Sigue el blog por Email

viernes, 2 de diciembre de 2016

Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, la bicefalia y la purga política.



Podemos es un partido de reciente creación liderado por unos dictadores prosoviéticos. No recomendable. Dentro de la política utilizan un discurso panegírico que, posteriormente, veremos que es dañino, muy dañino para la sociedad en general.
De tu interés: 



Podemos, producto del populismo en las pasadas elecciones generales obtuvo un notable desmerecido; pero la realidad dice que tienen 70 diputados en el Poder legislativo para que quede claro a Pablo Iglesias la misión del legislativo y un control  en el poder ejecutivo de Madrid, Barcelona, control en el poder ejecutivo de Madrid, Barcelona, Cádiz, Santiago de Compostela,  Valencia, Zaragoza y otras ciudades. Pero ese control sometido, no lo necesita el pueblo español. Paralizar todo el gasto público, merma la economía y el bienestar de “SUS” ciudadanos.

O sea, no hay nadie conforme y lo que es más ni ellos mismos. Las disputas está a la orden del día y los “mayores” empiezan a tomar miedo. Hay una mínima posibilidad de incorporación de Pedro Sánchez al grupo bolivariano, aunque sea como sea, Pedro y Pablo son un cuerpo con dos cabezas.

Pedro le pidió a Pablo una exclusión de varios podemitas de base y, prácticamente, toda la cúpula. Pabla le preguntó ¿Cómo? Y Pedro le dijo que había que hacer una purga, YA.

Una purga consiste en apartar del partido a todos aquellos de no se identifiquen con Podemos –ahora compuesto por 27 partidos-. La purga más famosa es la del terror de Maximilien Robespierre que hasta el terminó apartado.
Pedro y Pablo “Ya no está de moda el totalitarismo” LAS PERSONAS, LO PRIMERO en todos los ámbitos de la política mundial.
Publicar un comentario