Sigue el blog por Email

martes, 28 de marzo de 2017

Video y texto de la barbaridad de Messi. La FIFA sanciona a Messi para ejemplarizar y legitimarse


Los artículos 77 a) y 108 del Código Disciplinario de la FIFA son los textos sobre el que Gianni Infantino ha decidido sancionar a Lionel Messi con cuatro partidos de suspensión. A pesar de que su infracción no fue registrada durante el caliente enfrentamiento entre Argentina y Chile. La victoria por la mínima de la albiceleste en el Monumental de River se clausuró con el clímax del hostigamiento que el astro blaugrana había trazado sobre un linier del cuerpo arbitral. Sin embargo, el colegiado no reflejó nada de lo relatado en el acta y el duelo quedó con el carpetazo cerrado después de las ruedas de prensa tradicionales.

El caso es que las imágenes televisivas, que delataban la verborrea insultante del 10 argentino, han provocado que la Comisión disciplinaria de la FIFA estudie el incidente de oficio. La delegación que hace las veces de fiscal pidió más información del lance al árbitro y éste nunca confesó lo que no escribió cuando debió hacerlo: que Messi había proferido "palabras injuriosas contra un árbitro asistente". Esta cita es parte del comunicado emitido por la organización, porque ninguno de los colegiados consultados admitieron haber escuchado "ningún lenguaje ofensivo de parte de Messi". De hecho, el linier afectado, Emerson Augusto do Carvalho, explicó que en cierto momento vio que el futbolista "se quejaba contra una falta levantando sus manos y diciendo algo que en ese momento" no entendió. "Solamente después, a través de la prensa, entendí que se trataba de un insulto", arguyó el injuriado.

El resultado de este video-arbitraje es un castigo que toma al icono del balompié mundial como referente ejemplarizante: cuatro partidos y 10.000 francos suizos. "Esta decisión refleja la jurisprudencia constante que la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha venido aplicando con anterioridad en casos análogos", asegura el ente gestor del fútbol mundial. Sin embargo, el desenlace apresurado de esta decisión (hoy estaba convocado para competir en La Paz ante Bolivia) susurra, y esto es lo que denuncia la Asociación de Fútbol de Argentina, que el organismo ha tomado al zurdo genial como el nombre adecuado sobre el que pescar algo de la legitimidad que ha de reconstruir. El depauperado recorrido establecido por Blatter coloca a Infantino en una carrera por envolver al coloso que lidera de buen hacer e impoluta apariencia. Y este parece ser el episodio anhelado.

La Comisión Disciplinaria tiene "la competencia de sancionar faltas graves que no hubieran sido advertidas por los oficiales del partido", concluye la FIFA para justificar una decisión que, por otra parte, no hace más que ejecutar la rigurosa aplicación de sus estatutos, esos que valen sólo de vez en cuando, ya que actuaciones despreciativas contra las autoridades arbitrales del cariz que efectuó Messi las ha reproducido Neymar, Ronaldo, el propio Lionel y decenas de futbolistas en decenas de partidos de ámbito nacional e internacional. Y la lectura sancionadora no suele tocar techo ortodoxo con la asiduidad con la que el ente quiere hacer ver. No obstante, la expresión usada ("la concha de tu madre") y el desaire explícito son maniobras acostumbradas en La Liga y a nadie se la pasa por la cabeza una punición semejante. Y se acumulan en la retina casos de renombre, reflejados en el acta in situ, que no han llegado a la dimensión de esta sanción.

Publicar un comentario