Sigue el blog por Email

jueves, 20 de octubre de 2016

Pablo Iglesias y su banda de fascistas discípulos de Lenin, asaltan la Autónoma encapuchados.


  • Ni Felipe González ni Cebrián ni muchos menos la banda de asesinos a sueldo de Pablo Iglesias pintaban nada en la Autónoma de Madrid, unos doctorados en la mentira y los Podemitas en la represión valiéndose del poder dominante. La Universidad es el Palacio del Saber no de la guerra entre incultos y gente de mal vivir.

  • Cerca de 200 bolivarianos con Burka y bien pagados, utilizando fuerza física con apoyos mecánicos digo con apoyos porque prohibían a los verdaderos estudiantes hacer fotos e incluso pasar por los pasillos, lo que se denominaría en sus propios términos, TOMA DE LA UNIVERSIDAD.
Pablo Iglesias ya viene advirtiendo que habrá mucho y represivos actos como este. La Justicia no es dueña de si mismo, sino que se debe a que aplicando con cierta ambigüedad los hechos, LOS JUECES, apliquen ese apartado que merezca el hecho siendo el que más se aproxime a la realidad. En este caso: ¿ Ha habido prohibición por parte de los encapuchados a un acto que, al parecer, estaba dentro del rango de cultura? Solo por ir encapuchados, las fuerzas de seguridad, tendría que haber identificado a estos Fascistas de Lenin.


HECHOS

  • Resultado de imagen de Autónoma encapuchados.
No es la primera vez que al ex presidente Felipe González le reciben con hostilidad en la Universidad Autónoma de Madrid, debido a que el 25 de marzo de 1993 impartió una charla en el mismo centro en el que fue abucheado de manera contundente.
Era la segunda legislatura de González en la Moncloa cuando impartió este coloquio enmarcado en foro de ‘ciclo sobre la transición’, teniendo que soportar gritos como“chorizo“, “corrupto” o “Felipe dimisión”.
Y es que antes de que el ex presidente del Gobierno accediese al centro, varios estudiantes repartieron octavillas con el lema ‘Gran pitada al presidente, pasa la bola’, llegando a generar una enorme expectación a la llegada del ex dirigente socialista.
Debido a la limitación del aforo, que contaba con 300 plazas, muchos de los indignados no pudieron entrar a la sala, por lo que tuvieron que armar alboroto desde fuera con la ayuda de silbatos.

Otros intentaban defenderle con aplausos



Durante la conferencia, algunos asistentes intentaron defender en público a González debido a las constantes interrupciones, aunque de poco sirvieron ante los abucheos. La pitada y los abucheos se iban intercalando ante la mirada incrédulo de los conferenciantes, entre ellos el propio González o el príncipe Felipe, ahora actual Rey de España.
“En mi sueldo, que no es mucho, se incluye aguantar estas cosas. No sufran por mí”, manifestaba el antiguo mandatario del PSOE entre pitidos y ante los intentos de algunos asistentes de defenderle, que se llegaban a poner de pie para aplaudirle.
González llegó a enfrentarse a sus detractores, manteniendo siempre la serenidad debido a la importancia de su cargo: “Pero, ¿de qué quieran que dimita? ¿De dónde quieren que me vaya?”.
“Cuando acabe mi experiencia política, como sea, saldré de ella exactamente igual que entré, a pesar de la maleficencia”, exclamaba el antiguo secretario general del PSOE durante la conferencia entre abucheos y aplausos por parte del público.
Publicar un comentario