Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 24 de junio de 2017

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias saben que si Rajoy adelanta las elecciones 8/10 meses obtendría mayoría absoluta.

Resultado de imagen de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias está obsesionados por echar a Mariano Rajoy. Bien saben que para ello tendrían que dejar España en la más triste miseria. En definitiva ellos la quieren para venderla a Irán. ¿Por qué España? Si por Oriente tienen a Turquía como centro logístico de abastecimiento –venta-  de droga y petróleo ilegal de Libia e Irak por Occidente, España, sería aún mejor punto neurálgico.

Por otro lado, para islamizar Europa, reclutar y formar yihadistas al estilo iraní, no cabe duda de que de nuevo el suelo España sería ideal. 
    
Pedro Sánchez es más sanguinario que Pablo Iglesias de ahí que la disidencia de la guerrilla colombiana (FARC) más poderosa económicamente que España y Francia hayan depositado todo su confianza en el falso jefe socialista, mientras que Irán apuesta por Pablo Iglesias. Pero con toda seguridad, más pronto que tarde, llegarán a un acuerdo.

Sabiniano Gómez Serrano, padre de Begoña Gómez Fernández, esposa de Pedro Sánchez era propietario de una decena  de saunas gays en Madrid, donde el líder socialista era administrador y tramitador de sus ventas –ya era jefe de los socialistas-  Una de estas saunas, la Sala Adán, todavía continúa abierta en la céntrica calle San Bernardo tras el cambio de propietario y donde aún consta Begoña como socia.  Creo que para ser aspirante a presidir el Gobierno de España, la profesión no, precisamente, es la más adecuada.

Ya si, Pablo Sánchez, justifica el terrorismo y no respeta a los familiares de las víctimas, solo debería ser candidato a presidir su ahorcamiento.

Y este es el punto de encuentro para recuperar el idilio en una segunda oportunidad. Pero algo ha cambiado respecto al pasado. Pablo Iglesias sigue impaciente por asaltar el cielo ya, “antes de Navidad”, según dijo. Pedro Sánchez parece no tener tanta prisa, aunque resulta una temeridad predecir algo sobre el político más voluble jamás visto.

Pero el abismo que ahora les separa reside en los necesarios compañeros de viaje para desalojar a Rajoy, pues con los escaños que suman ambos no van a ningún lado. El secretario general del PSOE, en su infinita ingenuidad, pretende contar con el apoyo de Ciudadanos para formar una especie de tripartito. El líder de Podemos, en su infinito ánimo destructivo, prefiere ir de la mano de los golpistas de ERC y los proetarras de Bildu.

Rajoy, solo de momento, puede respirar. Pero que no se fíe. Pablo Iglesias va a dar la batalla sin tregua para convencer a Pedro Sánchez. Y ya sabemos quién es el macho alfa en esta pareja. A partir de ahora, ambos van a embestir al presidente del Gobierno en el Hemiciclo, donde, ahí sí, obtendrán a menudo esa “mayoría parlamentaria”, pues Ciudadanos les acompañará en muchas de las iniciativas para alejarse del lastre de ser “la muleta” del PP.

Reprobarán al banco azul en pleno, montarán comisiones por doquier y presentarán toda suerte de proposiciones. El acoso será abrumador. Pero ahí Rajoy tiene más conchas que un galápago. Por si acaso, ya tiene todo preparado para disolver las Cortes y anticiparse a cualquier emboscada de la pareja reconciliada. No vaya a ser que, en cualquier momento, el lobo venga de verdad.


Si Rajoy adelantase las elecciones a primeros de Diciembre o finales de Febrero tendría una mayoría absoluta bastante holgada.  En sus manos estamos. 
Publicar un comentario