Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 28 de julio de 2016

Todos contra Rajoy.


Pedro Sánchez por aquello de un perdido al río dice que “no apoyaremos la investidura de Rajoy ni por activa no por pasiva” y su lacayo, Albert Rivera, adopta la misma postura, por algo la POSA, Susana Díaz, pago su trampa con el magnate y liberal irlandés. 

De modo que los tres grupos  que tanteaba Rajoy para llegar a un acuerdo de investidura, PSOE, C’s y PNV ya han dicho de facto que rechazarán la investidura del presidente en funciones. No necesitan oír el planteamiento del ganador de los comicios ni esperar que les haga ofertas concretas, les basta con saber que Rajoy pretende ser presidente para darle una respuesta negativa. En esas condiciones se puede decir rotundamente que no habrá negociación, quedando los contactos de Rajoy con los líderes políticos reducidos al nivel de encuentros de cortesía. Para entendernos todos: una pérdida de tiempo, que es lo único que no se puede tolerar a los líderes políticos españoles tras pasar el primer semestre del año en blanco.


El Rey está haciendo otra “vana” ronda  de entrevistas con los portavoces parlamentarios. Como se trata de evitar demoras innecesarias, sería de agradecer que los contactos con los portavoces se realizaran en dos o tres días, como máximo. Rajoy debe mostrarse su disposición a optar a la investidura. A partir de ahí estaremos ante un escenario distinto, porque empezará a correr el tiempo que señala la Constitución para elegir un presidente. Si a los dos meses no hay gobierno, las Cortes serán disueltas y habrá una tercera convocatoria electoral. 

La simple amenaza de la disolución del Parlamento obrará milagros y los que anuncian su rechazo, por anticipado, negociarán la abstención o el voto afirmativo. Si algo tengo claro en esta vida es que Rajoy rozará la mayoría absoluta.  Entonces se valorará en toda su medida las enseñanzas que dejaron las urnas del 26 de junio, al llevar al PSOE a mínimos históricos y dejar a Ciudadanos con el 20% menos de escaños. Estoy convencido que no van a querer hacer un tercer experimento con las urnas y El PSOE/C´s no solo se abstendrán, votarán favorablemente la  candidatura de Rajoy, pero Mariano no estará presente y se convocarán elecciones, la guerra empieza en unos días.


La trampa de la cámara baja que tienen preparada Sánchez/Rivera de poco o nada servirá. Nunca pensaba que había tantos traidores en política. 
Publicar un comentario