Sigue el blog por Email

sábado, 5 de noviembre de 2016

Político casi que significa rufián. Estos son los 10 POLÍTICOS MÁS RUFIANES

Resultado de imagen de Pablo Iglesias y Donald Trump
Pablo Iglesias y Gabriel Rufián hacen honor al apellido de este último, que la RAE define como hombre sin honor, perverso y despreciable. Sus discursos rancios y guerracivilistas despiden odio y rencor, y sólo buscan el enfrentamiento. Son ejemplos de una perversa estirpe de políticos que hacen del insulto su principal arma argumental.
1. Pablo Iglesias: Es el gran generador de odio. Desprecia a los mayores de 45 años porque dice que no le votan, pero también desprecia a los que le votan. Defiende los escraches y las okupaciones como tácticas intimidatorias, quiere resucitar esa caduca dicotomía entre ricos y pobres, entre los de arriba y los de abajo, entre oprimidos y opresores, entre la casta y el pueblo... Para embarrar el terreno, que es donde mejor se mueve, y provocar enfrentamientos no tiene ningún escrúpulo en acusar a Felipe González de tener un pasado "manchado de cal viva"; insultar a los parlamentarios llamándoles "delincuentes potenciales"; o decir a una periodista que "la azotaría hasta que sangre".
2. Donald Trump: Ha hecho del exabrupto su bandera apelando a los más bajos instintos de los ciudadanos americanos más conservadores. Atacó a los mexicanos: "Traen drogas y problemas, son violadores". A los musulmanes: "Hay que prohibirles la entrada porque son terroristas". A las mujeres: "Cuando eres famoso, ellas te dejan hacerles de todo". Y hasta a los discapacitados: "Ahora el pobre no sabe lo que dijo, ahora no se acuerda".
3. Gabriel Rufián: El portavoz adjunto de ERC_es el ejemplo del joven amargado y consumido por la intolerancia que busca su momento de gloria insultando a un partido como el PSOE que ha derramado mucha sangre para que este mequetrefe radical pueda vivir en democracia. Acusó a los socialistas de "traidores" y de doblegarse ante una "cacique andaluza". "Un PSOE Iscariote -añadió- que abraza a los ricos y que lleva cuarenta años dando una de cal y otra de arena".
4. "Han tenido que cerrar el cementerio de Alcásser para que Irene Villa no vaya a por repuestos". No cabe mayor ruindad que la del edil del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata, al que no importó tampoco mofarse del holocausto judío: "¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero".
5. Nicolás Maduro: Resulta mucho más vulgar que su predecesor Hugo Chávez, que por lo menos insultaba con un cierto gracejo. Su rosario de improperios es enorme: "Rajoy es un racista, pertenece a una banda de bandidos, corruptos y ladrones"; "que las Cortes españolas vayan a opinar de su madre, pero no de Venezuela"; "Felipe González es un lobbista que conspira contra la revolución bolivariana".
6. Francisco Javier León de la Riva: El que fue alcalde de Valladolid desde 1995 hasta 2015 es muy conocido por su machismo recalcitrante y su falta de respeto a las mujeres. Ahí van algunas de sus perlas: "Me han acusado de todo menos de violar a la candidata del PSOE, pero se comprende..."; "cada vez que veo los morritos de Leire Pajín, siempre pienso lo mismo"; "no creo en paridades, me parecen paridas"; "voy a limpiar la ciudad de piojos, pulgas y putas"; "el rugby no es apropiado para las chicas, es mejor que hagan patinaje o gimnasia rítmica".
7. Rita Maestre: Tiene la virtud de irritar gratuitamente al personal y de no respetar a nadie. Primero se mofó de los católicos desnudándose en la capilla de la Universidad Complutense. Luego cuestionó la agresión a dos policías municipales y defendió a los manteros. Atacó a Cristina Cifuentes, a la que acusó de "hacer gala de mano dura" cuando era delegada del Gobierno. Son tantos los deslices de la portavoz del Ayuntamiento de Madrid que en más de una ocasión ha echado la culpa a los plumillas: "Los compañeros periodistas me aprietan y a veces se me escapan cosas".
8. Joan Tardá: El independentista catalán se ha dejado comer la tostada por su compañero Rufián en lo que a exabruptos se refiere, aunque sus intervenciones tampoco tienen desperdicio y están llenas de desafíos. "No vamos a aceptar su doctrina nacional- constitucionalista, señor Rajoy; usted realiza la violencia judicial para intentar la castración química del independentismo". "Si nos meten en la cárcel, el pueblo y los ciudadanos de Cataluña nos sacarán de ella".
9. Xavier García Albiol: El exalcalde de Badalona se hizo famoso a base de declaraciones de tinte racista y xenófobo, que le hicieron ganar votos en los barrios con más inmigrantes. "Limpiando Badalona" fue su lema a la alcaldía, editó unos panfletos donde vinculaba a los gitanos rumanos con la delincuencia -"una plaga que sólo ha venido a delinquir"-, redujo las ayudas a los inmigrantes y prohibió a los musulmanes rezar en la calle.
10. Alfonso Guerra: Ninguno de los anteriores tenía el desparpajo del exlíder socialista, que era un genio haciendo uso de un lenguaje mordaz y, en ocasiones, viperino. Empleó el término "señorita Trini" para referirse a la ministra de Sanidad, llamó "bambi" a Zapatero y calificó a Rajoy de "holgazán que no se levanta de la hamaca". Todavía se recuerdan sus famosas frases: "Fraga tiene los intestinos colocados en el cerebro"; "Margaret Thatcher en lugar de desodorante utiliza tres en uno"; "Soledad Becerril es Carlos II vestido de Mariquita Pérez"; "el que se mueva no sale en la foto"; "el día que nos vayamos, a España no la va a conocer ni la madre que la parió".   
Publicar un comentario