Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

martes, 30 de agosto de 2016

La investidura pendiente de una misa gregoriana.

Resultado de imagen de misa gregoriana.
Esto va para largo.Con hechuras de pacto de Estado se ha solemnizado el acuerdo del PP y Ciudadanos (C’s) por el que el partido de Rivera se compromete a apoyar la investidura de Rajoy. Una liturgia pomposa y artificial para engrandecer un contrato entre dos partidos que perderá vigencia al finalizar la semana, una vez que el candidato del Partido Popular haya sido rechazado por la Cámara. El Congreso de los Diputados ha abierto excepcionalmente sus puertas en domingo para dar más brillo al documento de los bellos deseos, y el próximo viernes quedará registrado en el diario de sesiones, como un hecho rutinario, la pérdida de eficacia del contrato.
El acuerdo recoge compromisos imposibles, porque hace falta la mayoría absoluta de la Cámara para alguna de las medidas que contiene, como la reforma del Consejo del Poder Judicial, con la elección de la mayoría de los vocales (12 de 20) por parte de jueces y magistrados. Hay algunas cuestiones surrealistas como la rectificación de la última amnistía fiscal, para forzar a que se rasquen los bolsillos los que se acogieron a ella (lo siento por José Ángel Fernández Villa). El documento está hecho a la medida de las necesidades de Albert Rivera, obsesionado con jugar el papel de gran reformador de la vida política española. Rivera, y por ende Ciudadanos, participan de ese gran camelo consistente en hacer creer a la gente que los partidos españoles se dividen en dos clases, vieja política y nueva política. Pues bien, Rivera para acabar con lo viejo ha redactado un documento lleno de buenos deseos sin punto de contacto con la realidad.
Particularmente irritante son algunas de las cosas que contiene relativas a Asturias. Resulta que Rivera y Rajoy se comprometen a que la variante de Pajares esté abierta el próximo año. Esto lo dicen cuando Adif Alta Velocidad, empresa pública que coordina los contratos de la variante, ha anulado, recientemente, cinco contratos destinados a dotar de elementos imprescindibles a la nueva infraestructura (barreras acústicas, ventiladores, montaje de la vía, etcétera), sin los cuales no se puede abrir la variante. Y esto lo firma un partido como C’s que no quería hacer la variante de Pajares por su alto coste. El acuerdo habla de reformar el sector eléctrico para rebajar los precios a empresas y familias. 
Publicar un comentario