Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

miércoles, 6 de julio de 2016

Podemos reencarnado en rata de alcantarilla emite un chillido. "Pedro serás presidente por la gloria de Dios"

Cuando todos dábamos a Podemos  por desaparecidos, angustiados o enclaustrados en templos tibetanos, ahora resulta que emergen en forma de ratas de alcantarillas para ofrecerse, incondicionalmente al socialista Pedro Sánchez más conocido como Osama Bin Laden , ¡Matar o morir¡  


por boca de varios portavoces la posibilidad de que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno con su apoyo. Precisamente, lo que se encargó de truncar hace tres meses cuando por dos veces votó en contra de la investidura del secretario general del PSOE, que por entonces tenía cerrado un pacto con Ciudadanos. 
Si ayer fue la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, quien lanzó la propuesta, hoy ha retomado el testigo Pablo Iglesias, que en unaentrevista del eldiario.es señala que si el PSOE diera un "paso adelante", estudiarían la posibilidad de votar a favor para que Mariano Rajoy no sea presidente.
"Seguirían dando los números para un Gobierno de características similares al que propusimos hace unos meses", ha señalado Iglesias. Eso sí, advirtiendo al PSOE de que la posibilidad de acuerdo pasa por tomar como base el programa socialista y no "un acuerdo", esto es, el anterior trato con Ciudadanos.

Sin embargo, la realidad aritmética choca con este ofrecimiento. PSOE y Podemos suman menos escaños que en diciembre, concretamente cinco menos (85 más 71, 155). Que son muchos menos que los que reúnen el PP y Ciudadanos (137 y 32, 169). La única posibilidad es acumular al resto de fuerzas. Empezando por los independentistas catalanes de CDC y ERC y vascos de Bildu. Y continuando, por ser imprescindibles, por sumar a dos fuerzas conservadoras como el PNV y Coalición Canaria. En definitiva, habría que reunir a toda la oposición en un solo bloque contra Rajoy.
Podemos apenas había comentado esta posibilidad hasta ahora. Incluso daba por hecho que gobernaría Rajoy y que había que hacer una oposición dura ante las posibilidades que da un Gobierno "inestable" en apoyos. "Tiene un ecuador muy difícil de superar a los dos años", llegó a decir sobre el PP el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech. En paralelo, Iglesias dijo el lunes que Podemos debía reinventarse en su forma de actuar, de "ejército de partisanos" a "ejército regular" durante la etapa que se abre en el Congreso como parte de la oposición, no como sustento parlamentario de un gobierno socialista.
Sin embargo, ya ayer dejó caer que en su formación tienen "los oídos muy bien abiertos" por si Pedro Sánchez les ofreciera "otro tipo de Gobierno" u "otro tipo de acuerdo" diferente al que firmaron con Ciudadanos. En todo caso, dejando claro que serían las bases las que tendrían la última palabra.
La primera en impulsar esta idea de una manera firme fue Teresa Rodríguez, quien propuso que Sánchez fuera presidente de un gobierno en minoría, sin la entrada de Podemos en el Ejecutivo, que fuera apoyado por su partido a cambio de que el PSOE cumpliese una serie de exigencias mínimas como derogar la Lomce o la reforma laboral.
En cambio, Podemos vino defendiendo de forma rotunda en la pasada legislatura que nadie podía gobernar en solitario con 90 escaños, como planteó entonces Sánchez, subrayando que sólo se podía hacer mediante una coalición. Ahora tiene 85.
Asimismo, el dirigente de Podemos Rafael Mayoral ha incidido también en este asunto. "Si alguien quiere algo con nosotros debe manifestarlo, porque hasta ahora sólo ha habido ataques", ha lamentado a los medios antes de participar en los Cursos de Verano que la Universidad Complutense organiza en el Escorial. "No hemos dejado de dar la mano al PSOE desde diciembre y no han hecho más que mordérnosla", ha insistido, tras reclamar "acción" y "actitud" al PSOE para evitar que el PP y su líder, Mariano Rajoy, sigan en la Moncloa,
Publicar un comentario