Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 22 de junio de 2017

Rajoy con Pedro Sánchez es imposible dialogar. Antes había un Podemos, ahora hay dos, uno morado y otro Rojo.


Los líderes de PODEMOS, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (uno rojo y otro morado), se reunirán el próximo Martes, se reunirán, se reunirán porque siempre está reunidos, porque les unió Dios para ser la misma persona, avivadores del mal en la tierra así como en el cielo.  Según Rajoy con Pedro Sánchez es imposible dialogar es otro  podemita sin cabeza.

Este Miércoles han mantenido su anunciada primera conversación telefónica tras la ratificación de Sánchez como secretario general socialista. La llamada se ha prolongado durante 30 minutos y en ella han abordado distintos asuntos como la situación política y social de España, la corrupción y Cataluña. Sánchez también ha hablado con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aunque no ha cerrado ninguna cita con él. Solo tratan de hundir España en la miseria.

Dos antiguos presos compañeros de celda y ya en libertad,  se encontraron años después. Uno de ellos preguntó al otro: – ¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros? – No, gracias a Dios ya lo olvidé todo – contestó – ¿Y tú? – Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas – respondió el otro Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo: – Lo siento por ti. – Si eso es así, significa que aún te tienen preso.

Pedro  Sánchez  odia tanto a Rajoy y a los españoles en general que no sabe exteriorizar por aumento de ese sentimiento profundo e intenso de repulsa hacia los españoles  que provoca el deseo de producirle un daño mayor  o de que le ocurra alguna desgracia por dura que esta seas. Así solo serás odiado por ti mismo.

De momento, Sánchez e Iglesias, han acordado mantener una reunión el martes. En ese encuentro, el líder de Podemos ordenará al secretario general del PSOE a explorar "opciones para sacar al PP del Gobierno" mediante otra moción. Con Rivera, la conversación ha sido menos larga y más fría -de unos 5 minutos- En su línea, le ha dicho a Pedro Sánchez que con el Podemos morado nunca pactará nada. Los dos se han emplazado a reunirse la semana que viene, pero sin concretar fecha. El líder de Ciudadanos quiere mantener cierta distancia con el nuevo PSOE de Pedro Sánchez, que considera más "podemizado" que el anterior.

De hecho, Rivera ya ha avanzado hoy a Sánchez que "si su intención fuera buscar apoyo a otra moción de censura con Podemos o partidos separatistas y dinamitar la legislatura no sería necesaria ninguna reunión". La conversación entre los secretarios generales del PSOE y de Podemos ha dejado de manifiesto los distintos ritmos que quieren imprimir a las conversaciones los dos dirigentes políticos. Pablo Iglesias ha mostrado mucha más prisa, según fuentes de ambos partidos. Personas conocedoras de la conversación han explicado que Iglesias va a plantear a Sánchez en su encuentro añadir más temas del trabajo conjunto, no sólo el plan de rescate a los jóvenes que propone el PSOE. 
El partido morado quiere conformar grupos de trabajo conjunto con el Rojo y, sobre todo, estudiar una posible moción de censura. Desde el PSOE aseguraron que Sánchez valora muy positivamente la conversación y como el inicio de una etapa en la que se pueda "crear un espacio de diálogo que impulse alternativas parlamentarias a la acción de Gobierno del PP". La conversación con Rivera ha sido mucho más distante. De hecho, los dos partidos no han pactado un comunicado conjunto, como sí ha hecho el PSOE con Podemos. 

Fuentes de Cs han incidido en que Ciudadanos "rechaza instalar la acción política en un bucle, ni poner patas arriba al país otra vez". "Los españoles necesitan reformas y políticas útiles, no cordones sanitarios ni política espectáculo". Por su parte esta legislatura llegará hasta donde marque la Ley. Reincidiendo que él NUNCA se sentará en una mesa con Podemos, independentistas, terroristas o quien haya negociado con ellos.  
Publicar un comentario