Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 1 de agosto de 2016

A la propuesta de Felipe González a Pedro Sánchez, nada de nada. Mejor sin Gobierno que uno débil

 
Felipe González, socialista trasnochado,  era y es un buen hombre de Estado del siglo XX en España, como Antonio Cánovas del Castillo lo fue durante el siglo XIX. En el diario argentino Clarín, el presidente que engrandeció al PSOE ha declarado que su partido debe abstenerse en segunda votación para facilitar que España disponga de un Gobierno.

Equivocadamente, dice Felipe González que Mariano Rajoy no se lo merece por la torpeza de sus negociaciones a partir del 26J, pero a pesar de eso ha subrayado ”que hay una conciencia en los dirigentes del PSOE en general, y en la que incluiría a Pedro Sánchez, de que si no es posible formar Gobierno hay que dejar formar Gobierno. Y eso lleva a la abstención”.

No siempre, pero esta vez si, ,Felipe González ha hablado como un hombre de Estado, poniendo sobre el tapete político español toda su autoridad. Pedro Sánchez podrá aceptar o no esta lección de Estado que le ha dado el expresidente. Podrá intentar la pirueta circense de una investidura con el apoyo de Podemos y los partidos secesionistas, pero eso significaría hundir en la miseria al centenario partido que consolidó la democracia en España.

No creo que haga caso, Pedro Sánchez, Pero si lo que apunta Felipe González se convierte en realidad, Mariano Rajoy encabezará un Gobierno respaldado solo por 137 diputados, es decir, un Gobierno en precario con graves obstáculos para que el Congreso apruebe las leyes que proponga y una andadura que difícilmente superará los dos años. Mejor es eso, en todo caso, que afrontar unas terceras elecciones, con inmenso deterioro para la imagen de España.

Igual no hay mal que por bien no venga. La aritmética económica está mejorando a pasos agigantados desde que no hay Gobierno. A todos nos viene a la mente el fenómeno de Irlanda y Bélgica. ¿Por qué no puede pasar en España? Yo de ellos convocaba terceras, cuartas y quintas elecciones, no tengo la menor duda de que para un Gobierno débil, NINGUNO. 
Publicar un comentario