Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

domingo, 4 de septiembre de 2016

John Newman: "mi cabeza solo está en la música, no en el tumor"

Ver fotos
El cantante y compositor británico John Newman, de 26 años, durante su entrevista con la Agencia Efe
La vida no se lo puso nunca fácil, con una adolescencia complicada, pronto decidió ganarse la vida con la música hasta ese 2011 de luces y sombras que le trajo el éxito y un tumor cerebral; hoy, en una entrevista a Efe, John Newman asegura que está enfocado en su trabajo.
"La música me permite abstraerme de todo, en especial de ese ruido que se genera a mi alrededor", reflexiona el cantante británico pocas horas antes de dar hoy su concierto en la Plaza Mayor de Valladolid, en la que será la actuación estrella de las fiestas que comenzaron ayer en la ciudad.
Después de que los médicos lograran retirar el tumor de su cabeza, la carrera musical de Newman comenzó a subir como la espuma, encabezando los número uno de todas las listas musicales del mundo gracias a su sencillo "I Need To Know Now", pero las malas noticias regresaron el pasado mes de agosto cuando él mismo confirmó que la enfermedad se había reproducido de forma más virulenta.
"En un principio es un mazazo, pero ¿sabes qué?, estoy muy bien, tío, estoy estupendamente", asegura el cantante con esa mirada certera y segura que transmite quien que tiene confianza en sí mismo. "Confío plenamente en los servicios sanitarios y todo va a ir bien", añade.
Ataviado con sus gafas de sol, su célebre camisa estilo hawaiano y su tupé propio de épocas pasadas, Newman solo tiene palabras de agradecimiento para sus fans. "Gracias, es todo lo que puedo decir, quiero que se tranquilicen, yo voy a seguir trabajando".
Un lema le acompaña desde pequeño y desde hace unos años también su antebrazo izquierdo, el de "la vida es un viaje, no un destino", un motivo que se encarga de aplicar en su día a día.
"Yo crecí y me crié en un pequeño pueblo donde hay mucha gente harta y enfadada, allí la vida es simple y yo siempre he tratado de huir de la rutina", explica este cantante de 26 años que un buen día decidió probar suerte en cada bareto de Londres, hasta que la suerte llamó a su puerta hace cinco años.
"Es impresionante ir a cualquier sitio y que la gente te reconozca y te aclame, casi ni me lo creo, es algo espectacular y surrealista, pero siempre pienso y digo lo mismo, yo estoy muy enfocado en mi trabajo", reflexiona.
De su último disco "Revolve", que vio la luz el año pasado, solo tiene palabras de agradecimiento a su compañía y gente de confianza.
"Estoy muy orgulloso de ellos", defiende a la par que deja claro en todo momento que es un obseso del trabajo. "Nunca me complace el éxito, soy muy exigente conmigo mismo y siempre quiero mejorar mi obra".
Una obra muy peculiar marcada por ritmos Motown y Northen Soul que desde muy pequeño mamó de su madre, aunque siempre intenta innovar, confiesa Newman en referencia a su último sencillo "Olé", que ya cuenta con casi dos millones de visitas en YouTube.
A pesar de reconocer que el próximo año se intervendrá quirúrgicamente del tumor en su cerebro, Newman ha desvelado a Efe que entre sus planes de futuro "no está el parar", ya que actualmente se encuentra trabajando en "varios sencillos que saldrán a la luz dentro de poco", revela emocionado.
Su voz ronca y marcada por el acento tan típico del norte de las islas no refleja la vitalidad que ofrecen sus palabras, harto de las personas que intentan ponerse en su lugar, este joven que un día dejó el hogar en busca de su sueño tan solo quiere "disfrutar de la música día a día". "Soy un chico muy, muy ocupado", se despide entre risas
Publicar un comentario