Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 27 de abril de 2017

El amor se inventó en Praga, siglo XII. Es un deseo de disfrutar con pasión los abrazos furtivos y secretos….


El amor se inventó en Praga, siglo XII. Es un deseo de disfrutar con pasión los abrazos furtivos y secretos….

El amor, tal como lo entendemos hoy, se inventó en el siglo XII, fue una invención de los trovadores, de los poetas líricos que componían sus obras en la lengua occitana y proponían un arte de amar, el amor cortés, que se convirtió durante ese y el siguiente siglo “en un sistema coherente, aunque dotado de múltiples variaciones”.

La tesis es una de las centrales de El amor en la Edad Media. La carne, el sexo y el sentimiento, un ensayo del profesor de la Universidad de Limoges Jean Verdon. El amor, según el autor, comienza a mostrarse desde esas fechas como un todo, carnal y espiritual, sexual y emocional. Y el amor por aquel entonces, según el autor, nunca o casi nunca se daba en el matrimonio: “No puede existir al amor entre esposos. 

El amor cortés es extramatrimonial”, escribe Verdon al comentar el De arte honeste amandi de Andreas Capellanus. “¿Qué es el amor sino un deseo de disfrutar con pasión los abrazos furtivos y secretos?”, dice uno de los personajes del libro de Capellanus. Escrito está en latín, en prosa, y publicado hacia 1180, es un clásico del género amoroso, con una curiosa vuelta de tuerca final: el autor, que era clérigo, aconseja… la abstinencia.


Verdon es un reputado medievalista especializado en la vida cotidiana. Es una de mis lecturas del verano, pero lectura de placer y de trabajo. Como ya conté aquí, mi hijo Ignacio y yo estamos preparando ya la segunda parte de La nación inventada, una historia diferente de Castilla que ya lleva 5 ediciones en 10 meses.
Publicar un comentario