Sigue el blog por Email

martes, 7 de marzo de 2017

El director de ETB, Eduardo Barinaga, miembro de un comando de ETA y fundador de Egin tiene colocados a más de 300 etarras (familiares) en entes púbicos vascos.


La actriz Miren Gaztañaga durante la entrevista llamando "catetos" a los españoles.


Por aquel entonces, el hoy director de la ETB formaba parte del consejo de administración del diario Egin, al que el Tribunal Supremo calificó en su sentencia de mayo de 2009 como el “cuarto frente o frente mediático” de ETA, que ejercía un “pleno dominio” sobre el mismo. Barinaga también era miembro del Comité Pro Amnistía de Durango y daba clases en la Ikastola de la localidad. El 27 de diciembre, casi dos meses después de su detención, Barinaga era puesto en libertad.

Tras su pasado vinculado a ETA, Barinaga se metió de lleno en el mundo audiovisual. Antes de llegar a la dirección de la ETB, Eduardo Barinaga digirió una productora llamada Baleuko cuya vinculación con la televisión pública vasca era bien conocida por los numerosos contratos firmados con el ente. Poco antes de ser nombrado director de la ETB, Barinaga se desprendió de todas las acciones de la empresa y dejó de ser administrador de la misma, pese a lo que partidos como el PSE pidieron que se mantuviera una estrecha vigilancia por la vinculación que en el pasado tuvieron Baleuko y el nuevo director de la cadena pública.

Una de las primeras decisiones de Barinaga, ya en el cargo de director de la ETB, fue seguir sin emitir el mensaje navideño del Rey. El canal público vasco decidió boicotear el último discurso de Juan Carlos I tras el escándalo de su viaje a Botsuana. Sin embargo, la cadena no cambió de parecer, y en eso tuvo parte de responsabilidad Barinaga, al decidir que tampoco emitiría el primer discurso de Navidad de Felipe VI
Publicar un comentario en la entrada