Sigue el blog por Email

domingo, 25 de septiembre de 2016

Victoria a lo grande. Triunfo personal de Núñez Feijoo.

 Resultado de imagen de Nuñez Feijoo
El gran e indiscutible triunfador del 25S es, sin duda, Alberto Núñez Feijoo. Su victoria por K. O. aplastante es un éxito personal espectacular. Mariano Rajoy, que ha multiplicado estratégicamente sus presencias en Galicia en contraste con sus escasas apariciones en el País Vasco, tratará de capitalizar la victoria. Pero lo cierto es que los gallegos han avalado la gestión de Feijoo, quien hábilmente escondió la siglas del PP en la campaña y se supo distanciar de los casos Soria y Barberá y de la corrupción galopante que afecta a su partido. Si se añaden la división cainita de las fuerzas de la izquierda y que la alternativa era una alianza tripartita heterogénea sin cabeza visible, la victoria estaba asegurada. No ha sufrido ningún desgaste en las urnas después de ocho años de gobierno y del surgimiento de nuevas fuerzas políticas. Esto tiene un mérito extraordinario en el actual escenario político. Mientras En Marea les ha dado un gran bocado a los socialistas, sumidos en peleas internas tanto en Galicia como a nivel nacional, Ciudadanos apenas ha propinado un mordisquito al PP gallego. Feijoo es el único barón popular que ha logrado revalidar la mayoría absoluta. Frente a las incertidumbres del bloqueo nacional con un Gobierno que lleva ya nueve meses en funciones, ha ganado su oferta por la estabilidad. Eso también le ha favorecido y ha sabido aprovecharlo. A partir de ahora, no hay nadie mejor colocado en el PP que el presidente de la Xunta para suceder a Rajoy, al que ha dado una vez más un balón de oxígeno. Ahora volverán las especulaciones sobre su hipotético salto a Madrid, pero de momento lo que ha demostrado Feijoo es que en Galicia es invencible. No le han podido ni los desatinos de su propio partido nacional.
Publicar un comentario