Sigue el blog por Email

miércoles, 29 de marzo de 2017

Cassandra, La tuitera: No solo odio a los niños, me dan asco. Quería ser profesora.




La tuitera Cassandra Vera afirma que la sentencia de la Audiencia Nacional que la condena a siete años de inhabilitación por un delito de enaltecimiento del terrorismo va a impedirle cumplir su proyecto de ser profesora, una vez concluya la carrera de Historia.

Pero Cassandra tiene un problema con los niños. No sólo quiere matar a Mariano Rajoy, Cristina Cifuentes, el torero José Tomás, la canciller alemana Angela Merkel, el escritor Fernando Sánchez Dragó, el periodista Salvador Sostres y a todos los “fachas”. También le gustaría exterminar a todos los niños del planeta.

Al menos así lo explica en su perfil de Twitter. En distintos tuits publicados durante los cinco últimos años, Cassandra afirma rotundamente: “Odio a los niños y a los heteros”. O bien: “Cuantos más niños veo, más asco me dan”.

Cassandra Vera

Y por si a alguien no le ha quedado claro, insiste:
Al parecer, la aversión de Cassandra Vera a los críos se debe a alguna mala experiencia que ha tenido trabajando como canguro. “Cómo se me ocurre apuntarme a trabajos para niñera con lo que odio a los niños“, explica en su cuenta de Twitter.
Cassandra Vera
Pero también le molesta ir al cine y tener que aguantar a los “niños pequeños y asquerosos” que con sus ruidos no le dejan ver la película. Lo expresa gráficamente: “Qué asco de niños, por Dios”.
Cassandra Vera

Por si hay alguna duda sobre la vocación docente de la tuitera condenada por enaltecimiento del terrorismo, Cassandra Vera aclara que lo que más le molesta en este mundo son “los gritos de los niños, los mataría a todos, aggg“.

Cassandra Vera

Como está estudiando la carrera de Geografía e Historia, Cassandra Vera planeaba opositar para trabajar como profesora de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Aunque le implicaría el suplicido de estar todo el día rodeada de lo que más detesta: los “niños rata”.

Cassandra Vera

Según ha dejado caer en su cuenta de Twitter, sus problemas con los niños se deben a “los asquerosos roles de género patriarcales”. Lo ha explicado con una divertida anécdota: “Dos niños me preguntan si soy una chica o un chico. Les saco el dedo. Me alejo y uno le dice al otro: Es una chica, mira que mala leche tiene“.
Cassandra Vera

Pero, en fin, llega la Navidad… y Cassandra Vera también odia a los niños de San Ildefonso: “Putos niños de la lotería“.
Ramón Vera. Cassandra

Pese a que ya no hay duda de que odia a los niños, Cassandra asegura que su sueño es convertirse en profesora. Algo que a corto plazo le va a resultar difícil pues la sentencia de la Audiencia Nacional no sólo le condena a un año de cárcel (que no cumplirá, pues no tiene antecedentes penales), sino también a siete años de inhabilitación.

“No sólo me quedo antecedentes (sic), me han quitado el derecho a beca y destrozado mi proyecto de ser docente. Me han arruinado la vida“, afirma la tuitera en alusión a los jueces de la Audiencia Nacional.

Como la Audiencia Nacional también le ha condenado a pagar las costas judiciales, Cassandra ha pedido a sus más de 22.0000 seguidores de Twitter que le hagan donaciones a través de una cuenta de Paypal.

Más allá de los 13 chistes sobre el atentado de ETA contra Carrero Blanco que le han llevado al banquillo, Cassandra Vera escribió decenas de tuits en los que pedía que le metan “un balazo en la cabeza” a Rajoy y se mofaba del accidente de tráfico sufrido por la presidenta de la Comunidad de Madrid: “Esperemos que Cristina Cifuentes muera antes de las 12, será un puntazo que muera en el aniversario del pioletazo a otra rata”, escribió mientras la entonces delegada del Gobierno Madrid se debatía entre la vida y la muerte, ingresada en la UCI.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha presentado a Cassandra Vera como una víctima de la libertad de expresión y ha utilizado su caso para exigir que se suprima del Código Penal el delito de enaltecimiento del terrorismo.
Publicar un comentario