Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 11 de julio de 2016

PSOE y Podemos siguen siendo sectas asesinas con ETA y la Yihad como "utilitarios"


No todos los socialistas forman parte de esa secta -casi todos- Los podemitas llevan el crimen por bandera y la política por escudo.... 

Los servicios secretos contratados por la Unión Europea y la CIA coinciden en que más del 90% de los cerca de 20.000 terroristas instalados en Europa y dispuestos a perpetrar atentados a gran escala  han sido “enviadas por el Estado Islámico  a Europa, aprovechando las mismas rutas de los refugiados; Grecia, España, Italia y Turquía en particular”.  Hasta ahora, no se consideraba plausible que los yihadistas se mezclaran con tanta facilidad entre los civiles que huyen de la guerra en Siria e Irak.
La táctica poco o nada ha cambiado en los últimos años. Por ejemplo, el caso de la matanza de los trenes de Atocha, Los atentados del 11-M fueron ideados al concluir 2001 como una venganza por el desmantelamiento de la célula que Al Qaeda había establecido siete años antes en España, cuyos ciudadanos y gobernantes son acusados por los principales doctrinarios del salafismo yihadista, desde hace ya más de tres décadas, de estar ocupando lo que aún consideran el territorio islámico de Al Andalus. Se prepararon y ejecutaron con la participación de individuos anteriormente relacionados con aquella célula y de otros movilizados por ellos o por dirigentes del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), quienes en 2002 optaron por reorientar su actividad operativa, atendiendo a criterios de oportunidad, hacia países donde residieran sus miembros. Pero los propios líderes de Al Qaeda asumieron los planes terroristas en 2003, mientras Amer Azizi, un antiguo integrante de la célula de Abu Dahdah, se convertía en adjunto al jefe de operaciones externas de esa estructura terrorista, y cuando la guerra de Irak ofreció un contexto favorable para adecuarlos a su estrategia y aprovechar el impacto.

11M/2004.- Los atentados de Madrid pusieron de manifiesto que en nuestras sociedades abiertas en general y en Europa occidental en particular podían formarse redes yihadistas proclives a la dirección y el apoyo proporcionados desde el mando de operaciones externas del EI, por medio de intermediarios con buen conocimiento del eventual espacio operativo delimitado para cometer un atentado y vínculos personales con miembros clave de las células locales movilizadas con esa finalidad. Está claro, Yihadistas, etarras y políticos poco vocacionales PSOE/Podemos

Las redes yihadistas aptas para incorporar individuos adscritos a entidades asociadas con el EI cuya presencia en algunos países europeos fuese notable. Redes que podían preparar y ejecutar atentados sofisticados, coordinados y altamente letales, como fue el caso del 11-M. En conjunto, esta matanza reveló mucho sobre el terrorismo global como un fenómeno polimorfo, diversi cado y heterogéneo, a la vez que flexible y adaptable a circunstancias especí cas, hasta el punto de desarrollar extraordinarias combinaciones en las que convergen la estrategia global de la Yihad, las agendas regionales de sus entidades afiliadas y la movilización de yihadistas locales.


El mayor flujo se registró entre el pasado verano y principios de este año. Y teniendo en cuenta que la vía greco turca ya no se usa, esta amenaza concreta no se considera “actual”. Sin embargo, “dado el fraude con los pasaportes, la falta de control firme de la frontera externa de la UE y la libre circulación entre los países de la zona de Schengen [22 de los 28 miembros de la UE, además de Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein] se corre el riesgo de no detectar a tiempo todos los movimientos fronterizos”.


Los atentados de París (noviembre de 2015), Bruselas (marzo de 2016) y Estambul (junio 2016), muestran que el ISIS “prepara y coordina desde 2014 de forma estructurada atentados en Europa”. Los arrestos efectuados en el seno de las redes yihadistas de Francia y Bélgica, indican a su vez “la posible presencia de diversas células del ISIS en el continente”, según el informe. El experto ha indicado asimismo que la “creciente polarización registrada en los diversos países europeos puede servir de caldo de cultivo para la radicalización y el extremismo”. Se refiere aquí a la mezcla de rechazo, cada vez más visible, a los refugiados y el miedo al terrorismo. De ahí que se hayan observado sendas reacciones agudas, a derecha e izquierda del espectro político, “en el contexto de la política de asilo”.Por motivos de seguridad, Schoof no ha especificado sus métodos de investigación ni a qué países se han dirigido los combatientes. Sí ha admitido que, a corto plazo, “podrían producirse nuevos asaltos en suelo europeo porque se trata de la principal amenaza”. De todos modos, el peligro no viene solo del lado de ISIS. “Al Qaeda sigue siendo capaz de cometer atentados a gran escala”, ha dicho.


 En la parte holandesa, la cifra de ciudadanos que se han sumado a las filas del autodenominado Estado Islámico ha descendido desde principios de 2016. Desde 2012 partieron a Siria e Irak cerca de 260 personas. Unos 40 han regresado y otros 42 han muerto allí. En estos momentos, hay alrededor de 170 holandeses, mujeres y niños incluidos, en la zona. Los menores cuentan como posibles terroristas a partir de los nueve años, porque entonces empieza su entrenamiento con armas.
Publicar un comentario