Sigue el blog por Email

miércoles, 29 de marzo de 2017

Carme Forcadell, presidenta del Parlamento catalán, podría o debería dimitir en las próximas horas.



Ciudadanos, PSC y PP piden por escrito a la presidenta del Parlament que sea neutral y no se vulneran sus derechos

Ciudadanos, PSC y PP han coincidido este martes en reclamar a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que abandone lo que consideran "actuación partidista" y ordene los debates de manera "neutral" y sin ponerse al servicio del independentismo. Los tres grupos de la oposición han entregado esta mañana un escrito a Forcadell en el que la acusan de vulnerar sus derechos como parlamentarios con actuaciones como la protagonizada en el último pleno, celebrado el día 22.

Ese día se tenían que votar los Presupuestos de la Generalitat y justo antes de iniciarse la votación, el letrado mayor del Parlament y el secretario general advirtieron que el proyecto contenía una disposición adicional (la número 31 referida a la reserva de partidas para celebrar el referéndum independentista) que estaban afectadas por la declaración de nulidad que acordó el Tribunal Constitucional.

Ante esa advertencia, Ciudadanos, PSC y PP reclamaron que se reuniera la Mesa de la cámara ante las consecuencias que se podían derivar si continuaba adelante la votación, pero Forcadell se negó y consideró que "no existía ningún problema de interpretación del reglamento". Los grupos volvieron a insistir en que esa negativa vulneraba diversos artículos del reglamento y reclamaron que se reuniera la junta de portavoces, pero la presidenta de la cámara reiteró que el pleno debía seguir adelante.

Por todo eso, los tres grupos exigen en el escrito presentado este martes a Forcadell "que se garanticen los derechos de los grupos parlamentarios" y que no se vuelvan a repetir actuaciones como las del último pleno. El escrito ha sido entregado esta mañana durante la reunión de la junta de portavoces y la reacción de la presidenta ha sido la de defender su actuación.

Fernando de Páramo (Ciudadanos) ha mostrado la preocupación de su grupo porque "Forcadell siga pensando que es la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y no del Parlament". Por eso ha pedido "que nos escuche a todos y sea la presidenta de todos".

Por su parte, Eva Granados, portavoz del PSC, aseguró que Forcadell está al servicio del "objetivo político de una parte de la cámara" y de que "lo que pasó la semana pasada en el Parlament es ilustrativo de lo que está sucediendo". En opinión de la diputada socialista, Forcadell "debería conjugar la flexibilidad con el respeto a los grupos minoritarios".

Esperanza García, diputada del PP, ha pedido a Forcadell que actúe con imparcialidad y objetividad "para proteger el buen nombre de la institución" y ha recordado que el Tribunal Constitucional ha amparado ya en dos ocasiones a los grupos de la oposición y ha sentenciado que se vulneran los derechos de los parlamentarios en los debates de la cámara.



Horas después, la presidenta de la cámara hizo público un comunicado en el que defiende su actuación en aquel pleno. "Reitero que fueron ajustadas al reglamento de la cámara y no vulneraron los derechos de los grupos", asegura Forcadell, después de analizar de manera pormenorizada aquella tensa sesión.
Publicar un comentario