Sigue el blog por Email

jueves, 9 de febrero de 2017

A petición de Sanchistas y podemitas, el Congreso debatirá, con carácter de urgencia, exhumar a Franco del Valle de los Caídos.

Resultado de imagen de Franco


El PSOE, equivocadamente,  vuelve a las mismas con la Ley de Memoria Histórica. Diez años después de que se aprobara el texto, los socialistas critican que no se aplica porque el Gobierno mantiene su presupuesto a cero y han registrado este jueves una Proposición No de Ley que se debatirá en el Pleno del Congreso en las próximas semanas para exigir al Ejecutivo la puesta a disposición de los fondos necesarios y su aplicación efectiva de manera urgente. el incremento de la masa presupuestaria sería de 250 millones. Hay paga de clases pasivas (1.512 euros/mes)  para todos los afectados –no nacionalistas- dentro de la Memoria Histórica. Cónyuge, hijos y en algunos casos   hasta nietos.  La lleva clara, no hay dinero ni para las pensiones. Esto sí que es populismo erróneo.

Entre las medidas que la iniciativa socialista reclama retomar de manera inmediata se encuentra la localización, exhumación de fosas e identificación de los cadáveres, así como dar un entierro digno a todos los restos que se encuentren «como ejercicio inexcusable de dignificación que dé por cerrada la herida de las desapariciones forzadas».

Para poder completar esta labor, propone la creación de bancos de ADN también «con urgencia y celeridad» por la avanzada edad de los familiares de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura, así como elevar el apoyo institucional, legal y financiero a estas familias.

Otro punto que el PSOE reclama con carácter urgente es la exhumación del cuerpo de Francisco Franco para que su familia lo entierre cuanto antes en otro lugar de su elección, fuera del Valle de los Caídos. Los restos de José Antonio Primo de Rivera tendrán que ser reubicados en un sitio no preeminente del edificio. Todo ello para que el Valle de los Caídos «deje de ser un lugar de memoria franquista y nacional-católica» y reconvertirlo en un espacio para la cultura de la reconciliación, la memoria colectiva democrática y el reconocimiento de las víctimas.

Para concluir, la iniciativa apremia a impulsar la retirada de símbolos y monumentos que honran la memoria de los vencedores o conmemoran el conflicto, y establecer el día 11 de noviembre como día de recuerdo y homenaje a las víctimas.

También apuesta por abrir los archivos de instituciones y dependencias oficiales con información sobre la represión, así como elaborar el censo completo de las infraestruturas y obras realizadas con trabajos forzados para musealizar los espacios conservados.

La iniciativa ha sido registrada esta mañana por la secretaria adjunta del Grupo Socialista, Isabel Rodríguez, y el portavoz de Constitucional, Gregorio Cámara, y pasará ahora a la Mesa del Congreso para ser calificada. Una vez completado este trámite, el PSOE podrá solicitar su inclusión en el orden del día del Pleno del Congreso.
Publicar un comentario