Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 19 de septiembre de 2016

Homs defiende la legalidad de la consulta del 9N y añadeque se trata de un proceso político


Homs defiende la legalidad de la consulta del 9N y dice que se trata de un proceso político

Asegura que la sentencia de la causa judicial abierta en el Tribunal Supremo está «cantada» porque será «condenatoria», pero ha advertido de que ésta «no se acatará políticamente»


El portavoz del de la antigua Convergència (CDC) -ahora Partit Demòcrata Català (PDC)- en el Congreso de los Diputados,
 Francesc Homs, ha asegurado que, en su declaración en el Tribunal Supremo ha defendido la legalidad de la consulta del 9N por cuya implicación se le ha citado hoy a declarar en calidad de investigado en el alto tribunal y que no les van a amedrentar en su propósito de continuar con el proceso separatista.
Homs ha avanzado que la sentencia de la causa judicial abierta en el Tribunal Supremo está «cantada» porque será «condenatoria», pero ha advertido de que ésta «no se acatará políticamente».
En rueda de prensa tras declarar en el Tribunal Supremo por la consulta del 9N, y flanqueado por altos cargos de su partido y del Govern como Artur Mas o Neus Munté, el hoy portavoz de la formación catalana en el Congreso se ha mostrado muy crítico por esta causa abierta, toda vez que demuestra que«se está haciendo política con los tribunales» en una línea de actuación que es «seguidismo» del Gobierno del PP.
Ha indicado que dicho proceso «político», «sin garantías judiciales», persigue «un escarmiento» para desactivar el proceso independentista, pero ha augurado que el efecto en las instituciones y partidos catalanes será «al revés».
Comparecencia durante dos horas
Homs ha comparecido durante dos horas ante el Supremo, como investigado por el 9-N, y ha abandonado el tribunal en un coche para dirigirse a la delegación de la Generalitat en Madrid, donde ofrecerá ahora una rueda de prensa.
No ha querido responder a las preguntas del fiscal, mientras que la defensa no ha intervenido, por lo que el único interrogatorio ha sido el del magistrado del caso, Andrés Palomo.
Ha comenzado su declaración con un alegato político en el cual ha manifestado su rechazo a que se haya llegado a judicializar una cuestión política, a lo cual ha respondido el fiscal diciendo que actúa bajo el imperio de la ley y sin ninguna presión política.
Homs ha manifestado así mismo su protesta por el cambio de criterio de la fiscalía en relación con este asunto, dado que según su recuerdo, los fiscales catalanes no encontraron materia para querellarse hasta que se les ordenó que lo hicieran desde la Fiscalía del Estado.
En este sentido, el abogado defensor de Homs, Sergi Blázquez, ha declarado a los medios que pedirá el sobreseimiento al haber quedado claro que su cliente no incurrió en ningún delito.
El diputado ha salido de su declaración con aspecto sonriente y relajado y ha comunicado al los periodistas que haría declaraciones en el Centro Cultural Blanquerna, sede de la Generalitat en Madrid.
El Supremo debe decidir si es encausado
El Supremo debe decidir si Homs debe ser encausado y, de ser así, pediría el suplicatorio al Congreso para actuar contra él. Por ahora el diputado comparece voluntariamente, aunque como investigado, para tener oportunidad de defenderse antes de que el instructor del caso, el magistrado Andrés Palomo, decida si promueve o no la petición de suplicatorio citada. Según los fiscales, la clave para imputar a Homs parece ser un informe que el exconseller de Presidencia envió, supuestamente, a una empresa contratista del 9N.
Mas califica de «impropio» el proceso contra Homs
Artur Mas ha calificado de «insólito e impropio» que Francesc Homs preste declaración ante el Tribunal Supremo por su implicación en la consulta catalana del 9-N y ha espetado que el «orgullo» del actual gobierno le impide «sentarse y dialogar», algo que, según defiende, es lo que debería hacer un ejecutivo en democracia.
Mas ha afirmado que la consulta de 2014 fue un acto «plenamente democrático y pacífico» celebrado a petición de la ciudadanía catalana, que «masivamente» demandó la votación.
«Ayudamos a poner las urnas y la jornada fue cívica, festiva y absolutamente democrática. Aquí no está en juego solamente la independencia de Cataluña, porque esto se debe resolver en una consulta definitiva, sino que aquí lo que está en juego es la democracia misma y la calidad democrática de un Estado que recurre a la Fiscalía y tribunales en vez de sentarse a una mesa, hablar civilizadamente con la gente y llegar a acuerdos si es posible» ha afirmado.
El expresidente de la Generalitat ha asegurado que se trata de una causa «política» y se ha remitido a la querella impuesta contra su persona, la exvicepresidenta catalana Joana Ortega y la exconsellera de Educación Irene Rigau, en noviembre de 2014 por la Fiscalía General del Estado en la que se les acusa de desobediencia grave, prevaricación, malversación y usurpación de funciones.
Publicar un comentario