Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 16 de julio de 2016

La marsellesa y la Yihad.

Los franceses cantan con ahínco y orgullo su Marsellesa cuando esperan gestas de su selección, pero les brota sola cuando se sienten atacados. Ayer les salió de sus gargantas a los miles de jóvenes que participaban en un festival de música electrónica en Perpiñán cuando supieron del atentado. La entonaron también con fuerza y espontaneidad los espectadores que abandonaban el estadio de Saint Denis en la trágica noche de los atentados de noviembre. La Marsellesa, un himno belicoso porque nació como arenga a las tropas francesas que luchaban contra el ejército austriaco en 1792. Agresivo pero defensivo, porque fue también símbolo de resistencia frente a la tiranía o frente a la ocupación alemana. Escrito está hace más de dos siglos: 'Vienen hasta vuestros mismos brazos a degollar a vuestros hijos y esposas'. Su letra sobrevive a la historia porque para un pueblo, para un continente e, incluso, para un sistema de vida, siempre hay enemigos. Y son precisamente los tres pilares en los que se sustenta ese sistema los que se lo ponen fácil a sus enemigos para hacer el mal: libertad, igualdad y fraternidad.
Francia responde con sentimiento patrio a la salvaje agresión. Se arremolina en torno a un presidente castigado, como en Charlie Hebdo, como en Bataclan. Después ya vendrán las elecciones y la amenazante ultraderecha arrancará los votos de la impotencia y de la desesperación convertidos en odio. Un caladero en el que no deja de pescar y que el terrorismo yihadista ceba con cada vez más dramática frecuencia. Pero hoy, tras su fiesta nacional, tienen un país, un himno y un presidente para defenderse bajo un estado de emergencia que nadie quiere pero que nadie cuestiona.
Estamos en España en alerta 4, con riesgo alto de atentado. El de ayer fue a 500 kilómetros de la frontera de España con una Europa sin fronteras. Interior extrema la seguridad en los lugares de máxima afluencia y en zonas turísticas. Las fuerzas de seguridad temen una acción terrorista, es más, están seguras de que más temprano que tarde lo van a intentar. Se reúne el pacto contra el yihadismo y Podemos, el partido que representa al 20 por ciento de los votantes, acude sólo como observador. No es que por ello seamos más vulnerables. Total, nuestro himno no tiene letra y llevamos siete meses sin Gobierno.
Publicar un comentario