Sigue el blog por Email

lunes, 5 de septiembre de 2016

Juan Carlos Quer,padre de Diana Quer asegura que sus hijas “estaban en una situación límite” con su madre

Juan Carlos Quer, el padre de Diana, joven de 18 años desaparecida hace once días en A Pobra do Caramiñal, atiende a los medios
Juan Carlos Quer, el padre de Diana, joven de 18 años desaparecida hace once días en A Pobra do Caramiñal, atiende a los medios

A medida que pasan los días aumentan las incógnitas sobre la desaparición de Diana Quer, que no da señales de vida desde que se perdiera su pista en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) hace 11 días. Después de que un juez retirara a la madre de Diana la custodia de su hija menor Valeria, de 16 años, el padre de ambas lamentó que la decisión llegaba “muy tarde”. Juan Carlos Quer también ha revelado en varias entrevistas televisivas que sus hijas ”no estaban bien con su madre“ y que él solamente recibía de las dos jóvenes “llamadas de socorro”.
Quer mantiene que no sólo su hija desaparecida, sino también su hermana menor, atravesaban una “situación límite” en la relación con su madre, y que Diana se encontraba en un momento “especialmente vulnerable”. Asimismo, el padre de Diana y Valeria asegura que la información que recibía de su exesposa respecto de sus hijas era “inexistente” e insinuó que Diana López-Pinel no ha facilitado sus encuentros con sus dos hijas desde que se divorcioran, lo que “por desgracia”, ha provocado en los últimos tiempos haya tenido poco contacto con ellas
Juan Carlos Quer confesó ante los medios que “las circunstancias del divorcio han sido terribles”, pero pidió centrarse en la búsqueda de su hija, insinuando que en otro momento se pronunciaríá sobre su divorcio y la custodia de las niñas. Voluntarios de la comarca recorrieron ayer unos 30 kilómetros cuadrados a la búsqueda de la joven, sin encontrar ninguna pista. Las batidas de los vecinos continúan esta manaña en zonas próximas al monte de A Curota.
La madre: “Estoy bastante hundida, triste y destrozada”
Por su parte, Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, afirma estar “bastante hundida, triste y destrozada”, después de la decisión judicial de retirarle cautelarmente la custodia de su hija menor. López-Pinel asegura no obstante que, pese a todo, se encuentra “con fe en Dios”.
Aunque rechaza “entrar” a responder a “los comentarios” de su exmarido, ha remitido una carta a los medios de comunicación para expresar “desde lo más hondo” de su corazón la “tristeza” que siente, motivada principalmente por la desaparición de su hija y por la “angustia y sufrimiento” que ello le provoca. “
Mi corazón no alcanza a entender nada de lo que está pasando a mi alrededor en estos momentos. Tener lo que más quieres lejos de ti es el peor sufrimiento, pero tener a tu hijo lejos y no saber si está vivo, no se puede explicar con palabras, es un sentir”, remarca la madre de Diana Quer.
“Esto no le parecería nada bien”
En los últimos días han surgido múltiples especulaciones y rumores sobre las relación entre las hermanas y su madre. El exnovio de Diana, afirmó ayer en televisión que era habitual que las hermanas se escaparan de casa por las fuertes y constantes discusiones entre las tres. También se refirió a “un amigo especial” en Galicia de la joven desaparecida, un joven marroquí “con el que había fumado hachís”. La Guardia Civil lo tiene localizado y está siendo investigado, al igual que otro joven de Santiago de Compostela con el que supuestamente Diana Quer tuvo un encuentro este verano.
En la misiva, Diana López-Pinel se muestra dolida por todas estas especulaciones: “Desde el principio he mantenido que, ya que mi hija no puede, yo sería su voz, y hoy quiero levantarla para decir que todo esto no le parecería nada bien, Ni la gente que ha salido diciendo ser su amiga, ni el amigo que dice haber sido algo más, ni las supuestas discusiones que no fueron, y por supuesto, y mucho más importante: sentiría vergüenza de ver que se están anteponiendo temas que nada tienen que ver con ella, ni con su edad, ni con su vida, como son los relacionados con juzgados y demás cosas de pareja que no tienen que afectarle”, advierte.
La carta de López-Pinel continúa señalando que “Diana es una niña todo corazón” y reafirmando que “ahora no está”, antes de lanzar una pregunta: “¿Ni siquiera en este momento de ausencia pueden determinadas personas dejar una guerra que nunca debería haber existido y que ha hecho tanto daño?” “Mi única preocupación es que aparezca. Nada más. Gracias a todos”, concluye.

El dispositivo de búsqueda de la Guardia Civil y Protección Civil con voluntarios continúan buscando indicios de la desaparición de Diana Quer este viernes 2 de septiembre. En la imagen, batida ciudadana en A Curota (Pobra do Caramiñal).El caso de Diana Quer
Publicar un comentario