Sigue el blog por Email

martes, 11 de octubre de 2016

Nuevas elecciones ¡YA¡ Gobernar con el PSOE es una deshonra con fracaso inmediato.

Resultado de imagen de foto de Rajoy triunfo elecciones 2012
La práctica totalidad de los dirigentes del PP lo tienen claro: Convocatoria de elecciones generales para el próximo 18 de diciembre. Según todos los sondeos, los populares pasarían de los 165 escaños, incluso podrían rozar la mayoría absoluta. ¿Abstención del PSOE? En caso de ser SI, el PP pasaría a gobernar en precario, o sea, elecciones, antes de un año.   El PSOE reventaría con cifras que invitaran a la desaparición. se hundiría en cifras angustiosas y Ciudadanos quedaría reducido a un número menor de escaños, necesarios tal vez para formar mayoría, pero con los espolones recortados. A dos meses de los terceros comicios, el desgaste del Gobierno en funciones está amortizado nacional e internacionalmente.

Rajoy ha puesto su máquina en marcha y tonto no es, bien sabe que no podrá gobernar desde sus 137 escaños con un Ciudadanos exigente y una Cámara mayoritariamente hostil. El Gobierno en precario se vería obligado en poco tiempo a convocar elecciones en busca de la gobernabilidad. Los dirigentes más destacados del Partido Popular coinciden en que les conviene aprovechar la situación actual y jugar el órdago de las terceras elecciones, buscando como pretexto cualquier inconveniente que interponga el PSOE.

El problema del Partido Popular es el PPE problema está en que si al Partido Popular le conviene en la actual situación política ir a nuevas elecciones, a España, no. España necesita salir cuanto antes de la interinidad que se prolonga desde hace diez meses y no enfrentarse con unos comicios que tal vez produzcan el resultado anticipado en las encuestas pero que podría no ser así. Y vuelta a empezar.

Hay que hacer de la capa un sallo,  el interés de España al interés del partido, Mariano Rajoy debería actuar con máxima flexibilidad y resolver en los próximos días la investidura que ponga punto final al espectáculo bochornoso que el pueblo español contempla desde hace diez meses y que ha sumido a la clase política en su máximo grado de deshonra.
Publicar un comentario