El estado de salud de Sasha, el hijo pequeño de Shakira y Gerard Piqué, continúa siendo un misterio. Siguen sin conocerse los motivos que llevaron a ingresar al pequeño en la clínica Teknon el pasado 28 de octubre, pero aún hoy el niño sigue hospitalizado.

Según las informaciones que maneja este medio, las visitas de Shakira al centro hospitalario siguen siendo constantes y la artista no puede disimular en su rostro la preocupación. También de cansancio. Son muchos ya los días que el pequeño lleva ingresado. De hecho, no ha dudado en cancelar sus compromisos profesionales para poder permanecer en Barcelona cuidando de su vástago. “Debido a motivos que me impiden viajar a Las Vegas / Los Angeles esta vez no podré asistir a la 17 edición de los Premios Grammy ni a los American Music Awards”, ha escrito Shakira en las redes sociales.

Muchos de sus fans se han mostrado molestos por no dar los motivos de estas cancelaciones. Pero estos están claros: el estado de salud de su hijo. La colombiana no se ha separado de Shasa durante estos días y seguirá siendo así. Hasta que el pequeño no se recupere no viajará a ningún lado y continuará cancenlando sus compromisos profesionales, al menos los que le supongan separarse de Barcelona.

Aunque en un primer momento se señaló a Milan como el hijo que estaba ingresado, no es así. Las visitas de Shakira y Piqué a la clínica Teknon de Barcelona es por Shasa. No obstante, es cierto que Milan llevaba varios días sin ir al colegio

De hecho, a Milan se le pudo ver hace unos días disfrutando de una jornada de baloncesto con Piqué. Padre e hijo permanecieron muy atentos al Barcelona - Real Madrid y se dedicaron constantes muestras de cariño que dejaron unas estampas muy tiernas que se han reproducido en varios medios de comunicación.