Sigue el blog por Email

lunes, 3 de octubre de 2016

A Aznar que no le hace caso ni en su casa, aprovecha el buen momento del PP, para llevarse sus FAES

El presidente de FAES, José María Aznar, y Dolores de Cospedal, ayer.
El presidente de FAES, José María Aznar, y Dolores de Cospedal, ayer.

 FAES se divorcia del PP  
«La fotografía de la ruptura de Génova con FAES, de la que tanto han hablado en las filas populares en los momentos de máxima tensión entre Mariano Rajoy y José María Aznar, se materializó finalmente ayer. Muchos pensaron que, pese a todo, esa imagen no se llegaría a producir por intereses compartidos y porque Rajoy nunca se atrevería a tomar una decisión radical en ese sentido, por mucha que fuera la incomodidad con algunos posicionamientos y con algunas declaraciones públicas y privadas del ex presidente del Gobierno, además de las diferencias también con los planteamientos de la propia fundación del partido. Hacía tiempo que no se entendían, que hablaban distinto idioma, y que ya no lo ocultaban ni en público.

Pero ayer se firmó el divorcio de mutuo acuerdo entre las dos partes. Una separación en la que el dinero ha sido determinante para poner fin a una relación que políticamente estaba ya muy desgastada desde hace tiempo.
La financiación pública a las fundaciones ha bajado mucho con las reformas legales que los populares tuvieron que poner en marcha durante la legislatura de Rajoy para responder a la demanda de regeneración democrática y para rebajar, asimismo, la presión política, mediática y social por los casos de corrupción que han afectado al PP y que han tocado a la financiación del partido. Por el marco legal actual, a FAES le es mucho más rentable buscar dinero privado, al margen de los Presupuestos, teniendo en cuenta que esos ingresos son incompatibles con los públicos. Por eso, como explicaban ayer por la tarde desde una de las partes, al tanto de la negociación, en esta ruptura o «divorcio convenido» se ha juntado todo. «La norma para la financiación pública se ha hecho imposible y como tampoco somos ya tan amigos...», explican.
En cualquier caso, las dos partes se esforzaron ayer en escenificar los buenos términos de la ruptura, y a la firma de los «papeles» acudieron, en representación de Génova, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor. El «acta» mencionó la disposición a colaborar en lo que sea necesario, aunque a partir de ahora el PP y FAES rompen todos los vínculos que les quedaban en común, más que nada en lo que afecta a representación en el Patronato de la fundación. Porque ya desde hace años FAES era el laboratorio de ideas de Aznar, no de Génova, en una colaboración que nada tiene que ver con la que el partido y la fundación mantenían en los tiempos en los que el ex presidente del Gobierno era el líder nacional del PP. FAES era su «think tank» en la etapa de gobierno y el semillero de sus principales asesores áulicos. Con Rajoy al frente del PP, los vínculos fueron poco a poco haciéndose mucho menos estrechos, hasta llegar, ya en la última etapa, a funcionar por libre cada parte, sin colaboración ni tan siquiera en la elaboración de los programas electorales, por ejemplo. Incluso Aznar dejó de participar en las últimas campañas electorales a las que se ha enfrentado su partido.
En un comunicado, FAES anunció su decisión de renunciar a las subvenciones públicas que percibía hasta ahora como fundación vinculada al Partido Popular. La decisión la formalizó el presidente de la fundación en una reunión extraordinaria del Patronato, cuyos miembros ratificaron el acuerdo firmado la pasada semana por la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, y el secretario general de FAES, Javier Zarzalejos.
En la reunión del Patronato, a la que asistió Cospedal, se aprobó además una reforma de los estatutos, que establecen un nuevo órgano de gobierno en el que el Partido Popular renuncia a los miembros que hasta ahora le correspondían como vocales natos. Asimismo, de común acuerdo, se estableció que FAES mantendrá su presencia y actividad en las redes y organizaciones internacionales a las que ya pertenece. A partir de ahora, FAES no estará vinculada a ningún partido político.

Publicar un comentario