Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 10 de septiembre de 2016

El Real Madrid en un pésimo partido derrota (5-2) al Osasuna.

 REAL MADRID 5-2 OSASUNA

El Real Madrid despierta para llevarse su 15º triunfo consecutivo en Liga |5-2

Resultado de imagen de REAL MADRID 5-2 OSASUNA

Goleada en el Bernabéu frente al Osasuna.

Se fue entre lágrimas en la final de la Eurocopa, lesionado. Dos meses después, el primer balón que tocó en un partido oficial acabó en gol. Cristiano Ronaldo, no podía ser otro. Al portugués le bastaron seis minutos para demostrar que ya estaba de vuelta.
Con calma se tomó el Real Madrid el regreso a la competición tras el parón de selecciones. Un paréntesis que dejó a Zidane sin Marcelo, Casemiro ni James por cansancio y que sigue con Isco, Navas y Coentrao en la enfermería.
Esa tranquilidad blanca le vino de lujo a un Osasuna que no se contentó con quedarse encerrado ante un supuesto asedio blanco que no llegaba. Los navarros tuvieron la pelota con el beneplácito de los locales, encantados con la posibilidad de un contraataque fulgurante que fuera sumando goles al marcador.
La idea no tardó en cristalizar. Bastaron seis minutos para que Bale se encontrara una autopista para él en la banda derecha que le condujo al área, donde con un pase horizontal habilitó a Cristiano Ronaldo para que el portugués sólo tuviera que empujar la pelota para celebrar su regreso con un gol.
El plan de Zidane estuvo a punto de sentenciar el partido a los diez minutos, cuando con otra contra ni Morata ni Kroos atinaron a resolver el que hubiera sido el segundo tanto. Estos sustos no amilanaron al equipo de Enrique Martín, que seguía rondando, aunque sin demasiado peligro, el área de Navas.
A medida que el tiempo pasaba, el ritmo del encuentro se iba amoldando al horario y al clima siestero del mismo. Poco a poco, los blancos se encontraron dominando también el esférico, pero no fue sino hasta el tramo final de la primera parte cuando el sosiego se transformó en alboroto.
En el minuto 39, un cabezazo portentoso de Unai García dejó temblando el larguero defendido por Kiko Casilla. Pero en medio de los lamentos navarros, el Madrid se plantó en área contraria donde tras un pase aéreo de Cristiano rechazado por Nauzet cayó a los pies de Danilo dentro del área. El brasileño lució sangre fría cuando en lugar de un chut franco de primeras decidió controlar y efectuar un tiro raso cruzado que fue a parar al fondo de la red. Del susto de un posible empate a la confirmación de los tres puntos.
Con el Madrid desperezado y el Osasuna con ganas de seguir sumando, los espacios siguieron apareciendo. Por la izquierda, con Morata en el papel de Bale en el primer gol, cedió al galés un balón horizontal listo para convertirse en el tercero. Sin embargo, Bale falló en el remate de primeras y en el remiendo de la situación llegó Nauzet para evitar el tanto.
Poco después, Ramos, de cabeza tras un córner lanzado por Kroos, anotó el tercer tanto de la tarde y cerró así los primeros cuarenta y cinco minutos.
La parsimonia de la primera mitad se transformó en hambre goleadora en la segunda. El Real Madrid cogió la pelota y puso como destino prioritario la portería de Nauzet. Con la defensa rojilla deshecha, cada llegada blanca era sinónimo de peligro.
Aun así, hubo que esperar hasta el minuto 56 cuando Pepe emuló a su compañero de zaga y convirtió un córner en el cuarto gol con un remate de cabeza picado. El Madrid se gustaba y así lo demostró seis minutos después, cuando tras una serie de pases el balón acaba en la frontal para que Modric lanzara un disparo certero a la cepa del poste para redondear el marcador.
Saboreando el gol, el croata cedió entre vítores su puesto en el terreno de juego a Asensio. Zidane pensaba ya en el debut en Champions de la próxima semana. Y sin que diera apenas tiempo al mallorquín a situarse en el campo, Riera le ganó la espalda a Pepe para marcar de cabeza el gol del honor para Osasuna, menos merecido en este tramo que en la primera parte.
La locura en la que se había transformado la segunda mitad no paraba. En el minuto 72, un penalti de Ramos pitado escasas décimas de segundo antes de que Oier marcara supuso la anulación del tanto. Y ya con Roberto Torres desde los once metros, la pena máxima no fue tal cuando Casilla se lanzó hacia la derecha para evitar el gol.
Poco antes, en una imagen poco habitual, Cristiano Ronaldo se marchaba del campo para dejar su hueco a Benzema. Y poco después, el turno de descanso le tocó a Bale, cuyo relevo fue Lucas Vázquez.
Si bien con estos cambios Zidane reconocía estar ya más pendiente del Sporting de Portugal, el frenesí debía continuar. Con otro balón colgado desde la derecha, David García se inventó un remate de cabeza que dio una trayectoria parabólica al balón imposible para Casilla.
El segundo tanto llegó en el minuto 78, pero la alegría del Osasuna duró dos minutos. Justo cuando Tano vio la segunda tarjeta amarilla en menos de cinco minutos y se despedía del partido de manera anticipada.

Siete goles, una expulsión, un penalti parado… el despertar de la siesta de cuarenta minutos acabó deparando uno de los partidos más entretenidos de la jornada. El Real Madrid, líder a falta de lo que hagan Las Palmas y el Barcelona, se llevó los tres puntos ante un Osasuna que sufrió un serio correctivo a un planteamiento valiente.

. Ficha técnica:

5 - Real Madrid: Casilla; Danilo, Pepe, Sergio Ramos, Nacho; Kroos, Kovacic, Modric (Marco Asensio, m.63); Bale (Lucas Vázquez, m.74), Cristiano Ronaldo (Benzema, m.66) y Morata.

2 - Osasuna: Nauzet; Tano, David García, Miguel Flaño, Unai García; Fuentes, De las Cuevas (Roberto Torres, m.70), Fausto Tienza, Oier; Krodo (Jaime, m.53) y Riviere (Oriol Riera, m.61).

Goles: 1-0, m.6: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.40: Danilo. 3-0, m.45: Ramos. 4-0, m.56: Pepe. 5-0, m.61: Modric. 5-1, m.64: Oriol Riera. 5-2, m.78: David García.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Amonestó a Flaño (17) y Unai (32) por Osasuna. Expulsó a Tano por doble amonestación a los 80 minutos.

Incidencias: encuentro de la tercera jornada de LaLiga disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 69.567 espectadores.
Publicar un comentario