Sigue el blog por Email

sábado, 10 de diciembre de 2016

Manuela Carmena ve viable peatonalizar la Gran Vía y hacer un aeropuerto subterráneo en la Pta. del Sol.


Manuela, alcaldesa de Madrid, dueña de la metropoli y ahora animadora de radio municipal, las tardes con Manuela. No solo se le ocurren ideas estrambóticas o surrealistas, también las tiene y bien como soterrar desde barajas hasta la puerta del sol para que los aviones aterricen en tan emblemática plaza madrileña. 
Los alcaldes reunidos en el Vaticano proponemos la necesidad de crear corredores humanitarios para los refugiados, con aval internacional.
 

Estamos aterrizando en el aeropuerto internacional, Manuela Carmena. El túnel lo hará un poco más ancho que los del metro, al objeto de que                 las aeronaves no choquen contra las  paredes, menudo fracaso sería.
                               
También pretende colocar ceniceros en las esas electoras para votar y hacer encuestas; además de  abrir escombreras como parques para que los pequeños jugasen y aprendiesen montañismo. Esta no es mala, quiere crear aparcamientos solo para mujeres y Gais reconocidos.  

También dice que las calles de Madrid están sucias porque los marranos que así no las limpian y lleva razón Manuela del SAGRADO Corazón de Jesús. Tu ensucias, tu limpias. Es una alcaldesa para el siglo XXV o XXVII solo es cuestión de esperar.

Este es el último chiste de Manuela –de joven, Manolita- Carmena,

Va Manuela Carmena a sacar dinero al banco y se le olvida el DNI en la alcaldía. Le dice la cajera: “Disculpe, señora, pero sin DNI no puedo darle dinero”. Manuela insiste “que soy Manuela Carmena, ¿no me conoce?”. La cajera insiste que sí, que se parece, pero no puede asegurarlo. Entonces la cajera tiene una idea: “Mire, el otro día vino Plácido Domingo sin DNI, le pedimos que hiciera algo que no diera lugar a dudas, nos cantó un aria y así vimos que efectivamente era él; ¿se le ocurre algo?”


Manuela empieza a pensar y al cabo de un poco dice: “Disculpe, señorita, pero es que no se me ocurren más que gilipolleces”. Y dice la cajera: “¿Cómo lo quiere, señora alcaldesa, en billetes grandes o pequeños?”.
Publicar un comentario