Sigue el blog por Email

lunes, 17 de octubre de 2016

La puesta en libertad de los terroristas detenidos por agredir a dos guardias civiles en Alsasua, cuestiona la libertad judicial

SORTU CUESTIONA LA VERACIDAD DEL "RELATO OFICIAL DE LOS HECHOS"


Indignación por la libertad de los agresores de dos guardias civiles en Alsasua
El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) denunciará a los autores de la agresión.
Los dos jóvenes detenidos por la agresión del pasado sábado a dos agentes de la Guardia Civil en la localidad navarra de Alsasua han quedado en libertad con cargos de lesiones y atentado a la autoridad tras prestar declaración ante el juez de guardia en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las cinco de la madrugada del sábado en el bar Koxka, donde un grupo de personas agredió a los dos agentes, que se encontraban en el local con sus parejas.

Los dos detenidos han sido conducidos poco antes de la ocho y media de la mañana a los juzgados de Pamplona y, tras prestar declaración ante el juez, han sido acusados de sendos delitos de lesiones y atentado a la autoridad, con la obligación de comparecer en el juzgado todos los viernes.

Coincidiendo con la comparecencia de los detenidos, un grupo de unas veinte personas se ha concentrado ante el Palacio con carteles en los que se podía leer: "No a los montajes policiales"

Rajoy afirma que "no habrá impunidad"

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, envió este domingo un mensaje de apoyo a la Guardia Civil de Alsasua al tiempo de que advertía de que "no habrá impunidad" para los autores de la "brutal agresión" sufrida por dos agentes del instituto armado en la localidad navarra.

Rajoy escribía ese mensaje en Twitter mientras el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, se despalazaba a Alsasua y Pamplona para visitar a los agentes heridos durante la madrugada del sábado. Según Fernández de Mesa, los agentes fueron "agredidos ignominiosamente" en "una encerrona de cincuenta personas que los apalearon" cuando se encontraban fuera de servicio con sus parejas en un bar.

Tras visitar en Alsasua al sargento herido, a su compañera y a los miembros de la Guardia Civil destacados en esta localidad y sus familias, Fernández de Mesa viajó a Pamplona, donde está ingresado el teniente que sufrió una fractura de tobillo de la que ha sido operado. A la salida del centro hospitalario afirmó que esta agresión demuestra "la catadura moral" de sus autores, un ataque "sin ningún sentido y producto de la irracionalidad que abomina el 99% de la sociedad".

El director de la Guardia Civil agradeció las muestras de apoyo a los agentes y las condenas de los hechos recibidas, entre las que expresamente ha citado a la presidenta del Gobierno navarro, Uxue Barkos, y alcalde de Alsasua, Javier Ollo, ambos de Geroa Bai. Antes, en Alsasua, recordaba que en el pasado ya se había reunido con los guardias civiles del Puesto de Alsasua para darles su apoyo ante insultos, pintadas en el cuartel y fiestas en las que personas del entorno abertzale pedían la marcha de la Guardia Civil de esta localidad.

En este sentido ha reiterado que el instituto armado "permanecerá en Alsasua, al igual que en el resto del territorio nacional donde está desplegado, realizando su trabajo al servicio del ciudadano como lo viene haciendo desde hace 172 años".

Covite denunciará a los agresores y exige "una condena expresa"

Mientras tanto, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha anunciado que denunciará a los autores de la agresión por "delitos de odio en conexidad con delito de terrorismo y por atentado contra la autoridad", y ha exigido a los partidos políticos "una condena expresa" de los hechos.

Covite asegura que ha tenido conocimiento de que durante la tarde del sábado, horas después del ataque, tuvo lugar una concentración en Alsasua para pedir la puesta en libertad de los dos únicos detenidos en relación con la agresión. "Dos agentes y sus novias son apaleados y la única muestra de apoyo público en Alsasua se dirige a los agresores", reprocha Covite que ve en esta actitud "el mismo esquema de perversión moral que la izquierda abertzale ha alimentado durante décadas".

El colectivo de víctimas considera que estos hechos son "una prueba más de que la cultura del odio permanece intacta en las calles de Navarra y del País Vasco" y critica a las autoridades navarras y vascas "por no tener ninguna estrategia para combatir la radicalización violenta".

Las muestras de apoyo han llegado también, a través de Twitter, del presidente del PP vasco, Alfonso Alonso; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique; o el líder de Ciudadanos,Albert Rivera. También Ciudadanos, UPyD y la Confederación Española de Policía se han sumado a las condenas por la agresión.

Sortu cuestiona la veracidad de la versión de la agresión

Mientras tanto, Sortu ha cuestionado la veracidad de la versión dada sobre la agresión, con información procedente exclusivamente de la Guardia Civil y de la Delegación de Gobierno sin que "ni siquiera haya informes ni denuncias públicas".

Según la formación abertzale, se está "construyendo un relato oficial de los hechos supuestamente acaecidos sobre la única base de lo difundido por la Guardia Civil y quevienen a contradecir lo narrado por diversas fuentes".

Tras pedir también "la libertad de los dos jóvenes detenidos" y que la Guardia Civil "cese en la intimidación y la presencia" en Alsasua, Sortu ha apelado al resto de agentes políticos y sociales para que "actúen con responsabilidad" a fin de "canalizar mediante el diálogo la resolución de esta situación".
Publicar un comentario