Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 7 de julio de 2017

Las MENTIRAS del líder de Podemos, Pablo Iglesias, sobre su abuelo:fue miembro de una "rebelión militar" y por ello fue condenado.



La documentación del proceso penal del abuelo de Pablo Iglesias desmiente las afirmaciones de su nieto, quien dijo de él que fue un "demócrata"

En la escala de los tontos, destaca Pablo Iglesias, que no dice más que chorradas. En su último libro 'Disputar la Democracia' publicado en octubre pasado, Pablo Iglesias habla de su abuelo definiéndolo como un "demócrata español, socialista y creyente" y explica la causa que le condenó: haber presidido un tribunal militar de la República.

Sin embargo, la documentación del proceso penal del abuelo de Pablo Iglesias desmiente estas afirmaciones y otras similares, gracias al libro 'La represión franquista en Villafranca de los Barros' (1936-1945), escrita al amparo de la Ley de Memoria Histórica por Francisco Espinosa.

En ella se asegura que fue un represaliado más y contiene un currículum vitae de Manuel Iglesias realizado por él mismo, en el que también se ahonda en las mismas falsedades, usadas para justificar la actuación de los republicanos durante la Guerra Civil española.

SACAS, REPRESIÓN Y FUSILAMIENTOS

Por mucho que diga Pablo Iglesias que su abuelo fue un demócrata y que el propio Manuel Iglesias escribiera que "yo jamás, conscientemente, he causado mal a ninguna persona, pensare como pensare", las pruebas que contiene el proceso judicial son claras, su condena por participar en una "rebelión militar" no se basa exclusivamente en su pertenencia al tribunal anteriormente citado, en el que ingresó en agosto de 1937, sino precisamente por sus andanzas antes de esa fecha.

Para revisar los datos más específicos que aquí se tratan, visite el artículo original El abuelo de Iglesias fue juzgado por hacer sacas.


UNA CARRERA EN EL FRANQUISMO

También es falsa la afirmación que realiza Pablo Iglesias en su libro en la que señala que su abuelo, tras salir de la cárcel, sufrió "la atenta mirada de la dictadura" durante muchos años. El mismo abuelo lo desmiente al explicar que, nada más salir de prisión, fue colocado en el Ministerio de Trabajo, en la división de Seguro Obligatorio de Enfermedad, donde desarrolló una carrera profesional que le permitió dar estudios universitarios a los seis hijos que tuvo.

Todo apunta a que no fue una víctima de la represión continuada del franquismo. Ni por la conmutación de su pena de muerte por la condena a 30 años, firmada por el mismo Franco, ni su excarcelación, cinco años después de su condena, que se debió a un sobreseimiento provisional de su causa ante la imposibilidad de continuar con la instrucción y por chocar con el "espíritu de las últimas disposiciones dadas" en el marco de la Justicia Militar.


Juan Pardo.

juanpardo15@gmail.com


https://blogdejuanpardo.blogspot.com.es/
Publicar un comentario