Sigue el blog por Email

sábado, 1 de octubre de 2016

Tesón y afición le han hecho un monstruo de las finanzas,

En estos diez años, Piqué no ha dejado de invertir en otras áreas con bastante éxito.
Este fin de semana se cumplían diez años del debut del central con el Barcelona. A lo largo de esta década, el futbolista culé no solo se ha convertido en uno de los mejores defensas del fútbol mundial, sino que su desempeño fuera del terreno de juego también le ha granjeado una gran fama en el universo empresarial. Emprendedor por naturaleza y querido y odiado a partes iguales, Gerard Piqué ha creado un imperio de la nada,manejándose en los negocios como en el póker, donde es un destacado jugador.
"Un día seré presidente del Barça", ha dicho Gerard Piqué en alguna ocasión. Es solo una frase del central de la Selección española pero, si se lo propone, muchos creen que lo conseguirá. Entre ellos, su excompañero Xavi Hernández, que dibujó el Barca del futuro con Piqué como máximo mandatario.
Su padre, Joan Piqué, sitúa la clave en el 170 de coeficiente intelectual que posee su hijo Gerard. Si las palabras de su padre son ciertas, se situaría por encima de la catalogación de genio (entre 140 y 154) y destacaría por su elevada capacidad intelectual. Más allá del amor de su progenitor, lo que sí parece probado es que el vástago posee un CI de 140, un tipo superdotado: por encima del 98% de la población.
Sobre sus cualidades balompédicas no hay duda, ni de su ingenio cuando se propone humillar a un rival, el "cono-cido" Arbeloa, ni de su brillantez para salir airoso de una conferencia de prensa, ni tampoco de su olfato para los negocios. Del último que se tiene noticias es que ha adquirido el 27% del capital de Bas Alimentaria, industria cárnica catalana que elabora y comercializa hamburguesas, "ciento por ciento naturales", afirman, y otras carnes de calidad excepcional.
Tampoco desprecia Piqué el mercado inmobiliario, un sector que no es ajeno a las inversiones de los futbolistas; aunque el padre de los hijos de Shakira bucea en otros mercados, como el de los videojuegos, donde ha demostrado talento y una envidiable visión de la jugada. Su implicación en esta demarcación es absoluta y tiene su origen en el famoso PC Fútbol, que él se ha encargado digamos que de reprogramar, rediseñar, reinventar y de relanzar con unos resultados geniales.
Junto a su padre y su hermano está en el origen de Kerard holding (inversiones inmobiliarias) y Kerard project (también inversiones e imagen); pero es otra la empresa que le apasiona. Creó la compañía Kerard Games y cumplió un sueño que tenía desde niño: diseñar un videojuego. Este es el anuncio que apareció en su página de Facebook para captar personal: "¡Amigos! ¿Sabéis que he creado una compañía de videojuegos llamada Kerard Games? Necesitamos Game designers, Q&A, Scrum Masters, programadores? si quieres aportar tu talento y entusiasmo, envíame tu CV". Llegaron currículos a millares y tras la tarea de selección de personal, encargada a un empresa especializada, entró en acción. Inventó el videojuego Golden Manager, pergeñado en su más tierna juventud, con más de diez millones de usuarios en la actualidad.
En Kerard Games ha dado trabajo a 40 personas y continúa innovando. A Golden Manager se juega en cerca de 200 países y multinacionales como Nike y Coca-Cola le acompañan en la aventura. La empresa va tan bien que ya ha recibido ofertas de compradores. No está en su ánimo deshacerse de ella porque, haciéndose eco de unas palabras de Warren Buffet, contaba en El País: "Nunca inviertas en un negocio que no puedes entender, pero ve hasta el final en lo que creas. Es una época en que los bancos no dan créditos y la gente con iniciativa se acerca a los futbolistas que, por fortuna, cobramos grandes sueldos. Yo soy emprendedor, pero soy precavido en lo que invierto".
Gerard Piqué es un apasionado de los números, se le dan bien y explora. Tiene un profesor particular que le da clases de economía y empresas. Posee también una SICAV, Kerard 3, controlada por los suizos de UBS. Empezó con un capital de diez millones de euros y, como sus decisiones en este segmento son más bien conservadoras, solo ha ganado 100.000 euros. Es obvio que no solo de fútbol vive Piqué, un culo inquieto, así se define, con un coeficiente intelectual por encima de 140. Tiene talento para el fútbol y es un genio de los videojuegos, que él crea, y de los negocios.
Otra de sus aficiones reconocida es el póker. Juega desde que estuvo en Manchester y en Barcelona no desprecia una buena timba. Tampoco le arredra el ambiente hostil que encuentra en tantos y tantos campos de fútbol por su 'mala cabeza'. En ocasiones, incluso ha sido pitado con la Selección española. A pesar de los ataques, él siempre se ha mostrado orgulloso de jugar con el combinado nacional.
Sin duda ha sido ese carácter inconformista, unido a su poderosa inteligencia, el que ha hecho que durante estos últimos diez años se haya forjado un empresario excepcional y un futbolista descomunal. No obstante, él no se detiene. Su sueño es retirarse en el Barça. Después se lanzará a la carrera para presidir el club de su vida. Pero eso ya será otra historia.
Publicar un comentario