? En principio no es el dinero ya que la gran mayoría gozan de buena situación económica. Es el PODER ya que, normalmente, estas personas enfermas de codicia, solo saben tener o soñar con dinero. Pero en el segundo supuesto hasta el dinero se les incautaría.   

Una vez que el cerebro ha sido devorado por la codicia, ya solo recibe órdenes para hacer mal a la sociedad y a sí mismo. Por ejemplo, Pedro Sánchez (PSOE) dijo: “Nunca apoyaremos la independencia de Cataluña…. Socialistas y podemitas están de acuerdo con los independentistas catalanes. Bien saben ellos que la anarquía es su gran aliado. Solo optarán al poder por la vía de la hipnosis de sus votantes y  van a dejar a Pedro Sánchez con la brocha, sin escalera, hablando solo sobre la España plurinacional que aun nadie sabe su significado. Los comunistas siempre intentaron hacer compatible el internacionalismo con el amor a la patria y, además, han visto venir su ocasión como independentistas. Cada día se decantan más.



” Este líder socialista antes que hace un mes dio órdenes a la cúpula de apoyar a esa fuerza radical de izquierdas. El PP y otros hacen igual o peor. ¿Pensáis que sufre o se altera su cerebro? No, en absoluto. Ellos siguen una línea continua,  la  línea se acaba y ellos siguen, sencillamente, son irracionales.
Publicar un comentario