Sigue el blog por Email

sábado, 7 de enero de 2017

El Ayuntamiento de Madrid –en su sede oficial- cede tres oficinas y un salón de actos a los independentistas catalanes....


El Ayuntamiento de Madrid –en su sede oficial- cede tres oficinas y un salón de actos a los independentistas catalanes para tramitación de expedientes y como prueba de agrado de los madrileños al fin separatista de los catalanes. Cuando esta farsa de la catalonia arrabalera observe el ridículo monumental, así como el daño que están haciendo a la Cataluña noble, laboriosa con porte y seriedad; será tarde, muy tarde habrán saqueado su economía y enajenado los bienes de su larga historia.

Dice el presidente Puigdemont, tampoco sé quién lo ha elegido, a la emisora francesa Equinox “el referéndum que se quiere hacer no pondrá ningún límite a la participación, y que el resultado ya será válido si sólo hay un voto por encima del 50%” –Amenaza-. En Román Paladino, si el referéndum es unilateral lo más probable es que la inmensa mayoría de los partidarios del NO,  legítimamente, no vayan a votar –es delito-, como pasó en 9N, con lo cual volveremos a tener unos resultados muy similares a los de aquella consulta en la que, básicamente, sólo fueron a votar los que querían manifestar su deseo de independencia para Cataluña.

Esta vez todo indica que, el proceso,  va a ser más dificultoso. Carmen Forcadell va a ser inhabilitada de inmediato. Puigdemont va a tener que declarar sobre la financiación de los arsenales que la nueva Terra Lliure a “comprado” a ETA en Francia. Hay pruebas, en lo suficiente, de que la compra venta se ha hecho con dinero de la Generalidad y de que Puigdemont estaba al corriente de los acontecimientos. Anna Gabriel, dueña de la CUP, envió un escrito, a través de un mando de prisiones a la abogada de ETA, Arantza Zulueta encarcelada y aislada en Puerto III (Cádiz), para que diese el visto bueno a compartir los arsenales con la banda catalana, a cambio, de lucha por su libertad.

El referéndum oficial nunca se hará, pero si hacen otra butifarra catalana en la que votarán a favor, más o menos 1.5 de personas –algunos votarán hasta 10 veces-, en un país donde pueden  votar cerca de 6 millones. El arrebato independentista se habrá descafeinado para siempre y con total seguridad se abrirán procesos penales que mucha falta hacen.

Para conseguir una Cataluña independiente haciendo trampas, hay que ser muy inteligente y para ser muy inteligente antes hay que superar el listón de “tonto”, estado amorfo en el que se encuentran las neuronas de los arrabaleros catalanes que viven del catalanismo inducido.


Solo un ejemplo, para terminar, ni un solo hijo de político catalán está matriculado en un colegio público de esa parte de España. Mi nieta, María, tampoco. Aprender catalán con fusil debe ser como para morder.  
Publicar un comentario