Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 23 de diciembre de 2016

Ada Colau y Manuela Carmena, el 30 de Enero, dejarán de ser alcaldesas de Barcelona y Madrid, respectivamente.

Ahora toca perder, bribones.

El día 30 de Enero, la meona de Cataluña dejará de ser alcaldesa de Barcelona, la misma o peor suerte corre la vesania enajenada, Manuela arme y, para no ser menos, los alcaldes de Zaragoza y Cádiz.  
Al abejaruco catalán no le salen las cuentas y le han tumbado los presupuestos. También ha sido derrotado el lacayo de Iceta –No me da pena el PSOE, pero sus dirigentes en Cataluña van de mal en peor, hasta se han enfadado porque no apoyaban a Ada Colau. A favor, 15 votos, los de BC y los socialistas; en contra, 26, los del resto de grupos. Y con ello se ha activado el mecanismo de la aprobación de las cuentas vinculado a una cuestión de confianza que por diferencia nunca podrá sacar adelante, o sea, Ada a enderezar  plátanos con el chumino al Rabat,  

Si los grupos de la oposición alcanzan un acuerdo que tenga el respaldo de 21 concejales –que los tienen, estarán en posición de elegir a un nuevo alcalde y bajar del burro a Ada Colau. Pero como la concejal de CiU Sònia Recasens ha subrayado durante el debate sobre el proyecto presupuestario, eso es más imposible que difícil: “Solo la debilitad aritmética alternativa hará que usted siga al frente de la alcaldía en febrero”.

El presidente del grupo del PP, Alberto Fernández Díaz, parece el único dispuesto a luchar en esa trinchera: “Veamos si somos capaces poner Barcelona por encima de siglas para construir una ciudad mejor con otra alcaldía”. El concejal ha acusado a la alcaldesa de “ampararse en un privilegio legal” cuando, presuntamente, ha argumentado, ella combate los privilegios. Y ha parafraseado a Churchill para una de sus frases de impacto: “Nunca tan pocos gobernaron de forma tan autoritaria”.

Ada Colau ha aprovechado la frase de Recasens para retar a la oposición: “La aritmética no me salva. Tienen un mes para generar una alternativa de gobierno. Tanto diálogo que reclaman, ustedes lo pueden hacer.  Y lo dan por perdido”. Y ha proseguido advirtiendo de que si pudiera convocaría elecciones, y se intuye que cree que el resultado no le iría mal: “No estoy aquí para mantener mi silla. Le daría la voz a la ciudadanía, pero la ley no lo permite”.


La jefa de filas de Ciutadans, Carina Mejías, ha criticado la falta de negociación por parte del gobierno municipal, si bien esta ha sido una queja compartida por toda la oposición. Mejías ha vuelto a pedir, también, que el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, deje de ser el que negocia con los grupos.

El socialista Jaume Collboni ha denunciado que el debate de este pleno no era de presupuestos sino político, ha acusado a la oposición de buscar un desgaste y ha puesto como ejemplo de capacidad de pacto al PSC, por su acuerdo presupuestario con el entonces alcalde Xavier Trias para la aprobación de las cuentas del 2015. Collboni ya ha apuntado a ERC, y la alcaldesa ha asumido la principal artillería contra los republicanos.
Publicar un comentario