Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 26 de agosto de 2016

Escenas de sexo que en su día fueron muy dificultosas para rodar.

El lobo de Wall Street: Margot Robbie terminó con marcas en toda la espalda después de “revolcarse” con Leo DiCaprio. En una de las escenas no solo estaban ambos totalmente desnudos ante la mirada de cientos de personas, sino que debían “hacerlo” sobre billetes de dólares esparcidos por toda la cama. Al terminar, la actriz descubrió que tenía marcas y cortes de papel por todo el 

El lobo de Wall Street: Margot Robbie terminó con marcas en toda la espalda después de “revolcarse” con Leo DiCaprio. En una de las escenas no solo estaban ambos totalmente desnudos ante la mirada de cientos de personas, sino que debían “hacerlo” sobre billetes de dólares esparcidos por toda la cama. Al terminar, la actriz descubrió que tenía marcas y cortes de papel por todo el cuerpo. Suena que la pasión no era del todo fingida… (©Universal)

Los Tudors: Henry Cavill sufrió la pesadilla de cualquier actor al tener una erección mientras rodaba una escena sexual con una actriz. “La chica estaba encima de mí, tenía pechos espectaculares, y no había acomodado mis partes. Se rozaba sobre mi cuerpo y, bueno…” reveló a la revista Men’s Health. Al parecer la situación fue muy evidente porque tuvo que  disculparse
Los Tudors: Henry Cavill sufrió la pesadilla de cualquier actor al tener una erección mientras rodaba una escena sexual con una actriz. “La chica estaba encima de mí, tenía pechos espectaculares, y no había acomodado mis partes. Se rozaba sobre mi cuerpo y, bueno…” reveló a la revista Men’s Health. Al parecer la situación fue muy evidente porque tuvo que  disculparse. (©Showtime)

Superbad: ¿qué puede ser peor que rodar una escena de sexo con tu madre delante? Eso es lo que vivió el pobre de Christopher Mintz-Plasse cuando rodaba una secuencia de cama interpretando al inolvidable McLovin ¡y todo por culpa de ser menor de edad! 
Superbad: ¿qué puede ser peor que rodar una escena de sexo con tu madre delante? Eso es lo que vivió el pobre de Christopher Mintz-Plasse cuando rodaba una secuencia de cama interpretando al inolvidable McLovin ¡y todo por culpa de ser menor de edad!  (©Columbia)

El último tango en París: Maria Schneider tenía apenas 19 años cuando tuvo que compartir escenas de alto contenido sexual con Marlon Brando. La más escandalosa fue aquella en la que Brando utilizaba mantequilla entre sus piernas, una escena que 35 años más tarde, Schneider describió como “una violación”. La secuencia no estaba en el guión y Maria no supo que debía 
El último tango en París: Maria Schneider tenía apenas 19 años cuando tuvo que compartir escenas de alto contenido sexual con Marlon Brando. La más escandalosa fue aquella en la que Brando utilizaba mantequilla entre sus piernas, una escena que 35 años más tarde, Schneider describió como “una violación”. La secuencia no estaba en el guión y Maria no supo que debía hacerla hasta el mismo día. “Me sentí violada por Brando y Bertolucci. Mis lágrimas eran reales. Tras la escena, Marlon no  me consoló ni se disculpó”. (©UA)

Masters of Sex: es evidente que una serie sobre analistas del sexo contará con muchas escenas incómodas. Y aunque cualquiera creería que Michael Sheen y Lizzy Caplan estaban preparados, en la primera escena que el actor debía tocarle un pecho a su compañera y rozar “sus partes”, apareció temblando y con las manos pegajosas. Sheen acabó vomitando delante de ella en el 

Masters of Sex: es evidente que una serie sobre analistas del sexo contará con muchas escenas incómodas. Y aunque cualquiera creería que Michael Sheen y Lizzy Caplan estaban preparados, en la primera escena que el actor debía tocarle un pecho a su compañera y rozar “sus partes”, apareció temblando y con las manos pegajosas. Sheen acabó vomitando delante de ella en el primer canasto que encontró, aunque luego supieron que todo se debía a un malestar estomacal. (©Sony)
Maps to the stars: el día que Robert Pattinson debía rodar su escena sexual con Julianne Moore hacía tanto calor en Toronto que, sumado a los nervios, no podía parar de sudar. Rob se puso tan nervioso al querer evitar que las gotas de sudor cayeran sobre su compañera que Julianne creyó que estaba sufriendo un ataque de pánico.

Maps to the stars: el día que Robert Pattinson debía rodar su escena sexual con Julianne Moore hacía tanto calor en Toronto que, sumado a los nervios, no podía parar de sudar. Rob se puso tan nervioso al querer evitar que las gotas de sudor cayeran sobre su compañera que Julianne creyó que estaba sufriendo un ataque de pánico. (©Prospero)


Basic Instinct: no es una escena “de sexo”, pero un icono sexual del cine los 90. Todos recordamos aquella famosa escena de Sharon Stone cruzando -o abriendo- las piernas (la misma que hizo que muchos se hicieran expertos en el uso del botón “pausa”), pero ¿sabías que la actriz desconocía que su naturaleza iba a quedar “tan” expuesta? La engañaron diciéndole que debía 

Basic Instinct: no es una escena “de sexo”, pero un icono sexual del cine los 90. Todos recordamos aquella famosa escena de Sharon Stone cruzando -o abriendo- las piernas (la misma que hizo que muchos se hicieran expertos en el uso del botón “pausa”), pero ¿sabías que la actriz desconocía que su naturaleza iba a quedar “tan” expuesta? La engañaron diciéndole que debía ir “comando” para que el vestido no transparentara las marcas de la ropa interior. La pesadilla llegó el día de la proyección, cuando nadie informó a Sharon de la escena y, al verla por primera vez, se levantó en medio de la sala y abofeteó al director Paul Verhoeven delante de todos. (©Canal+)

Crank 2: además de las intensas escenas de acción, Jason Statham comparte un momento no muy íntimo con Amy Smart al rodar una toma sexual en un centro comercial. El actor tuvo que completar la escena ante la atenta mirada de los compradores que paseaban por el shopping y tomaban fotos de “su trasero blanco”.

Crank 2: además de las intensas escenas de acción, Jason Statham comparte un momento no muy íntimo con Amy Smart al rodar una toma sexual en un centro comercial. El actor tuvo que completar la escena ante la atenta mirada de los compradores que paseaban por el shopping y tomaban fotos de “su trasero blanco”. (©Lionsgate)
Publicar un comentario