Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 17 de septiembre de 2016

Elecciones Gallegas.-El PP lograría una amplia mayoría absoluta y En Marea rebasaría al PSOE




El PP subiría en algo más de dos puntos el porcentaje de voto con respecto a 2012, según el sondeo de Metroscopia. En las generales el PSOE sería la tercera fuerza con 60/61 escaños. El "no porque no" ha sido poco atractivo para los socialistas. Pero al PP no le interesa de Pedro Sánchez caíga más, si le """QUITAN""" por malo que sea el "nuevo/a" recuperará cerca de dos millones de votos socialistas. ¡CABEZA¡

Una amplia mayoría absoluta para el Partido Popular, insólita actualmente en España, y un relevo en la hegemonía de la izquierda a favor de En Marea, un partido recién nacido. Este es el escenario político que emergerá de las urnas en Galicia el 25-S según la encuesta realizada en campaña por Metroscopia. El sondeo otorga al PP de Alberto Núñez Feijóo entre 39 y 41 escaños, lo que, incluso en el peor de los casos, supondría rebasar la barrera de 38 diputados que impulsaría a los conservadores hacia un cómodo gobierno en solitario.
Feijóo, que el 25-S opta a su tercer mandato tras anunciar que meditaba dejar la política y saltar de la Presidencia de la Xunta a la empresa privada, subiría algo más de un punto el porcentaje de voto que obtuvo hace cuatro años, pasando del 45,7% al 46,6%, una cifra que, sin embargo, lo dejó en 2009 al borde de no alcanzar la mayoría absoluta (38 escaños). Desde ese año, cuando el aspirante a la reelección comenzó a ser el candidato de los populares a la Xunta, el PP baila en las autonómicas gallegas entre el 45% y el 46% de los sufragios. Manuel Fraga, en su última victoria en Galicia en 2001, reunió un 51,6% de apoyos en todo el territorio gallego; Feijóo se llevaría esta vez más de la mitad de las papeletas solo en las circunscripciones de Lugo (53%) y Ourense (55%).Los populares salvarían, según esta encuesta, la única mayoría absoluta que les queda en una comunidad autónoma desde que en 2015 emprendieron un acusado descenso electoral. Y lo harían sin gran desgaste con respecto a 2012, cuando lograron 41 diputados, anclando su victoria en las provincias de Ourense y Lugo, sus históricos graneros de votos, pero recuperando en A Coruña y Pontevedra, las circunscripciones más pobladas y urbanas, el terreno perdido en las pasadas municipales y generales.

Con respecto a 2012, el PP mejoraría resultados en Ourense, la provincia en la que se impone con más claridad y donde podría ganar dos escaños más; cedería un acta en Lugo y Pontevedra; y oscilaría en A Coruña entre mantener los 13 representantes de hace cuatro años o perder uno.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Lugo. ÓSCAR CORRAL / ATLAS
El sondeo de Metroscopia, realizado entre el 8 y el 13 de septiembre, cuando el Tribunal Supremo aún no había abierto causa contra Rita Barberá ni el ministro De Guindos había comparecido en el Congreso por el caso Soria, sí vaticina grandes cambios en la oposición. En Marea, el nuevo partido fundado por unos 10.000 militantes de Podemos, Anova, Esquerda Unida (EU) y un centenar de mareas municipales, rebasaría al PSdeG-PSOE obteniendo entre 16 y 18 escaños, frente a los 13-14 de los socialistas. La irrupción de la nueva formación en el Parlamento gallego duplicaría en representantes a la que hace cuatro años protagonizó Alternativa Galega de Esquerda (AGE), la coalición entre el partido nacionalista Anova, fundado por Xosé Manuel Beiras tras abandonar el BNG, EU, Equo y Ecosocialistas de Galicia.
En Marea rebasaría al PSdeG-PSOE obteniendo entre 16 y 18 escaños, frente a los 13-14 de los socialistas
En Marea, con Luís Villares de candidato, superaría al PSOE de Xaquín Fernández Leiceaga en todas las provincias excepto en Lugo, donde ambas fuerzas empatarían. El resultado que pronostica Metroscopia supondría un varapalo para los socialistas, que perderían con respecto a 2012 casi tres puntos en porcentaje de voto.
Además del sorpasso en el segundo puesto, el sondeo vaticina una fuerte caída del BNG de Ana Pontón, que solo conservaría entre tres y cuatro de las siete actas que logró en los anteriores comicios autonómicos y se quedaría, además de sin grupo parlamentario, sin representante por la provincia de Ourense. Los nacionalistas pasarían del 10,4% de los votos de 2012 a un 6%, alejándose mucho de los registros conseguidos en las elecciones de 2009 (16%) o 2005 (18%).
Para Ciudadanos se mantiene la total incertidumbre. Según la encuesta, el partido de Albert Rivera se mueve entre lograr dos diputados, uno por A Coruña y otro por Pontevedra, o quedarse fuera del Parlamento gallego.

GALICIA, MEJOR QUE ESPAÑA

a opinión de los gallegos sobre el panorama político de la comunidad es mucho más optimista que sobre España. Un 92% considera mala la situación en España, frente al 48% que piensa lo mismo de Galicia. Una mayoría (37%) quiere un cambio en la Xunta a través de una alianza de partidos, un 32% prefiere otra mayoría absoluta del PP, un 17% coaligaría a los populares con otra formación, y un 10% se decanta por una mayoría absoluta de otra fuerza. Feijóo es el líder más valorado, seguido de Villares (En Marea), Ana Pontón (BNG) y Leiceaga (PSOE).
Publicar un comentario