Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 17 de noviembre de 2016

Trump ordena cambio inminente de planeta para Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. No sin dejar de reconocer que su existencia le favoreció.


La principal Ley que imponen las células del cuerpo es que para estar vivo tienes que respirar y, de momento,  Trump respira vocal y pulmonarmente. Poco antes de vencer a Hillary Clinton en las presidenciales pensábamos que si la compañera política de Obama era derrotada se alteraría la Ley de la gravedad y…. todos, todos humanos e inhumanos nos veríamos navegando por lo más alto de los cielos, ¡Que divertido¡ volando por los aires de otros planetas en busca de alojamiento. Yo buscando uno inédito para desbancar del ranking a Cristóbal Colon y subir más alto que Armstrong, Aldrin y Collins.

Pues no.  La Ley de la gravedad y la órbita terrestre mantienen sus constantes naturales inalterables, a pesar de la victoria del rubio americano.

En cambio, esa rareza de ver, estos últimos días,  una Luna tan grande, solo se debe a la mutación Pedro Sánchez/Pablo Iglesias  con cesión de material genético por parte de Pedro, el más alto de los picapiedras. Aún sin poder precisar con exactitud  por poderosos analistas del mundo como consecuencia de la desaparición sin dejar muestras de ADN, al exjefe de los socialistas españoles, le culpan por cesión con lucro de material genético a la Clinton, lo que, sin lugar a dudas, ha sido la principal causa de su fracaso electoral e intento de nuevo salto a la Casa Blanca.

Podemitas y socialistas son los animales del planeta que con mayor rapidez y capacidad se adaptan  a los cambios del planeta con permiso de ratas, cucarachas y medios de comunicación. Mucho, mucho me temo que la izquierda de España esté amariconando su ideología por falta de honradez,  poder y, por tanto, de dinero. 

Si alguna conclusión ha quedado clara con la victoria del genuino americano es que para la bigarda, pedante y delincuente izquierda, el planeta tierra, bajo sus ordenes,  les obligará a su propia deportación o a su ingreso en prisión.


Al zafio Pablo y al malévolo Pedro.  Donald Trump, a pesar de haber favorecido su victoria, les favorece en su inminente y obligatorio traslado de -con elección- de Planeta, nunca Marte ante la más que presumible infección vírica que puedan sufrir los marcianitos. Los estados Unidos de América no perdonan a traidores sin causa. 

Trump ordena cambio inminente de planeta para  Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias. No sin dejar de reconocer que su existencia le favoreció. 
Publicar un comentario